¿Qué ha sido de nosotros?

 

La pregunta está impregnada de nostalgia, fue inevitable. Y cuando digo “nosotros” me refiero a mi generación de fotógrafos. Durante mucho tiempo la fotografía “de verdad” era aquella que estaba ligada a lo instantáneo. Hasta Raota (un antecedente importante de la fotografía argentina que todos nos negamos en reconocer) mostraba sus mejores fotografías como producto del momento capturado en un instante.

Hoy, las cosas han cambiado considerablemente. Para mejor! digo yo. Pero falta variedad, la tendencia actual se orienta cada vez más hacia las temáticas “quietas”, y en muchos otros casos, la puesta en escena. Corrijanme si estoy siendo demasiado tosco en mi clasificación improvisada.

Humberto Rivas, (arriba, “María. 1979) era un desconocido entre nosotros, y pocos saben del enorme legado que dejó. Pero si pocos tienen acceso a su obra, ¿cuál es el legado? ¿a quién influenció?. Hay nombres fuertes en la fotografía argentina (aceptados por todos) que dejan una impronta en sus discípulos. Juan Travnik, Adriana Lestido, Marcos López, Alberto Goldenstein,  entre otros, contagian, más allá de sus intenciones, a sus alumnos con los mismos gustos que ellos cultivan en materia visual, y viceversa.

No hay una usina, un taller en donde los autores puedan experimentar en las variadísimas fuentes en las que hoy por hoy abreva la fotografía.  ¿Qué sucedería si el público conocedor tuviera ante si trabajos de jóvenes autores argentinos “no contaminados” por la influencia de sus maestros?

¿Se requiere un escenario distinto para desarrollar una fotografía genuinamente argentina?. ¿Por qué los museos argentinos no investigan dónde están los nuevos autores, y los promueven? ¿Es posible identificar una fotografía argentina? ¿Es este tema un debate necesario? Me gustaría escribir una lista de nombres que ahora se me ocurren para contestar, aunque sea en parte, tantas preguntas que les dejo planteadas.

 

 

  • Sr.Fede

    La fotografía, el arte argentino esta en pañales.

    Las instituciones (sean éstas públicas o privadas), que trabajan con el objetivo de promover la actividad cultural están en pañales.

    Las formas de mostrar, acceder, conocer, descubrir autores y artistas es básica. Primitiva.

    De un día para otro sucede que en una feria encuentran a un artista vendiendo laburos a 10 pesos que al día siguiente se exportan a miles. Como es este escenario posible sin admitir lo deficiente del ámbito cultural argentino. Y no es nuevo, diría mas bien que hoy se están pagando las catástrofes pasadas.

    Hay una diferencia brutal entre el underground y el mainstream.

    Si los autores que mencionas, lograron romper esas barreras no es mérito del pasado, si no de su calidad percibida. Pudieron y se hicieron ver.

  • Juan Carlos

    Daniel, no nos dejes con las ganas, publica la lista que se te ocurrió!
    Creo que el tema de los referentes no solo se hace carne en la relación entre maestros y alumnos, hoy un joven fotógrafo tiene acceso a infinidad de fotógrafos, artistas plástica, directores de cine y escritores.
    Por otro lado creo que las referencias o influencias son muy sanas y construyen la identidad de un autor.
    Y con respecto a la actualidad de la fotografía y el arte argentino, a diferencia de Sr. Fede, yo no creo que estén en pañales.

  • Feliciano No, por Favor

    Estimados:
    añorar tiempos idus, es parte del folklore melancólico que los fotógrafos frecuentamos insistentemente.

    “Todos le debemos algo aHumberto Rivas”, parafraseo a HCB respecto de Kertesz.
    Pero macho, ponerlo a la altura de Pedro Luis Raota…

    …un sagaz editor de la revista decana de la actividad fotográfica vernácula lo tildó acertadamente hace ya varios años como “el Ramón Ortega de la fotografía argentina”.

    Y ya que estamos podemos analizar cuán funcional fue su obra para la última dictadura, que hasta reprodujeron en un sello postal una foto suya…
    …digo, tan a tono con el espíritu revisionista que se apoderó de La Nación tan “redepente”.
    Slds.

  • Guy Stone

    Adhiero a Feliciano No (¿será por el Feliciano que yo conocí en el FCBSAS? Si es así también adhiero al No)
    La “obra” de Pedro Luis no creo que les haya aportado nada a ninguno de los fotógrafos actuales, si algo se rescata de su lenguaje sólo se lo puede encontrar en imágenes publicitarias que necesitan la obviedad como vehículo para simbolizar algún producto comercial.
    En cuanto a las afirmaciones pañaleras del Sr. Fede, acuerdo con lo de las instituciones públicas y privadas, pero creo que el arte y la fotografia argentinos tienen bien ganada (y a duras penas) una posición relevante en el mundo. Averigüen cuántos fotógrafos argentinos ganaron la beca fullbright por ejemplo y comparen con otros países de la región. Adriena Lestido ganó la beca Guggenheim, la Hasselblad y el premio Mother Jones, para más ejemplos.

