La voluntad

 

Como todos ustedes saben, cualquier foto que llegue a ser colgada en la pared de un museo, inmediatamente se constituye en una pieza de arte.

Más allá de las consideraciones de la crítica y del público, la foto ya está colgada, y es solo cuestión de tiempo para que alguna opinión positiva se vuelque sobre ella, y tal vez incluso pueda constituirse en pieza fundamental de algún análisis teórico profundo.

El párrafo precedente, que puede parecer a los ojos de mis lector@s una provocación, o unclishé, o una opinión sin fundamentos, es en verdad algo que se puede constatar si investigan un poco la historia del medio. ¿Quién era Walker Evans antes de su exposición en el MoMA de 1938?. ¿Quién era William Eggleston antes de su exposición en el MoMA  en 1976?

¿Qué hubiera sido de Francesca Woodman si no se hubiera suicidado? No hablemos de Vivian Maier! En todos los cuatro casos que les presento lo que era primordial en la obra de estos autores era su férrea “voluntad artística”. Asi que, con MoMA o sin MoMA, con suicidio o sin él, etc. finalmente ellos hubieran trascendido, porque lo que hacían estaba “más allá” de sus fotos en concreto. Fueron la corporización (ellos y otros tantos) de una voluntad social, de una época, y lo hubieran hecho aunque fueran médicos o mecánicos dentales. Ni la muerte se los hubiera impedido

Tomemos el caso de Phillippe Bazin (fotos), un médico que inició su carrera artística sin proponérselo. Lo suyo fue una simple investigación en un hospital de “residencias prolongadas”.Retratos cerrados iluminados toscamente. Su intención no era otra que la investigación clínica. Pero después cambió y la fotografía se convirtió para él en una vocación.

En sus fotos ya existía esa voluntad. Estaba ahí, él la descubrió. Habrá otros que no lo sabrán nunca. Tal vez Vivian perteneciera a esta última clase de artistas. Desl mismo modo, hay autores (fotográfos, que es lo que yo conozco) que han hecho una cantidad de exposiciones, venden obra, etc. y no son artistas. No se consideran artistas aunque los críticos digan que lo son. En el campo de la fotografía esta última y sutil división se da más comumente. Los Becher no se consideran artistas, y mucho menos escultores

Les dejo entonces un pequeño problema para que lo desglosemos entre tod@s:

1. Un autor puede no ser un artista

2. Todo artista es un autor

3. Un autor que no es un artista pero gana un premio o entra al museo, se convierte en artista.

4. El arte “está en la obra” si hay una voluntad artística independientemente de la utilización de ésta. El caso más evidente es Eugene Atget

5. Todos somos artistas!

  • Stefanie Wolff

    No creo que todos seamos artistas. Yo no soy una artista. Muero por serlo pero… falta mucho para ello. La definición de Atget es acertada en cuanto que el Arte está atravesado en la obra, a veces el autor, consciente de su talento, explota en la dirección correcta y su convencimiento produce algo mucho mejor que lo anterior. Pero también hay obras que transcurren en una disyuntiva más del lado de la exploración que de la voluntad misma de producir Arte. Que hay primero o después, mmm, la verdad que me quedaría pensando un rato y no sabría que decir. Se me viene a la mente el libro de Historia del Arte de Gombrich en donde dice “No existe, realmente, el Arte. Tan solo hay Artistas.”

    • Daniel Merle

      Me parece que a tu razonamiento le falta “una pata”. Y es la del observador, y el entorno en el que el artista (autoasumido o no ) desarrolla y muesta su trabajo. Ellos (los otros) son los que finalmente señalan al artista, no?

      • Stefanie Wolff

        claramente tenés razón..

  • http://esaspeqcosas.jimdo.com/ luis todino

    Bueno, no creo que todos seamos artistas, pero podemos llegar a serlo.
    Me convencí de esto leyendo este articulo de Joan Fontcuberta que posiblemente muchos ya habrán leído …
    http://www.lavanguardia.com/cultura/20110511/54152218372/por-un-manifiesto-posfotografico.html

    • Ariel Baigorri

      Muy bueno el artículo. No lo conocía.

