Verdad & Consecuencia

 

Desde sus inicios la fotografía planteó el dilema entre verdad y belleza. Parecía que si había la una, la otra quedaba relegada, y viceversa.

El nuevo modo de representar el mundo hirió casi de muerte a los viejos métodos que habían hecho del concepto de belleza algo que solo se veía en los cuadros, en las esculturas y en los grandes palacios, porque en la vida cotidiana no aparecían por ningún lado.

De la mano de la fotografía, apareció el concepto de las apariencias verdaderas (basado en la enorme credibilidad de la cámara como instrumento “objetivo” para producir imágenes).

Los puristas de la belleza contraatacaron y utilizaron todas las armas posibles para imponer su visión.  Y acá estamos todavía, en el siglo XXI asociando lo bello con lo ideal. Y lo verdadero con lo feo. :(

Edward Weston fue uno de los grandes evangelizadores de la fotografía sin retoque. Y probó que lo verdadero y lo bello pueden ser sinónimos.

Pero hay otro tipo de enfrentamientos más sutiles y jugosos para la discusión. Hace pocas semanas fui a la inauguración de Claudio Larrea (amigo y gran fotógrafo) en el Centro Cultural Recoleta. “El amante de Buenos Aires” (como se tituló la expo) se dedicó a fotografiar solo los lugares arquitectónicamente bellos y eliminar de la vista todo aquello que sea una irrupción sin estilo, o directamente un vandalismo, sobre el paisaje de la capital.

El resultado de esta búsqueda es una ciudad que nadie ve, pero que sabemos que aún está ahi gracias a Claudio.

Por contrapartida, vi hace poco en PROYECTO HALURO, la revista que lanzó Camila López Pozner, una visión diferente de la ciudad (¿más verdadera?) de la mano de jóvenes fotógrafos como Gastón Reboreda y Mariano Brizzola. Vean sus fotos, comparen estos paisajes, sus detalles. (arriba)

A esta altura del año ( y leyendo los diarios de la mañana…) ya pienso que cualquier cosa que sea verdad, es necesariamente bella. ¿Ustedes qué piensan?

El broche de este posteo divagante es otra linda novedad: la revista ALBAHACA (arriba), que dedica su número 2 al tema Ventanas. Y de eso se trata la fotografía! una ventana hacia otros mundos, bellos y verdaderos, a los que hay que darles espacio y tiempo para contemplarlos y aprender de ellos

 

  • Carolina Dilo

    No quiero entrar en el dilema qué es bello y que no. Pero si aclarar que el paradigma social de belleza no siempre es general a todos, y quizas algunos individuos no esten de acuerdo con eso. Esa diferencia, da un quiebre que hace que los paradigmas de lo que es bello o no, cambien o permanezcan.

    ¿lo que es verdadero es bello? para mi no siempre es así… sino no editaría mis fotos por ejemplo :)

    • Daniel Merle

      Carolina tenés que editar tus fotos, definitivamente. Las fotos de ARbus son bellas. La belleza está en la verdad creo yo. Y ahora mismo pienso en los medios gráficos donde nos informamos. ¿Qué es lo que nos están mostrando?

  • https://www.flickr.com/photos/forrest_talbot/sets/ Derek Miles Forrest Talbot

    Hay mucho de bello en fotografía que marca una situación , no bella.
    Un ejemplo y (no para polémica son los trabajos de Salgado). En sus primeros trabajos en los 80/90,”prensa/reportaje” sus fotos eran bellas, pero el contexto no.
    Ahora con sus nuevas imágenes, el contexto es bello y las fotos iguales de buenas.
    Un poco cansa ver fotos bellas o muy trabajadas, pero bueno es así.
    Esto no quiere decir, que un fotógrafo trabaje mucho en la calidad de imagen, que el tomó para representar todas las gamas de tonos y colores.
    Y Un paradigma moderno, es un soft de Instagram, que hace la foto Bella o recuerdos del pasado.
    Las Fotos de Arbus, a mi gusto no son bellas, son interesantes los personajes y algunos personajes son fuertes.

  • http://www.flickr.com/photos/juandiprospero/ Juan_Di_Prospero

    Muy bueno el post.

    Recuerdo lo que me llamó de la fotografía fueron las ganas de hacer imágenes diferentes. De cultivar el concepto de autoría a tal punto que por buscar la belleza me olvidé del medio expresivo. Me tomó un tiempo aceptar la verosimilitud, pero fue recién ahí cuando comprendí que la fotografía, por más que nos permite manipular como queramos aquello que fue, gana completamente significado sólo por el hecho de haber sido. Ese punto de vista, que fue verdad para alguien y hablando de algo, tuvo su eternización y por eso, su significado propio.

    Una cosa realmente particular es lo tanto que me costó (o nos cuesta pq sé q no soy el único jajajaj) aceptar que la foto que hice ya está cargadísima de sentido mucho más allá de mí y eso es algo que nunca voy a poder controlar pq se resignifica con cada nuevo espectador.

    La búsqueda de belleza en fotografía es -creo yo- limitar al espectador a que vea lo que yo quiero, yo, yo y yo…pero esto no es el peso de la verdad, puesto que por más que lo haga el segundo espectador (todos los demás) la resignificaran eternamente y no tengo el derecho de quitarles esa libertad (consciente o inconsciente)….así pude empezar a considerar el pq de la fotografía contemporánea (dentro del subgrupo: arte) y así también entender pq a veces esas imágenes sólo muestran la comicidad del fotógrafo o la simplicidad de mostrar su vida como testimonio de una existencia que necesita expresarse y eso sólo puede ser bello-.

    Aunque nos lleva a comprometernos más, pq con la verosimilitud presente somos más críticos al pensar: _”pq tenemos que ver esto que vemos”….creo q una foto que se aleja de la verisimilitud pone al espectador en un posición de mayor seguridad: estamos más tranquilos pq nos conduce a lo agradable…

    (obviamente, cada tipo de cámara fotográfica cuenta “su” verosimilitud, esas alteraciones ópticas -no las llamaré aberraciones-, temporales, lumínicas, en este caso- las mismas son parte de “su” testimonio -holga, lomo, estenopeica, analógica normal, digital, procesos SXIX,,,pero en todas ellas, podemos dejarla tal cual o meterle mano).

    Lo anterior no significa que la foto que busca la belleza desde las diferentes maneras de fotografiar y/o manipulaciones sea “no foto” ni fea…en definitiva una foto es una foto, hagas lo que le hagas y ese es lo socialmente maravilloso de este medio, al cual debemos dedicarle tiempo para aprehender a verlo (lo bello y lo no a simple vista tan bello).