TORTA DE NUECES MERENGADA PARA PESAJ – UNA RECETA DE FAMILIA

 

Este viernes, a la caída del sol, comienza la Pascua Judía.

La matzá, el pan ázimo que durante 8 días reemplaza al pan cotidiano y es como una galleta grande, chata, crocante y sin levadura, (se hace con agua, harina y sal) se puede adquirir como tal o como “harina de matzá” en los negocios de la colectividad y en muchas dietéticas.

Esta ”receta de familia” que rescaté entre los escritos de mi madre, me recuerda las mesas festivas de antaño donde la torta de nueces, batida a pulmón, la servían con una cucharada del dulce de ciruelas que habían hecho en el verano y más el infaltable vaso con té.

En recuerdo y homenaje de otras mesas y otros tiempos, comparto con mis lectores ésta exquisita torta de la Pascua Judía.

Torta de nueces merengada 

 

 

 

 

Ingredientes

6 huevos
180 g de azúcar
4 cdas de aceite
3 cdas de jugo de limón
4 cdas colmadas de harina de matzá
1 cdita de vainilla
300 g de nueces picadas y tostadas

 

 

Preparación

Separar las yemas de las claras y batir las yemas con la mitad del azúcar, el aceite, jugo de limón, harina de matzá y vainilla hasta obtener una crema.

Batir las claras con el resto de azúcar.

  

Unir el batido de yemas con las nueces y las claras batidas a nieve. Mezclar todo suavemente.

 

 

 

Verter en un molde de 22 cm de diámetro, de paredes altas, pincelado con aceite y espolvoreado con harina de matzá.

 

 

Distribuir unas nueces en la superficie y hornear a 180 grados, durante unos 35 a 40 minutos.

 

 

Retirar, dejar enfriar  y servir.

 

COMENTARIO 

 

Se puede hacer la torta incorporándole 2 cdtas de polvo para hornear apto para Pesaj.