  • dos ojos

    es el tema de siempre Daniel, si siempre son los mismos jurados y curadores que elijen al fotografo de moda o corriente y lo exprimen hasta que no pueden mas. y despues a archivo.
    ademas la fotografia argentina paso a ser solo de estudio o salon, solo posado, situasionismo, bien grasa, mucha accion, muy cursi… solo languidas puestas romanticas, la fotografia argentina actual no puede salir del neoromatisismo, strauss con base electronica.

  • Rafael

    Interesante. Las galerías gustan demasiado en exceso del estatisismo. Les gusta el mensaje que puede tener filosóficamente una imagen quieta.. que dicha sea de paso, es muy aburrido. Sin embargo son los que marcan el camino del negocio, el dinero y el nombre. Una foto de los chicos d ela villa de Ph 15 pueden llegar a tocar el alma, mientras que ni con un libro entero de las galerías pueden llegar a tocar el gusto popular.
    La fotografía siempre en su esencia va a ser instantánea. Luego las diferentes ramas, pero siempre el momento de captar la acción justa va a ser la verdadera fotografía.
    Particularmente yo nunca estudié a nadie, ni lo voy a estudiar. Berni dijo: “es preferible que el artista no estudie nunca a nadie”.
    Si es verdad que uno respeta las trayectorias y el arte de cada uno. Eso es indiscutible.
    La originalidad es inigualable.
    Igual me siento un intruso hablando de fotografía, ya que cualquier foto de un artista que no escriba poesia, filosofía o música que la acompañe, me aburre absolutamente. (lo mismo para cualquiero otra rama del arte, pintura, musica, etc)
    Por lo tanto no me siento calificado para opinar. Pero si concuerdo absolutamente con la ola de moda del estaticismo insoportable y aburrido jej
    Saludos y bendiciones ☼♫

  • daniel

    Vamos por partes,
    Pedro Luis Raota fue funcional a la dictadura militar. De la misma manera que otros. No obstante, tuvo un rol decisivo en el mundo del fotoclub de la época. Podría decirse, en ese sentido, que ahora tiene la misma influencia en los artistas jóvenes que Humberto Rivas, que estuvo siempre en las antípodas del santafecino (era de Santa Fé?). Es decir: ambos son casi desconocidos. Nadie los estudia.
    En cuanto al comentario de RAfael. Ph15 tiene un importante apoyo económico para desarrollar la inmensa obra que realizan. El mundo de las galerías es otra cosa, y nada tiene que ver con él el trabajo de esta cooperativa.
    Después, sería bueno hablar del rol de los museos públicos y privados, de las galerías, etc. Todos actores en el mundo fotográfico que hace unos años no existían.

  • Mauricio Contreras

    Esta discusion es cronica, lo que refleja que aun no se ha dado una explicacion que satisfaga a todas las partes en conflicto. Tiene un componente de historia del arte, referido al arte fotografico en la Argentina. Millones de argentinos han hecho fotografia argentina dentro y fuera de la Argentina desde el siglo XIX en adelante, de modo que estas discusiones deben recortar prolijamente zonas de esta catarata de copias y negativos, dejando atras cabeciteros, fotografos de boda y a Raota. Aparentemente no existe una historiografia sobre esto o simplemente no la conozco. Supondria que aquellas personas capaces de curar una exposición podrian ser gestores de esa obra colectiva tambien (ver por ejemplo el ensayo de Valeria Gonzalez de la UBA en http://nailyaalexandergallery.com/exhibition/light-of-modernity-in-buenos-aires-1929-1954

    Querria pensar que con ello tambien incluiriamos cronologías, clasificaciones esteticas y evitariamos los juicios de valor.

    Otro componente es económico o de sociologia económica (mi especialidad) y es la construccion de mercados para el arte fotografico en la Argentina. Ahi aparecen los concursos, las galerias, las escuelas de fotografia, los títulos universitarios y los premios, asi como los críticos y la integracion de los jurados. De la mano de esta pregunta una que clasificaria en la sociologia del arte y es el modo en que la historia de los artistas se articula con estos. Esto va a la pregunta de influencias esteticas, relaciones maestro discipulo y carreras.

    Hay mucho por hacer: la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA llama a unas jornadas de investigacion sobre fotografia y sociedad año por medio y no he visto que alguien se ocupe realmente de estas preguntas. Claro, siempre puedo escribir algo yo.

  • stella maris

    Y quien dice que una foto estatica no es la captura de un momento, en donde la luz y la sombra generaron un clima, no me tengo que parecer a Pepe, pero si a Juan, el tiempo dira que obra trasciende .
    En todo caso el maestro no debería enseñar a sus alumnos a buscar su propia identidad en el arte y no parecerse a El?

  • daniel

    La discusión “crónica” como bien la llama Mauricio, es siempre necesaria. Los textos de Valeria Gonzalez son muy buenos. Creo que es lo único escrito sobre fotografía argentina contemporánea. Pero está limitada por las posibilidades de investigar. En el campo de la fotografía es imprescindible tener recursos para ir más allá de lo que divulgan los medios, las instituciones, los museos, etc.
    Mauricio, te invito a que hagas un pequeño punteo para la discusión, y aquí lo subiré como un post de los lectores. ¿Qué te parece?

  • Mauricio Contreras

    Me parece bien.

  • martin mazzoncini

    Interesante el post una punta para superar el anacronismo y construir. Mauricio ya estoy esperando el punteo y seguimos