Daniela Di Segni (Sagel®) ¡mucha mujer!

 

Es de esas personas que asombran. ¿Cómo puede hacer de todo y bien?

Escultora, pintora, escritora. Fue empresaria en el rubro de complementos para la congelación. Cocinera por vocación, comentarista de encuentros gastronómicos.

Es una gran anfitriona con sello de cálida hospitalidad y generosa dedicación.

La conocí en el camino profesional. En la actualidad comparto su mesa con otras mujeres.

Daniela recibe pensando en los detalles. Todo es agradable y sencillo. Nada apabulla. Hay elegancia cordial en su cuidada estética. Salsas envasadas y otros condimentos por si alguno las elige. Pan casero que pudo haber amasado con su nieta Sofía y esos colores que dan encanto al lugar. Ella es así.

 

Esta puesta en escena en una noche de encuentros suma: un mantel de quién sabe dónde y la entrada de ese menú. Bruschetta – langostinos al ajillo – ensaladita verde y morada – vasito con crema de palta y limón

Para no dejarlos con sabores imaginados, comparto con ustedes un budín de zanahorias fácil y rico que alguna vez probé.

BUDÍN DE ZANAHORIAS “DANIELA”

  

Ingredientes
600 g de zanahorias cocidas y un poco pisadas pero no desechas
1/2 litro de salsa blanca liviana
Sal, pimienta, nuez moscada, 1 cdita de azúcar (optativo)
5 huevos
½ taza de queso rallado

  

Preparación
Poner las zanahorias, los huevos, ½ taza de salsa blanca, condimentos y queso rallado en un bol.
Mezclar todo para unir los sabores.

  

Verter en una budinera enmantecada y espolvoreada con pan rallado y hornear unos 45 minutos a baño maría a unos 180°.

 

Si prefieren hacerlo en microondas, cocinar 15 minutos a temperatura mediana o utilizando la combinación con grill.
 En ambos casos, dejar pasar el calor intenso, desmoldar y servir bañada con el resto de salsa blanca.

Comentario: también se puede servir espolvoreando la superficie con queso rallado y azúcar, cocinar y completar con la salsa blanca.

 

LOS ESPERO EN MI MURO DE FACEBOOK

El blog de Miriam Becker – la cocina de todos los días

SEGUIME EN TWITTER @MB_MiriamBecker