El nacimiento de una inspiración.

 

Si señores y señoritas, es como lo cuentan varios artistas en la nota que publica hoy Celina Chatruc en adnCULTURA (click aquí). Es así, no hay remedio. La inspiración no viene si uno no se pone a trabajar. No hay técnica de concentración, postura, ejercicio, hora del día, color de anteojos que usemos, cábala, lugar, o día de la semana que valga. Si no le ponemos dedicación, las buenas fotos no aparecerán.

Les enumero las “bajadas” de cada uno de los títulos de las entrevistas que les cito en la nota “Cómo nace una obra de arte”, y ustedes les agregarán las suyas. Estos consejos son los míos, los que anoto siempre en la primera página de mis libretas. Ahi va:

. Perder prejuicios (Mondongo)

. Liberar al niño interior (Marcos López)

. Vincularse (Graciela Taquini)

. Concentrarse (Eduardo Stupía)

. Desconectar (Nushi Munstaabski)

. Transformar (Carlos Herrera)

. ¿Por qué no? (Nicola Cosentino)


Como podrán ver, se trata de los consejos de grandes artistas consagrados. Me pregunto ¿cuáles serán aquellos de nuestros artistas más desconocidos? Y les subo fotos de tres de ellos a ver qué les parece. Mariano Brizzola, Jimena Alma, Manuel Fernandez

  • Daniel Merle

    Acá hay tres retratos de mujer. ¿Cuál de todos les gusta más?

    • Anibal Fernandez

      sin dudas, el primer retrato,
      Busqueda y conexión son mis reglas a seguir

      • Daniel Merle

        buen punto Anibal
        El tercer retrato a mi me puede, te lo confieso. El autor nos niega el rostro, es una cachetada

        • Anibal Fernandez

          Si, son tres estilos muy contrastados entre si, y personalmente veo tres lineas distintas de retratistas,
          muy buena la elección.-

          • Daniel Merle

            Animate a elegir uno, y nos dará la pista de tus gustos

          • Anibal Fernandez

            Mariano Brizzola sin dudas

        • Ruben Ricardo Arteaga

          El reflejo del paso del tiempo en la piel de una mujer, por Damaris Cordoba.
          Daniel, por casualidad vi esta fotografía y me acordé de ti, con tus preferencias. No sé, me pareció que dialogan juntas.

  • Mariano Brizzola

    suena sofisticado, pero una base de inspiración inicial tiene que ver en casi todos los sujetos con la pulsión escópica

    • Ruben Ricardo Arteaga

      Estoy de acuerdo. Estimo que hay mucho de ello. Como un algo inexplicable, que busca serlo; como si necesitara que alguien repare, hable por él o a través de él y de todo lo que lo trasciende para encontrar al otro. !quien mejor¡. Reconozco que no sabía nada de esta sofisticación para elucubrar. !Gracias¡

    • Daniel Merle

      No se qué es la pulsión escópica!

  • Albano

    El de Brizzola me genera inquietud, hay fastidio, hastío, calor, en la retratada. Tiene algo magnético en la posición de los brazos.
    El de Jime María me gusta mucho, pero no puedo evitar pensar en un filtro de iphone por más que sepa que la sacó al colodion.
    Y el de Pam Ghisla by Manu, seré un viejo choto, pero para mí eso ya es diseño gráfico!

    • Daniel Merle

      No es Pam by Manu. ES Barbi by Manu, creo .
      La fotografía es diseño también Albano. Me extraña araña.

      • Albano

        Una cosa es cuando hay diseño intrínsecamente. desde lo compositivo, y otra cuando se agregan elementos gráficos en la post, como un marco y una tapa al tono de la camisa, que me llevan a asociarlo con un trabajo de diseño gráfico per se. Desde ya esta es mi opinión, una más, y no pretende ser un juicio de valor, simplemente la sensación que me produce a mí una foto en particular.

