Crudo y queso en el Salón Nacional

 

Estaba parado casi en el medio del círculo enorme del Salón Nacional el sábado a la tarde. Poca gente. Miré todas las obras allí expuestas (y las de abajo también). Tres o cuatro retratos, muchos paisajes y objetos encontrados, o los dos mezclados. Un panorama flojo, si no fuera por los premios y las menciones que estaban todos juntos y tenían luz propia.

Mi recorrido visual se detuvo varias veces sobre la obra premiada de Nestor Crovetto. Se ve que lo que uno no entiende es lo que más le intriga :) . Pero también hay cosas que no entendemos y sin embargo no nos interesan. Este retrato me impresiona. Es un rostro vuelto sobre sí, deformado, verde, reticulado. Parece apenado por algo que no puedo percibir. Y cambia, según lo veamos de cerca, o de más lejos, como esos Cristos que venden en las santerías.  La imagen toda es una construcción que no entiendo (pero siento que debería entender!) y que Crovetto no explica (1).

Recién estaba mirando fotos de Diane Arbus. “Hay una brecha inexplicable entre la intención y el efecto”. No sé si lo dijo ella o su maestra Lisette Model.

Lo cierto es que sus fotos cambiaron el rumbo de las ideas que muchos teníamos acerca de la fotografía.  Cuando ella exponía en el MoMA por primera vez, acá las fotos entraban al museo sólo para las inauguraciones. Pero es lógico que así fuera.

Diane Arbus era incomprendida por el público y la crítica en 1967. Pero en 1972 ya figuraba como gran revelación en la Bienal de Venecia.

Las fotos de Arbus y de Crovetto no tienen nada que ver entre sí, salvo el hecho de que no son comprendidas (por el público en general, me atrevo a decir).  Las primeras fueron finalmente aceptadas y canonizadas. Las segundas aún sin ser comprendidas ya están en el museo.  Las dos nos hacen preguntas y se necesita tiempo para encontrar las respuestas. Las seguimos mirando, para comprender, para volver a intentarlo.

Fotos: Nestor Crovetto. Crudo/Raw #0249 de la serie Crudo/Raw, 2015. Captura digital del sensor CMOS/Bayer (1). Diane Arbus. Mrs. T. Charlton Henry on a couch in her chesnut hill home, Philladelphia, PA. 1965

 

  • Mariana

    Buenísimo el análisis sobre la imagen de Crovetto. Justamente, hace unos días, le hablé de Diane Arbus a una profesora de Arte. A veces lo inascible es más interesante. No hay necesidad de decodificar todo. Está bueno sorprenderse

    • http://salvadorosso.com Salvador Orlando Osso

      Estoy de acurdo! La gran mayoría, no disfrutan de ver las obras porque siempre intentan decodificar.!

      • Daniel Merle

        ¿No disfrutan porque no entienden? ¿No disfrutan porque intentan entender? ¿No disfrutan porque no intentar entender?. Ojo, también a veces no estamos en el ánimo de darle tiempo a la obra (o a uno mismo) para desentrañar lo que está frente a nosotros

        • http://www.flickr.com/photos/juandiprospero/ Juan_Di_Prospero

          Me parece que la gran mayoría de espectadores a priori no busca entender. No creo q eso esté mal. La imagen pasa -las imágenes pasan constantemente- no podemos pretender que quien mire y no tenga una formación que le lleve a indagar lo q le rodeé analice de la nada, digo, la educación básica no está dirigida a cuestionar lo que me presentan. De aquí creo que si la imagen llama de alguna manera la atención la gente se va a parar a ver.
          Ahora, la imagen de Crovetto va a parar a más gente que la de Arbus, me la juego! La última a un espectador casual que no se interroga le va “resbalar” (tal vez le llame la atención la cara pero -creo- la va al tildar como algo viejo) mientras que la del primero lo va a detener más tiempo y seguro dirá “está buena”…aunque no creo que cuestione o se anime a cuestionar a alguien que tenga al lado sobre: ¿qué es esto? o ¿por qué los cuadraditos?
          Dicho lo anterior, por suerte todo -queramos o no- nos significa y si nos gustó lo resignificamos, a pesar de no esforzarnos tanto, así creo que todo aquél que le gustó, difruta…sobre la reflexión, no sé, pero disfruta.