    • Stefanie Wolff

      Leí hace un tiempo El beso de Judas de Joan.. en algunas partes del libro plantea la problemática de la fotografía y los artistas. Muy recomendable el libro

      • Daniel Merle

        Contanos qué dice en relación a lo que estamos charlando acá Stefanie. Asi en dos o tres líneas y con tus propias palabras

        • Stefanie Wolff

          Toma dos ejemplos: por un lado trae a Arbus para hablar de la fotografía como “conciencia artística” en donde explica que la imagen deviene de una doble naturaleza: el documento y el arte. Como Arte la fotografía trasciende la imagen como estricto soporte de la información para lograr un objeto dotado de valores del artista, valores que transformar al artista y lo desenvuelven en su otra. Pero por otro lado, me trae a Cindy Sherman, mi favorita, para decirnos que su fotografía es un registro contingente de la experiencia artística, desprovista de un valor autónomo y significante en un discurso artístico. Dos artistas que elaboran una obra equidistante pero que su conexión con la narrativa artística ha trascendido en ser autor de su obra. En ambas, creo que lo que pudo aportarme el beso de judas, su obra es más importante que el nombre que portan sus dueñas.

          • Daniel Merle

            Muy buenos los ejemplos. la “conciencia artística” de la que habla Fontcuberta es exactamente el mismo concepto que acuño Alois Riegl: La voluntad artística. La diferencia, para mi, entre Sherman y Arbus. ES que la primera es conceptual. Fotografía su obra. Arbus en cambio registra la obra que ya ha sido, que estaba ahí. Genial genial

    • Ruben Ricardo Arteaga

      Voy a tomarme el tiempo como lo hago siempre, de releer observaciones tan interesantes que nos hacen ver, en qué contexto, con todas sus circunstancia, se desarrolla lo nuestro.

    • Ruben Ricardo Arteaga

      Joan reflexiona y nos entrega lo que ya está, es inexorable e insoslayable. Al puntualizar una parafernalia concreta que hace a nuestro tiempo por el advenimiento arrollador de la tecnología en todos los campos del desarrollo humano; nos hace reparar, que no es algo que sobrevendrá, ya está aquí. La postfotografía es un hecho y vino para quedarse. Nosotros, “viejos mirones” dicho con todo afecto, estamos inmersos en novedosos procesos de visualización que de tan vertiginosos, parecería, que no nos podemos adaptar a ellos fácilmente e incluso por eso, hasta los rechazamos; y ni hablar de entenderlos. ¡Es un mundo nuevo que nos asestó un golpe…, todavía, estamos aturdidos!

    • Ruben Ricardo Arteaga
      • Ruben Ricardo Arteaga

        La fotografía, por supuesto, como podría haber quedado exenta de todos estos desarrollos

      • Ruben Ricardo Arteaga

        Ruben Arte La fotografía en general no quedará exenta de todo este desarrollo, y que en mucho modificará su ver, su forma de hacerlo, los resultados de apreciación; y vaya a saber cuántas cosas que a nuestra mente, en la actualidad, se le escapan

  • LeoP

    Al propósito de la muestra de Grossman en FUNDACIÓN OSDE: “…La fotografía no se ciñe a lo que la define, se diluye en otro tipo de expresiones sobre las que es inútil discutir si son válidas o no como hecho artístico-creativo, pero sí su valides como expresión fotográfica. Esto es una alusión a los fotógrafos que, escudándose en lo “artístico”, traicionan su propio lenguaje… El lenguaje fotográfico resulta demasiado común, demasiado aceptado, demasiado comprendido para el espíritu rebelde del artista, individualista e intelectualizado. La masividad disminuye el valor de los artístico y lo que no es “único” vale menos. ¿Pero, no son la masividad y la reproducción ilimitada características esenciales de la fotografía? Por eso el fotógrafo debe asumirse como un artista popular…”. – La Fotografía. Apuntes Panorama del Fotoperiodismo en la Argentina… de Eduardo Grossman…

    • Daniel Merle

      Geniales las definiciones de Eduardo

  • Ruben Ricardo Arteaga

    Primero lo primero, de las tres imágenes utilizadas para ilustrar el presente post; la tercera de ellas, para mí, es muy significativa. Esa cercanía sobre este rostro lo muestra con un lujo de detalles que enriquecen el gesto de sorpresa que, mirándonos fíjamente a los ojos, nos interpela. Una iluminación más rebuscada y exquisita, creo, no hubiera logrado esta inmediatez de él; en un dialogo en una aparente ventana entre dos interlocutores. Al fin y al cabo, el recorte que realizamos con nuestra cámara al elegir, seleccionar, soslayar o priorizar un tema a registrar, actúa como como si lo fuera, con todas las posibilidades de su entornar o abrir plenamente.

