SEMANA DE LA COCINA ITALIANA

 

Hasta el 25 de junio se podrá disfrutar de restaurantes seleccionados, cervecerías, pizzerías, bares, venta de productos típicos, de comidas callejeras, helados y esos sabores especiales cuya gastronomía marcó rumbos en el mundo.

El cierre, será el próximo domingo 25 de junio en la USINA DEL ARTE DE LA BOCA. A partir de las 11 habrá degustaciones. La entrada será libre y sin cargo..

Este evento anual cuenta con el patrocinio de diferentes entidades, entre ellas la Embajada y el Consulado General de Italia, el Ministerio de Cultura del Gobierno de la Ciudad. 

Organizadores: Pietro Sorba (periodista, escritor gastronómico) – Tullio Zembo (Director del Diario L´ITALIANO)

Landing Page: http://www.litaliano.it/semana5/
Instagram: semanadelacocinaitaliana
Facebook: http://www.facebook.com/LaSettimanaDellaCucinaItaliana/

 

Mario Sciolla, el cocinero de la Embajada

 

Para saber cómo se come en “territorio italiano”, conversé con Mario, quien desde el 2012 está en Buenos Aires y en la actualidad es el chef oficial de la Embajada de Italia. También está al frente del Restaurante Rosso di Sera, en el barrio de Caballito (Pedro Goyena 199) donde hacen platos típicos italianos.

Nací en Bra, en la provincia de Cuneo, que queda en Piemonte, cerca del límite con Francia. Me formé como chef en Alba, uno de los mejores lugares de la gastronomía en Italia. Allí, la familia Ferrara hizo inmortales sus creaciones de Nutella y Ferrero Rocher. El trabajo en la embajada es de ferviente actividad y yo me encargo de representar la comida italiana de la manera más fiel. Llegué a desarrollar eventos para 30 comensales y para más de mil invitados, también. En la embajada las “melanzane a la parmigiana” son las preferidas y en mi restaurante, uno de los que participan en la Semana, recomiendo no perderse los “agnolotti del Plin” y los “pappardelle al ragú de cordero”.

Para el blog, nos brinda un TIRAMISU, a su manera

 

Receta

Batir 6 yemas a temperatura ambiente con 180 g de azúcar.

Agregar 8 g de gelatina sin sabor rehidratada en agua fría, 350 g de queso mascarpone y 200 g de crema de leche batida.

Mojar 40 vainillas en café muy fuerte y armar el postre como de costumbre.