El goulasch de la tía Eva

 

Por  Ada  Sellner

Desde chica me gustaba cocinar y los domingos era mi día. Ese domingo, mi madre me dijo que comeríamos el goulasch de la tía Eva, un plato exquisito que siempre salía bien. Me adelantó todos los ingredientes y me fue diciendo cómo ir agregándolos.

También dejó a mi alcance los tarritos de cocina donde ella ponía los condimentos.
Todo fue bien hasta el momento de agregar el pimentón (páprika) que para la ocasión, debía ser picante.

Ella me dijo que agregara una cucharadita pequeña y yo entendí una cucharada.
Como el color era idéntico al del pimentón, no asocié que el sabor podía ser diferente y para colmo, usé una cuchara de sopa de las de antes, que eran bien grandes..

Ese mediodía comimos un goulasch súper picante (yo no lo comí) que a muchos les gustó… y lo acompañamos con vasos y vasos de agua y de soda.

Yo comí los spaetzel con manteca y queso.

EL GOULASCH DE LA TIA EVA
Ingredientes
1 kg de bola de lomo desgrasada
2 cebollas grandes
Aceite
1 cucharadita tamaño té de páprika dulce
½ cucharadita de páprika picante
Sal
Spaetzel
½ kg de harina
Sal
3 huevos
¼ l de agua fría
Manteca
 Preparación
Picar bien las cebollas y saltearlas en una cacerola con aceite hasta
que tome buen color. Agregar la páprika dulce y la picante.
Mezclar e incorporar la carne cortada en cubitos.
Condimentar con sal, mezclar varias veces hasta que la carne cambie 
de color, bajar la llama, tapar para que la carne suelte su jugo y
comience a consumirse.
Cuando el fondo se secó, agregar un poco de agua, volver a tapar y 
dejar que se reduzca el fondo.
Repetir esta operación varias veces hasta que la carne esté tierna y
haya un buen fondo. Reservar.

Para hacer los spaetzel, poner la harina en un bol, ahuecar echar 
los huevos, sal y agregar el agua de a poco.
Mezclar para obtener una masa tierna y un poco pegajosa.
Mezclar bien, tapar u dejar descansar una hora.
Con la punta de un cuchillo y la masa dispuesta sobre una tabla
levemente aceitada, ir echando muy pequeñas porciones de la pasta en
abundante agua hirviendo.
Retirar con una espátula cuando suben a la superficie. 
Servir con el goulasch.
¡Que lo disfruten!

Y recuerden que todos los MIERCOLES publicamos una nueva historia de amor y de cocina con una receta y si es posible su foto. Escriban a miriambecker@fibertel.com.ar
Las esperamos :-)

A fin de mes, premiamos una con un combo de productos gourmet.