  • https://www.flickr.com/photos/forrest_talbot/sets/ Derek Miles Forrest Talbot

    Estimado Daniel: Siempre que me dicen o hablan de la palabra “Artista” se me vienen muchas definiciones a la mente, algunas y muchas veces mas de circo.
    No sé por qué, pero como fotógrafo algo renegado, no me indentifico con Artista.
    Tal vez, me identifique con series o trabajos, pero no obras.
    Si, me identifico con mis obras de infraestructura, pero no en mi fotografía.

    Cuando comenzó esto de obras y artistas en la fotografía?
    Supongo que por la Lista:

    Artista del que vive de ella:
    Me considero documentalista de mis viajes.

  • http://agrosse.tumblr.com Alejandro Grosse

    Daniel: que tema sesudo y complejo nos planteas para debatir. Hoy voy a ser obediente y participar respondiendo al pie de la letra la consigna. Comparto tu planteo sobre la “voluntad artística”, esa especie de pulsión interna que puede ser consciente o no y que define al artista. Ahora, siguiendo esa línea de pensamiento no estoy de acuerdo con el punto 3, donde afirmas que exhibir en un museo te convierte automáticamente en artista, por el contrario creo que hay muchos infiltrados en el mundillo del arte que simplemente “copian” (homenajean pero sin aportar nada nuevo) o se destacan por su virtuosismo técnico, que en mi opinión no es equivalente a la creación artística. Después el punto 5 se contradice con el 1, salvo que lo cambiemos y digamos “todos potencialmente somos artistas!”.

  • http://www.aguantelabici.tumblr.com Agustin Glauber

    Justo ayer viendo un corto documental en youtube, citaron a Tolstoi con una frase relevante al tema
    “Evocar en si mismo un sentimiento que ha sido experimentado y habiendolo evocado en uno mismo, por medio de movimientos, lineas, colores, sonidos o formas expresadas en palabras, trasmitiendo asi los sentimientos para que otros puedan experimentarlos; tal es el objeto propio del arte.”
    Efectivamente el observador es una parte fundamental, hayan artistas ‘autoasumidos o no’.

    • Daniel Merle

      genial Agustín! gran cita

    • María Ester David

      Excelente cita y adhiero personalmente. Pero entonces el arte se produce entre la obra y el espectador, un espectador en particular, porque la misma obra ante otro espectador puede evocar sentimientos bien distintos.

  • María Ester David

    Comenzar a leer este post me llevó a largar una carcajada, a pesar de que estamos acostumbrados como fieles lectores de Daniel a sus “provocaciones” y su sarcasmo, las afirmaciones aquí vertidas han llegado a su paroxismo y fue muy gracioso. Y, en rigor de verdad, tan graciosa como cierta, sobre todo aquella primera frase de “Como todos ustedes saben, cualquier foto que llegue a ser colgada en la pared de un museo, inmediatamente se constituye en una pieza de arte.”, ya que a pesar de todo, el museo sigue siendo el espacio de legitimación por antonomasia, nos guste o no ( a mi no).
    El otro día leía en el Facebook a una amiga “artista contemporánea” que se preguntaba que por qué había gente que insistía en ser pintor, o escultor, o fotógrafo, si podía ser artista. Y si, todos estos conflictos comenzaron con el arte contemporáneo, lo raro es que ya hace mucho Danto decretó la muerte del arte, pero hoy somos todos artistas…
    Yo soy fotógrafa y lo que hago es mi “laburo” o “trabajo” y no mi obra, tal como comentaba alguien más en este post.
    El caso que ponés como ejemplo, el de Vivian Maier, a mi me parte la cabeza. Pensarla haciendo semejante “OBRA” en silencio y sin mostrarla a casi nadie, me impresiona mucho. Y aquí esto que decís de la voluntad férrea creo que tiene mucho que ver, yo creo que ella deseaba profundamente ser “legitimada” en su época…en fin…seguramente ya tendrá su MoMA.
    Haciendo los deberes como corresponde con respecto a los 5 puntos que propone Daniel, yo creo lo siguiente:
    1- Un autor puede no ser un artista. Coincido.
    2-Todo artista es un autor. Creo que puede ser un artista y no siempre un autor.
    3- No creo que sea tan fácil convertirse en artista, aunque para la visión actual del arte si lo sea, incluso mucho antes de ganarse un premio.
    4- Coincido.
    5- No. Bueno, si! jajaja

