La secreta esperanza

 

Ultima entrega de la entrevista a Gabriel Diaz, ganador del GPH del Salón Nacional 2015

El Salon Nacional siempre me interesó. Primero porque es popular. Funciona en nuestro medio, pero tiene llegada al público general. Tiene más difusión que cualquier otra muestra. Es un lugar público a ocupar. Y también es embarrarse, exponerse, confrontarse.

Igual todo esto está muy por fuera de los procesos creativos y necesidades expresivas individuales. No creo que el Salón sea representativo de la fotografía actual. Pero por lo que significa, nos involucramos. Se gano su prestigio, como premio y como acontecimiento. De hecho, van pasando los años y van cambiando las reglas. El Salón tiene una elección de jurados muy democrática. Después, esta incorporación del tiempo de trabajo límite, es positivo, pero opino que tendría que ser de 5 años. Los procesos de trabajo son largos. Las formas de construir un discurso, un ensayo, en general llevan varios años. Me gusta que hayan incorporado una memoria conceptual donde el autor pueda decir que la foto forma parte de una serie o no y lo pueda fundamentar.

Yo estuve muy involucrado con el idioma del libro. Me interesó siempre la forma de narrar con los libros, con las muestras también, pero siempre es mas limitada. Todavía no llegue a Instagram o las redes sociales. Aunque la Polaroid es, de alguna manera, la anticipación de Instagram, los filtros, la estética. La imagen se comunica instantáneamente.

Como método de trabajo, cuando estoy editando, me asocio al paso del tiempo, al significado de época. Edité trabajos que ya tenían 10 ó 15 años. Para mi, hay que sintetizar. Con los trabajos de los años 90, funciona el formato libro, secuencia precisa, y síntesis. Y tomar distancia. Para este nuevo siglo, no tengo en claro cual será la mejor manera de representarlo. Actualmente hay muchas exposiciones y publicaciones de calidad.

Me interesa el trabajo de Santiago Porter, de Daniel Muchiut, de Gabriel Valansi o Alfredo Srur. Aunque van en líneas diferentes. Me siguen convocando los históricos y sus producciones actuales: Lestido, Yako, López, Res, Sanguinetti, Travnik. Eduardo Gil, que sigue siendo mi maestro.

Referentes: En estos 25 años de carrera, ante la primer duda, voy al libro Las Líneas de mi Mano. Es siempre una forma de encontrar sentidos propios al hacer y también nutrirme de su manera de interpretar el mundo. A principios de los 90 conocí la obra de Robert Frank y ya era vieja la discusión acerca del título. Veo esa foto de las margaritas en homenaje a su hija. Y me pregunto: ¿qué sería de esa foto si él no la hubiera señalado con el texto?. O su foto “sick of good bye”.

En cuanto a los extranjeros también soy muy clásico: Robert Frank, Diane Arbus Josef Koudelka, Nan Goldin, Nobushoyi Araki, Hiroshi Sugimoto, Fukase, Graciela Iturbide, William Eggleston, Stephen Shore, Andreas Gursky y mas allá August Sander, Walker Evans y tantos. Los alemanes de la escuela de los Becher. Los ingleses Chris Killip y Richard Billingham, etc, etc. La obra de tantos autores que fui conociendo a través de los libros fue muy importante en mi formación.

Y con respecto a mi actividad como editor me inspiraron Sara Facio y La Azotea con sus libros de Martin Chambi y de Oscar Pintor, y de México el editor Pablo Ortiz Monasterio con la Colección Ríos de Luz.

Futuro cercano: Estoy preparando una muestra para el Centro Cultural Haroldo Conti, y con su curadora Cristina Fraire, vamos a revisar el material de los chicos de la calle en Buenos Aires y se va a llamar Muertes menores, los noventa y otra parte, con la producción actual, que quizás se llame El jardín de los presentes.

Todas estas fotos de las flores las hice durante el embarazo de mi última hija Camila que nació en abril. Los meses previos al parto, íbamos con Luca (mi primer hijo, de 8 años) a fotografiar. Había una sensibilidad en mi entorno muy especial.

 En noviembre entonces, voy a volver al Espacio de Memoria (ex- Esma), ya con mi hija de meses en brazos, con sus dos hermanos y su madre, a presentar estos nuevos trabajos y aquellas viejas fotos, con una secreta esperanza de tratar de comprender estas, nuestras historias.

  • Ruben Ricardo Arteaga

    Perdón, no conozco mucho la historia del Salón Nacional, pero me parece que después del mucho batallar de innumerables participantes a través del tiempo, tuvo que escuchar, cientos de requerimientos para ir alcanzando lo popular; al cual, entiendo, todavia no accedió. No creo, igual que tú Sergio, que este espacio sea representativo de toda la expresión fotográfica del país o mejor dicho, Argentina. Decir ésto sería subestimar y desconocer la alta producción, con una calidad envidiable y superlativa que se desarrolla más allá de los limites capitalinos. Lo elitista perdura en muchos ámbitos de la expresión y se resiste. O se acomoda a los tiempos o será arrastrada al ridículo que impone la presencia de la democratización del saber en general y que los medios tecnológicos han colaborado como ningún otro, en hacerlos ciertos.

  • Ruben Ricardo Arteaga

    Te cambié el nombre Gabriel. Mis disculpas por ello.

  • Alejandro Gulminelli

    Conozco a Gabriel pero no a su obra, así que me agendo su muestra para Noviembre.

    Con respecto al Salon Nacional pedirle que sea una representacion de la Fotografia Argentina actual me parece mucho. A mi me gusta mucho participar, no para competir con nadie, sino para sentirme parte de la comunidad fotografica argentina, a la cual le tengo mucho respeto y cariño.

    Me cansa un poco escuchar, o leer, una y otra vez que el SN es para la Capital, no creo que sea así, de hecho muchísimos premiados y seleccionados en el pasado no son de CABA o alrededores. Este año se cambiaron las normas para “federalizar” y “democratizar” la participación, y aun así la cantidad de obras fue muy similar a ediciones pasadas.

    Aprovecho para felicitar a Gabriel por premio, una obra conceptual, técnica y estéticamente muy bien lograda.

  • Daniel Merle

    Yo pienso que extender la antigüedad de la obra a 5 años corresponde. Entiendo que esta regla es igual para todas las disciplinas del SN. Con más razón todavía. Igual, hay que solucionar el tema del Gran Premio Adquisición. Yo creo que, en general, los jurados conocen a los autores de las mejores fotos. Entonces, me parece que ese premio debería darse, sin falsos anonimatos, a un fotógrafo con reconocida trayectoria. Ustedes dirán: ¿Quién puede juzgar la trayectoria de uno/una, por sobre la de otro/otra?. Pues los mismos jurados que dicen si una foto es valiosa o no para integrar la selección final, y llegar a los premios. ¿Qué dicen ustedes?

  • Alejandro Gulminelli

    alguien sabe donde se puede ver la ley 20733 que regula el Salon Nacional?

    • Daniel Merle

      No tengo idea, pero se le puede preguntar a legales del SN.

      • Alejandro Gulminelli

        no digo para cuestionar la ley, que si mal no me dijeron data de los 20s. porque me parece inutil discutir cambios si al ser una ley cambiarla puede llevar años.

  • http://www.flickr.com/photos/juandiprospero/ Juan_Di_Prospero

    Tenés una obra muy significativa Grabiel, felicitaciones por el premio.