Agarrensé: ya están los chips para móviles a 2,5 GHz y doble núcleo

 
La Galaxy Tab tiene un Cortex-A8 a 1 GHz

La Galaxy Tab tiene un Cortex-A8 a 1 GHz

Nuestros bolsillos van a volar. Ya están listos los primeros chips ARM Cortex-A9 de doble núcleo y reloj a 2,5 GHz, fabricados usando una tecnología de 28 nanómetros. Y la producción comenzará a fin de este año.

Claro, eso tranquilamente puede ser un galimatías incomprensible para más de uno, así que vamos por pasos.

Los chips ARM están en el 90% de los teléfonos celulares del mundo; los más poderosos hoy son los que usan la arquitectura Cortex-A8 (piensen el tema en términos de Intel y sus Pentium o Core, o AMD con sus Athlon o Phenom). Después vienen los Cortex-A9 y lo más nuevito se conoce como Eagle; hasta ahora, sólo Texas Instruments anunció una licencia sobre Eagle, que llegarán en 2012 con suerte.

Nvidia, por ejemplo, tiene un chip Cortex-A9 (el Tegra 2) que apareció en la tableta Folio 100 de Toshiba, presentada en la feria IFA de Berlín (donde anunciaron la Galaxy Tab), así que preparensé para tener procesadores muy muy poderosos en el bolsillo en breve. Esto va a impulsar, sobre todo, los videojuegos y demás contenido multimedia (reproducción y grabación de video Full HD sin matar la batería, gráficos más sofisticados, más velocidad en la carga de aplicaciones, etcétera).

Así que si este año nos maravillábamos con los procesadores a 1 GHz (como el Snapdragon de Qualcomm), en la segunda mitad del año que viene, idealmente, lo haremos con chips de doble núcleo -recuerden, dos cabezas piensan, literalmente, más que una, y sobre todo si lo hacen al mismo tiempo- a 2,5 GHz. Los Hz (el reloj del chip) son importantes porque marcan el ritmo con que el procesador cumple con las tareas encomendadas. Más Hz, más veloz el ritmo de trabajo. Independientemente de esto, un chip puede tener mejor performance que otro con un reloj más lento.

Apple iPod Touch 2010

El nuevo iPod Touch, con chip A4 (Cortex-A8)

El anuncio de los procesadores a 2,5 GHz se hizo el miércoles, en la primera Conferencia Global de Tecnología de GlobalFoundries, en California. GlobalFoundries no es ni más ni menos que lo que alguna vez fue el brazo manufacturero de AMD; nació en 2008 para permitirle a AMD resolver algunos problemas económicos. AMD hoy sólo diseña sus chips, y los fabrica en GlobalFoundries, que también hace cosas para terceros. No es la única: IBM, por ejemplo. diseña y fabrica procesadores propios y ajenos.

En octubre de 2009 llegó a un acuerdo con ARM para comenzar a fabricar chips de esa arquitectura usando una tecnología de 28 nanómetros. Como les conté hace poco, ARM (como AMD) sólo diseña chips, y después le vende una licencia del diseño a otras compañías (Samsung, Freescale, Texas Instruments), que transforman esa creación teórica en algo tangible que todos llevamos en el bolsillo. Qualcomm es un ejemplo más complejo: toma el diseño de ARM, lo optimiza y se lo da a un tercero para fabricarlo. En la jerga informática Qualcomm y ARM son fab-less (sin fábrica, en inglés). A las fábricas de chips también se les dice foundry (fundición).

Uno de los puntos interesantes es el uso de tecnología de 28 nanómetros, que se refiere, grosso modo, al tamaño mínimo de un transistor en la fabricación de microchips, porque esto permite chips más pequeños, de mayor performance y menos consumo de energía que los hechos con tecnologías litográficas de mayor grosor (más nanómetros), dos elementos vitales en cualquier dispositivo móvil. Por ejemplo, respecto del mismo chip fabricado en 45 nm, debería ofrecer un 40% más performance y un 30% menos consumo de energía, según dicen en Linux Devices, que es donde encontré la noticia. En las PC estamos trabajando con chips de 45 nm o 32 nm en el mejor de los casos, así que es una noticia que no sólo puede emocionarnos por las perspectivas, sino que también marcan la importancia que el mercado móvil tiene en la industria.