    • Ruben Ricardo Arteaga

      Así es, todos, quienes hacen algo buscan de alguna u otra forma ser legitimados. De cualquier manera y quén mejor que los museos y galerías que, al albergar expresiones artística de distinto tenor se constituyeron en los ámbitos de prestigio adecuados. La fotografía por ejemplo, no existía y ellos sí. Recuerdo haber leido incluso, cuánto le costó y el empeño de sus “hacedores”, para ser aceptada en su geografía. Respecto a la primera frase vertida, no estoy tan seguro de lo que en ella se dice. Porque tendría que tomar, así, de sopetón, que él museo impone y todos los contempladores, por qué sí asienten y, ésto, claramente, no es verdad. Continuando con el pensamiento de Daniel, de que la foto ya está colgada y ese solo hecho será el motivo suficiente para ser considerada una obra de arte, también da para reflexionar por este hecho. Primero pienso, no cualquier museo. Segundo, su derrotero para llegar allí ( todas las circunstancias) Tercero, su exposición ante sus pares o no, para ser evaluada tanto ella como su autor quien, va siendo conocido y reconocido, no solamente por aquellos, sino, el público en general. Si lo precitado determina y decide: “ésto que se halla frente nuestro es una obra de arte”, realmente no lo sé. Todas las obras que tengamos la oportunidad de apreciar requieren un análisis profundo, lo que sucede es que algunas lo necesitan más, por el solo hecho de retenernos de tal manera sobre ellas y que no nos dejan ir, como digo siempre. Seria este comportamiento el que nos llame la atención del por qué sí sobre ciertas obras y el por qué no tanto, con otras. ¿Será la diferencia de la que aflore?…

    • Daniel Merle

      Gracias María Ester!
      Antes que nada, hago una aclaración: mis comentarios tienen la intención de provocar, si. Pero provocar una charla, un intercambio. Lo que escribo está incompleto, y mi intención es que entre todos hagamos, de alguna manera, el texto final. Y en cuanto a mis sarcasmos, pido disculpas. No lo hago con esa intención.
      Ahora si, te respondo: Coincido con tu razonamiento. Creo que tenemos la idea de “artistas” emparentada con esa imagen de las vanguardias de principios de siglo XX. Y hoy esto no es así. Creo que un artista se define por su obra. Pero la verdad, no estoy tan seguro. También se define por su estilo de vida. Parece broma, no? Pero yo creo que si uno es un artista (aunque no tenga obra que lo respalde), tiene una “cierta manera de vivir la vida”
      Como ves, el caso Vivian Maier es el mejor ejemplo. Ella estaba concentrada en la producción, y en cierto modo vivía como una artista (a pesar de su trabajo como niñera o institutriz). Su cuarto siempre estaba cerrado. Toda la decoración o la disposición de su mobiliario estaba al servicio de la acumulación de sus materiales, de la instalación del cuarto oscuro, etc.
      Lo dijo aquí en algún comentario Stefanie Wolff: No existe el arte, existen los artistas.