          • Ruben Ricardo Arteaga

            Me gustó tu remate y comparto tu decir. Que una obra atraiga y se disfrute no necesariamente implica que previamente tuvo que haber reflexión sobre ella. Ese atraer puede ser por diversos motivos y está íntimamente ligado al o los gustos personales de quienes las contemplan, sus grados de saber o entender con todas las diversidades.

        • Ruben Ricardo Arteaga

          La obra, cualquiera sea ella, tiene que tener un hablar claro o intentarlo a como dé lugar para “alcanzar” .Todo lo demás sirve para el regodeo de su autor que necesita ser declarado por su inaccesibilidad y acompañado de palabras escogidas, un fenómeno visual, al cual, no cualquiera accede.

        • http://salvadorosso.com Salvador Orlando Osso

          No disfrutan porque quieren entender! Buscan la explicación de algo subjetivo. Quizás lo que uno ve es distinto a lo que el autor propone mostrar en si!.Si veo la foto, imagino a una mujer triste, envuelta en una malla que no le permite expresar su dolor por la desaparición de un ser querido, quizás el verde denote el color de los militares de la época.
          También lo puedo ver del lado de la Madre Naturaleza, que expresa su dolor x los cambios climáticos, el verde en este caso seria el color de la Naturaleza. Etc

          Cuando fui a ver la muestra, lo primero que hice es pedir una guía, y ver quienes exponen ( Me sirve buscarlos en internet y saber mas del autor). El resultado fue que no había nada. Fui con el tiempo justo – también quería ver la muestra de Nora Lezano – y como siempre que voy a una exposición o muestra trato de hacer fotos si me lo permiten. A las mismas las observo en casa, sentado en computadora y trato sacar de ellas lo mejor posible y ver la técnica que se utilizo.

    • Ruben Arteaga

      Ese sorprender que se multiplica o suele hacerlo. deviene justamente de ir encontrando a medida que uno indaga una obra, elementos que a primera vista sobre ella, se nos pudieron pasar por alto. Hay imágenes que hoy en día son consideradas íconos insoslayables de la fotografía y, en presencia de ellas nuevamente, después de haberlas visto infinidad veces, uno continúa hallando. ¡Es maravilloso!

  • http://www.flickr.com/photos/juandiprospero/ Juan_Di_Prospero

    ¿El sujeto romántico fotográfico resignado al mundo digital?…jaajaj…¿cuántos nos preguntamos “hasta cuando tiramos con el film”? Hace un tiempo buscaba Plus-x, cuando me enteré q ya no se consigue me sentí raro.

    El retrato bajo la representación gráfica de la matriz de Bayer (https://es.wikipedia.org/wiki/Mosaico_de_Bayer).
    El verde predominante ya que por cada cuadradito que comforma la matriz a su vez se subdivide en cuatro más pequeño de los cuales dos opuestos por un vértice son verdes y de los otros dos, uno es rojo y el otro azul.

    Bueno, volviendo a la foto. Creo q es altamente significativa, por lo menos a los que empezamos con película. Hay lugares comunes que recuerdo con mucho agrado: sacar la peli y enrollarla en el espiral (o intentar…varias veces); poner el papel expuesto en las cubetas con químico y -a pesar q “debe ir para abajo”- te quedás mirando con un navo mientras la imagen aparece jajaj…sigo haciendo analógico pero ya muy poco. Bueno basta de terapia, la agarré por ese lado. Me parece que la obra de Crovetto sintetiza mucho del cambio que sentimos y no vamos a aceptar nunca. La nostalgia de ese sujeto es como aquello que nos impusieron sin preguntar…

    • Daniel Merle

      Juan, la actitud meláncolica con respecto al uso del film no nos lleva a ninguna parte. Sencillamente, la tecnología analógica no se está evaporando. Todo lo contrario, cada vez más jóvenes la practican (mal). El punto no es la técnica, si no el concepto. Los conceptos que se están utilizando hoy en día (la mayoría de las fotos expuestas en el SN son la prueba) “atrasan”. Esas fotos serían de vanguardia en el SN de los años 50. Hoy, son repetitivas y no se plantean problemas actuales. Y cuando hablo de “problemas” hablo de temática, estética, uso de la tecnología, soportes, etc.