  • Ruben Ricardo Arteaga

    Estoy de acuerdo con lo que se señala en la nota. Hago hincapié en la puntualización sobre el uso de una libreta; yo, agrego, y estoy pensando seriamente en adquirir un grabador pequeño que evite ese “irse de mis pensamientos”, sin quedar registrados.Lo que se fue quizás sea irrecuperable, por lo tanto…. La inspiración,en lo personal, no siempre me encuentra trabajando buscándola. Muchas veces estoy ocupado en diversas cosas, y de pronto, allí, se presenta algo ante mis ojos que me provoca una atracción sobremanera sobre él; sin previo aviso e inesperadamente. !Cómo llamar a este verdadero GOLPE¡. Por supuesto, abandono todo, me acerco o me alejo, observo el objeto que me atrae, luego realizo todas las evaluaciones que le atañen para construir la imagen. Pregunto: ¿yo estaba trabajando en ésto, o es la intensa atención que nos embarga “como una gracia” a quienes realizamos fotografías y poder reparar en esta especie de “inspiración”?. Los caminos para llegar, no sé si a la verdadera obra de arte, pero sí a nuestra expresión máxima, entiendo, nos son privativos. Cada cual con los suyos, que pueden coincidir con algunos en mucho, en otros, no tanto. A lo ya destacado y concuerdo le agregaría: abreviarse, no dispersarse, no ser redundante, conceptuarse con claridad, abstraerse del motivo y regresar,, preguntarse, responderse, pensarlo de todas las maneras posibles; hasta el hartazgo, distanciarse y también volver, tomarse su tiempo y reveer, etc. Es posible que mis remarcados formen parte en cierta forma, de los ya destacados, pero, siendo mi empeño personal al abordar cualquier tema fotográfico que me interese en busca de un anhelo: EL DE ENCONTRAR AL OTRO; es por ello que los indico

    • Daniel Merle

      A mi el uso del grabador no me dio resultado. Las libretas si, pero tambien las abandoné. Aunque las guardo, llenas de ideas, con la esperanza de retomarlas alguna vez.
      Yo diría q mi método siempre fue, cuando tomaba fotografías todos los días, DISPARAR

      • Ruben Ricardo Arteaga

        Me refería al grabador para utilizarlo cuando veo fotografías, describirlas haciéndolo en voz alta, relatarlas y construir con palabras todo lo que me provocan (escribirlas). Suele sucederme por estos tiempos, que una vez elaborados los conceptos correctos sobre lo que aprecio y pienso, no sé si por una disfunción de la propia edad, se me suelen escapar palabras ya pensadas y perfectamente utilizadas, que rompen el primer encanto de hallarme con ellas; y vuelta a reconstruir todo, sin la belleza de la inicial mirada sobre las fotos. Hablaba de lo anterior justamente por este inconveniente que me embarga y ocurre mas allá de lo aconsejable. Coincido contigo también en el método de aprehender imágenes, las voy hallando, confrontándome con ellas y disparo; aunque reconozco que alguna vez realicé algunas anotaciones para ejemplificar lo que posiblemente mas adelante haría y, en definitiva, no hice. Prefiero la naturalidad del “primer encuentro”. No podemos privarnos de él, y menos, teniendo en cuenta que tampoco nuestros tiempos de “hacer” son iguales a otros tipos de expresiones; como la pintura, dibujo, etc. Debemos decidir rápido; muchas veces en fracciones de segundos, nuestras lecturas se realizan a gran velocidad abarcando un todo. La luz no nos espera, un hecho inesperado tampoco. Hay que disparar, aún a sabiendas que no hemos tomado todos los recaudos para un registro correcto; luego, es posible, tengamos tiempos para las correcciones necesarias; y si así no fuera, algo hemos tomado. Por eso hice mío aquel dicho de Picasso que creo haberlo mencionado ya y nos dice: “primero hacer, luego experimentar; y por último, reflexionar”

  • Daniel Merle

    A ver si concluimos el post con algo de inspiración, ¿Cuál es el retrato mejor logrado de los tres?

    • Ruben Ricardo Arteaga

      Si es por gusto, me inclino por la primera, aunque a decir verdad, la segunda tiene lo suyo, !y vaya que lo tiene¡ La de mi preferencia me habla tan directamente que no creo que me alcance este post para escribir lo que “escucho” de parte de ella. Ese rostro pleno de elocuencias, la postura de esos brazos, el agobio que la recubre; tantas cosas como del porque de ese aparente y efímero descanso, quizás por el agobio del clima, el del diario transcurrir, familiar o laboral, el de los temores al regreso a lo cotidiano. Un impasse que otorga un merecido sosiego, una espera, una ida, en fin…Ya lo ves Daniel. en lo personal se me hace interminable y felicito a su autor por la forma en que se ha expresado; sobre todo teniendo en cuenta lo inmenso que con ella suscita, pero no para confrontar, sino, entender. Se están paulatinamente desdoblando mis gustos personales. Uno, se enriquece, y por ello, lo celebro.

  • Carolina Dilo

    Tarde pero seguro, voy a meter un “bocadito” como decia mi abuela
    El primer retrato, si bien tiene una expresion que puede invitar a pensar que siente e identificarse, no me sorprende ni me moviliza.
    El segundo retrato directamente no me agrada. Demasiado lúgubre a mis sentidos
    Pero el tercer retrato me puede, me invita a querer saber mas sobre la retratada, la Persona detrás del circulo. La ausencia de mirada y de gesto no me permite adivinar nada y eso me motiva a meterme mas en la imagen. Aunque yo hubiera hecho otra intervencion y no ese circulo que parece hecho con paint (sin ánimos de ofender) pero me quedo con este de Manuel.