      • Ruben Ricardo Arteaga

        Perdón, pero no estoy de acuerdo con eso último. El ARTE, se halla en todo lo que está, en la naturaleza en general como en estado latente. El hombre (artista o no) aprehende reinventando lo que se halla afuera y dentro de él, y lo expresa. Pienso que la diferencia entre alguien considerado artista y otro que no lo es, estriba en el grado superlativo con el cual toca, ve, dice, etc, el primero de ellos. Es su exclusiva construcción, con la cual grita…,¿qué?, lo que lo aqueja, conmueve, emociona, deleita, etc. Necesita hacerlo, porque en cierta forma se libera; de otro modo, para hacerlo, le quedaría matarse. Es lo que modestamente pienso

      • María Ester David

        No pidas disculpas pro el sarcasmo, es lo mejor!
        Bueno, en realidad creo que lo mejor sería charlar con respecto nuestros conceptos o creencias personales, tal como propone Rubén Ricardo Arteaga, ya que si vamos a hablar según la teoría del arte, habría que ver a cual se adhiere, lo que será lo mismo que la personal, al fin y al cabo.
        Digamos que de Benjamín en adelante ya no hay “artista” si no “productor”, por ejemplo.
        La teoría del “pluralismo” del arte contemporáneo en que todo puede ser arte y también su visión crítica.
        La teoría de “la muerte del autor” de Barthes… y así sucesivamente.
        Ahora bien, siendo un poco más concretos y referidos a la “búsqueda de un autor” (y obviando a Barthes jejeje) del Nano, tendríamos entonces que definir qué consideramos (personalmente, cada uno de nosotros), qué definimos como autor. Yo digo que un autor es alguien que produce con una “poética” bien definida. Entendiendo como poética al sistema operativo (repertorio formal, ideas, formas de producción, conceptos, temáticas, medios técnicos). O me equivoco mal???

        • Daniel Merle

          María ESter! estás en lo cierto. Voy a citar tu definición en FB. En un todo de acuerdo. Le agregaría algo fundamental: que esa práctica se extienda por un periodo razonable de tiempo

  • Ruben Ricardo Arteaga

    Retomando lo que venía diciendo, Daniel nos hace hincapié en algo fundamental para preguntarnos qué, cómo o quienes hicieron que autores de obras, hoy, incuestionables por lo que han entregado para los tiempos, hayan, accedido a tales pedestales. Tengo que inferir desde el primer momento, que éstos fueron frutos de sus particulares circunstancias donde se involucran seguramente muchas de ellas, a saber: reconocimiento social, grupos y conocidos calificados que determinan, aprecian, suscitan, orientan, etc; lugares

    de renombre para ser observadas y, por supuesto, la obra misma con su calidad intrínseca, sin la cual, no hay apoyo posible que la haga permanecer. Puede ser que haya excepciones, pero estoy convencido que no es lo habitual. No conozco las historias personales en profundidad de los hacedores aquí citados, tampoco puedo aseverar que en ellos albergara esa “férrea voluntad artística” que los llevó a trascender, más allá de las propias vicisitudes a la cual superaron; puede ser. En síntesis, creo que gran parte de lo señalado ha sido y permitido el compendio totalizador, el milagro que deleita frente a lo hecho, por quienes nos han precedido, más allá de alguna u otra circunstancia que se pudo pasar por alto

  • https://www.flickr.com/photos/forrest_talbot/sets/ Derek Miles Forrest Talbot

    Hoy me encontré con algo interesante, de un tipo que vengo siguiendo en FB, y es ahora un nomidado a Magnum, ( si esa maldita agencia),, pero bueno es como una meca, de todo fotógrafo.

    Dice en una entrevista en BJP:

    “Despite having his work recognised both nationally (he is working with MSNBC to continue the work) and internationally (his Magnum nomination), Black doesn’t seem easily swayed by acclaim or awards.
    For him, the work is the thing. But with his sense of fairness and equality, public policy or activism might’ve been more obvious avenues”

    A pesar de tener su trabajo reconocido tanto a nivel nacional (trabaja con MSNBC para continuar el trabajo) e internacionalmente (su nominación de Magnum), Matt Black no parece fácilmente persuadido por elogios o premios.

    Para él, el trabajo es la cosa. Pero con su sentido de la equidad y la igualdad, políticas públicas o activismo podrían haber sido avenidas más obvias”

    http://www.bjp-online.com/2015/08/matt-blacks-moral-photography-of-americas-sprawling-poverty/

    ¿Por qué tomar fotos?