      • Ruben Ricardo Arteaga

        Se sigue de soslayo subestimando los avances tecnológicos y todos sus interminables logros con la nostalgia analógica, como si esta última, alberga y hubiese albergado el sumun de la expresión fotográfica de todos los tiempos. Por qué no se dice abiertamente que muchos que se dicen saber, no lo saben demostrar con lo nuevo y necesitan los “regresos” para presentar y presentarse como de vanguardia (vintage). Tampoco allá (lo análógico) como aquí (lo digital), reside en exclusividad todo de lo mucho y grandioso que se puede o podría decir con este incomparable quehacer; si así fuera, ¡cerremos las puertas y a otra cosa!.

      • Ruben Arteaga

        Lo comparto.

      • http://www.flickr.com/photos/juandiprospero/ Juan_Di_Prospero

        claro, entonces te pregunto, en función del link al Times ( http://time.com/3684209/nine-argentinian-photographers-you-need-to-follow/ ) –no recuerdo si lo citaste acá o por facebook–

        Todas esas problemáticas ¿cómo las describirías para cada uno de los fotógrafos citados en ese link? ¿las cumplen, no las cumplen, algunas más u otras menos? Desde ya que esta respuesta y sus preguntas son con fines didácticos…..sino querés todos, que te parece Chaskielberg y López (ya mencionados varias veces)? …digo, tomar un par de referentes contemporáneos (en cuanto a su laburo y tiempo físico) y “masticarlos” ayude en encaminar las hipótesis sobre las resoluciones a los “problemas” y comparar con las fotos que “atrasan”.

        • Daniel Merle

          uhhh qué buena idea Juan!

      • Ruben Arteaga

        Si uno no aprendió a expresarse en fotografía con cualquier tecnología, es difícil que lo logre por el solo hecho de utilizar una de ellas. Ya hablamos de lo que se puede hacer con una kodak fiesta, polariod, etc. No son los elementos tecnicos ni su tecnica lo que garantizan un excelente buen decir o expresar, sino, su manejo, idoneidad y lo que se diga con ellas. El “pincel” puede ser de pelo de camello, de burro, de mono o de cualquier otro animal; lo importante, la cuestión fundamental es el dominio de él para dibujar y hablarnos de ellos con todo lo que les atañe..

  • martin juan jose amadeo y vide

    La foto tiene por la época limitadas semblanzas, según mi óptica la toma se hizo con demasiada antelación, y su entorno muy cuidado, no concuerda según la época su collar de perlas de 5 líneas con la lámpara de marfil, ni tampoco su peinado de otros siglos, como así sus rodillas y pantorrillas con deterioros visibles, siempre hablo desde lo fotográfico, que incluye el tapizado del sillón vergés, muy ostentoso por su tejido de seda; por lo demás creo que debiera ser un recuerdo familiar obligado, pues raya en lo absurdo por su apariencia. M.A.y.V.

  • Sol T

    Fui a ver la muestra el domingo. La imagen de Crovetto es interesante, tiene “algo”. Mi lectura está ligada a un librito sobre semiología de la imagen (fotográfica) que estuve leyendo. En un momento el autor indaga en los conceptos de verdad, realidad, , etc. asociados a las imágenes en occidente, luego define entre muchos otros el “índice” con gran valor de verdad atribuido como imagen científica (ecografía, mapas satelitales, etc.) y dice que cuanto más compleja resulta actualmente de decodificar la imagen para el espectador, más asociada al concepto de “verdad” parecería estar ligada. Me quedé pensando luego de verla en el concepto de verdad y su relación con la fotografía, el raw como archivo donde descansa lo “no manipulado”, etc. ¿no?, pero pensando en espectadores fotógrafos.