    “La fotografía es la voz que tengo y cuando aceptás una voz o aceptás un medio para trabajar, Usted también inherentemente acepta sus limitaciones.
    Para centrarme en lo que puedo hacer mejor, que es la producción de este trabajo y tratando de hacer la declaración más fuerte posible que pueda.”

  • Ruben Ricardo Arteaga

    Aunque no caiga muy simpático, me gustaría mucho más la opinión de cada uno,sin tantas citas a las cuales necesariamente hay que remitirse, por haber sido mencionadas y saber de que se tratan. Por supuesto, sin el ánimo de subestimarlas ya que integran y multiplican el conocimiento, ¡faltaba más!. No soy quién, pero creo que serían altamente enriquecedoras, por lo que tienen de genuinas, puesto que son las propias.

  • Diego Mernes

    No confío en las personas que hacen arte (cualquiera sea éste) y dicen que no son artistas.

    • Diego Mernes

      perdón… voy por la 5. Todos somos artistas

  • Ruben Ricardo Arteaga

    Creo haberlo expresado ya. “Dos penas encimadas conviven conmigo; una, la de ser pobre, y otra, la de sentirme artista”.

    • Maria Laura

      Se artista y ya no te sentirás pobre!

      • Ruben Ricardo Arteaga

        Comprendo. Hacía alusión, no a la pobreza del alma, sino, a la pecuniaria que no me permite y limita para expresarme en plenitud. Cuántos tienen para entregar y no pueden hacerlo por distintas circunstancias que se lo impiden. Ésto también frustra y desalienta, y cuando eso ocurre; ¡adiós al posible e incansable creador!. No todos tienen la capacidad de de sobreponerse al estar, como siempre empezando. ¡Qué de notables desconocidos perdidos, y cuántos de cuestionables alcanzados!. No tengo dudas, aquellos, son los más.

        • Maria Laura Mangoni

          Sabía que te referías a la pobreza pecuniaria, por eso te insto a solo ser artista!

          • Ruben Ricardo Arteaga

            Es, a pesar y de la mano de esas carencias lo que en cierta forma me mantiene “vivo”; es decir, en un permanente estado de querer, saber, entender y con ellos, desde allí intentar hacer…, ¿qué?, ¡ni más ni menos que lo mío!.

        • Maria Laura Mangoni

          Sabía que aludías a la pobreza pecuniaria, por eso te instó a que sólo seas artista!

  • Maria Laura Mangoni

    El hombre se expresa a través del arte. El arte concluye con el proceso creador, que es lo que suscita la necesidad de expresarse del artista. Lo que sigue es ajeno al artista. Ya se ha expresado. Ya ha satisfecho la necesidad de crear. Por eso la crítica en modo alguno puede modificar ese acto concluido, que además no admite censura porque lo demás deja de ser contemporáneo a él. Lo que sigue a la creación es ajeno a la obra misma que como forma y necesidad de expresión se agotó, es banal. No hace al artista.

    • Daniel Merle

      Gracias María Laura! Una definición un poco ajena a la realidad de hoy. No hay artista que no esté sujeto de un modo u otro, a su entorno, y a la recepción que de sus obras hace el público. El arte no es una necesidad fisiológica… creo :)

      • Maria Laura Mangoni

        No es una necesidad fisiológica. Es una necesidad del alma! La voluntad y la inteligencia son potencias del alma humana no fisiológicas. El crear es un acto de amor, una liberalidad del alma!

        • Ruben Ricardo Arteaga

          De otra manera, ¿cómo se explicaría su presencia en el mundo, la de su búsqueda y anhelo de alcanzar ese acto creador, no solo para sí, sino para entregarlos y hacerlos de otros?. Salgamos un instante de la fotografía; la música o creador de ella, por ejemplo, no nos traslada a través de ella a ámbitos reales o no. de ensoñación. Querer menoscabar ésto como una actitud o acción meramente banal; es no entender al hombre en plenitud y pensarlo solamente como un ente frío o calculador (robot), dónde no cabe la pasión, emoción, el amor o el desamor en su corta existencia, la trascendencia de su efímero pasar, etc. La mirada de “los sin nada”, hay que dejarla que la disfruten los que se regodean en ella y permitirles que su pobreza puedan hacerla definitivamente suya; no nuestra.