El ojo de la época

 

Hubo un tiempo en que la imagen que todos teníamos del fotógrafo era la de aquel intrépido solitario que viajaba por el mundo buscando historias exóticas. Con dos cámaras colgadas al cuello y una chalina palestina, preferentemente.

Ésta no era mi imagen preferida sin embargo. Yo admiraba más a aquellos fotógrafos que vagabundeaban por la calle con solo una cámara y un lente fijo, sin chalecos ni bolsos ostentosos. “Be a tourist” decía Leon Levinstein.

Empecé a valorar más la actitud que las apariencias. Lo que más importaba era reaccionar a lo que se te ponía por delante, ya fuera una catástrofe o un objet trouvé

Desde hace no mucho tiempo (aquí) las cosas están cambiando rapidamente. Yo encuentro que las fotos que esos fotógrafos “ideales” (para mi) hacen, responden más a un mundo que “ha sido” (como no podía ser de otra forma), pero que al mismo tiempo es de otra época. Hubo un desplazamiento, y no se dieron cuenta.

“El ojo de la época” es un concepto. Es complejo, y tiene que ver con las formas de mirar, incluso es algo científico que involucra el funcionamiento del ojo. Ya no miramos como hace 10 años. Y mucho menos como hace 25 años. ¿Por qué entonces nos empeñamos en seguir fotografiando como en el pasado objetos y seres que están aquí y ahora y que todo el mundo ve de otra forma?

Por otro lado me pregunto: ¿Cuál es la fotógrafo que mejor representa el momento histórico que vivimos?.  Les pongo una lista de mis preferidos de muy diversos estilos y pelajes. Ustedes me van diciendo cuáles son sus elecciones, y por qué. Y suban fotos!

1. Sebastiao Salgado

2. Aldo Sessa

3. Alec Soth

4. Eduardo Grossman

5. Marcelo Grossman

6. Carlos Bosch

7. Richard Mosse

8. Alejandro Chaskielberg

9. Esteban Pastorino

10. Rodrigo Abd

¿Quién empieza?

Fotos. De arriba hacia abajo: Rodrigo Abd, Eduardo Grossman, Marcelo Grossman, Richard Mosse

  • Ariel Baigorri

    No conocía la obra de Alec Soth. Le dediqué un rato largo. Ahora siento un entusiasmo inexplicable. Con éste, ya van dos fotógrafos mencionados o sugeridos por tí, Daniel, que me volaron la peluca. El otro es Todd Hido.
    Como no veo ninguna mujer en la lista, pongo mi favorita, argentina: Nicola Costantino, por los temas que aborda, por los recursos que utiliza, porque pone el cuerpo en la obra, porque moviliza al espectador y porque siempre tiene un relato.
    Otra mujer, Isabel Muñoz, polifacética y siempre actual.
    Saludos.

    • Daniel Merle

      Interesante tu propuesta Ariel, yo creo que Nicola puede bien ser una mirada diferente, por su condición de artista visual y que practica disciplinas diversas. Su estética me parece muy poco refinada ultimamente. Como en el ejemplo que mostrás. Me quedo con su primera época en el campo de la fotografía, con el homenaje a Man Ray, etc. Pero bueno, en definitiva, no me parece una mirada de época.

      • Ariel Baigorri

        ¿Y de Isabel Muñoz qué opinás?

        • Daniel Merle

          Una capa, pero no es del grupete que “ven” la época

          • Ruben Ricardo Arteaga

            ¿Qué es VER UNA ÉPOCA?. Es una imposición, una corriente en boga deseosa que desaparezca lo que aparentemente fue, miradas que determinan, ejemplos a seguir porque si no, estamos desfasados o no seremos aceptados, etc. Al respecto pregunto: ¿por quién?. No será que muchos que dicen representarla o estar inmersos en ella son los que tendrían que someterse a un juicio de valor por estereotiparla, fijando un gesto. Deberían detenerse y preguntarse: “me parece que soy yo el que tengo que hacerme a un lado por proponerme como un faro” y no ser entendido, pero sí muy rebuscado. La vida tiene sus vericuetos, es muy compleja; ¿pero tanto como para ser inleíble, si cabe el término?

          • Daniel Merle

            El “ojo de la época” es un concepto que se divide en dos partes: por un lado, las preferencias visuales de ciertos grupos identificados en el cuerpo social. En la actualidad podríamos hablar de espectadores, coleccionistas, gestores culturales, productores, etc. Y por otro lado todo lo que tiene que ver con la formación de estos grupos: la educación, los talleres, las charlas, los pequeños eventos, los grandes eventos. La suma de estas “preferencias visuales” en determinado tiempo histórico constituiría “el ojo de la época”. más o menos….

          • Ruben Ricardo Arteaga

            ¡Ah, bueno!, pensé por un momento que me habían sacado a patadas de allí. Entonces, como todavía no me queda tan claro estos “conceptos”; ¿quienes constituyen los que estarían afuera de este curioso y particular ojo?. Con algunos ejemplos bien concretos, por favor; para saber. Me parece que en ese “ayer”, había muchísimos que hablaban de su época, así como muchos otros, vislumbraban las actuales. Lo mismo ocurre hoy y más exacerbada por todo lo disponible, ¿o no?

          • Ariel Baigorri

            Es el canon.

  • Stefanie Wolff

    Vi la obra de Nicola en la Bienal de Venecia el 2013 y me pareció muy representativa de lo que plantea Daniel. Pero Alec Soth me despierta una cuestión particular sobre los espacios de siempre, comunes y despoblados de una cultura o identidad concreta.

    • Daniel Merle

      Concuredo con Stefanie, Alec Soth es mi preferido en esta lista. Nicola viene de “otro palo”, y esto no debería ser entendido como un prejuicio mio (solamente). Sucede que su estética es más pictórica que fotográfica. Es cierto que la estética fotográfica abreva en la pictórica, pero hace rato que no lo hace de la misma manera que NIcola, que parece remitirse a una pintura romántica de principios del siglo XIX. Atrasa, o cita al arte, en un sentido clásico, como lo haría un pintor

      • Stefanie Wolff

        me parece muy bueno lo que decís… si si, tenés razón.

  • Ruben Ricardo Arteaga

    Perdón, en lo que a mi respecta sobre la visión recortada sobre un fondo homogéneo de lo que significa o como se tendría que ver un fotógrafo, nunca me detuve en esos detalles. Sí lo hice sobre las obras que estuviesen mostrando, no sobre los elementos con las cuales la pudieron construir. Creo que yo mismo, con mi amor por este quehacer desde hace ya tanto tiempo, tampoco reúno los requisitos señalados para parecerme a ese ícono del lente. También desde siempre deseché las apariencias y le otorgué el valor que le corresponde a aquel, el de la reacción inmediata ante cualquier circunstancia que ameritara su atención. Sea la toma que sea. Personalmente soy de ellos, incluso llego a pasar muchas veces como irrespetuoso por desviarla o dejar de atender lo que estoy haciendo, con quien estoy hablando, etc. Esta forma de comportarse, no cambió un ápice y permanece, sobre todo en aquellos “infeccionados por esta verdadera enfermedad, que la han contraído para llevarla consigo durante toda la vida”. Los fotógrafos “IDEALES” para mi, continúan estando y siguen mostrando la belleza singular de lo aparentemente perdido; de la mano de quienes, tomando de aquellos, le agregaron y le aportaron las nuevas miradas sobre un mundo que indudablemente cambió. Advino en otro, de una complejidad en todos los órdenes, con nuevas cosas creadas e inventadas, donde la vista se posó y reinventó, acompañadas por la insustituible tecnología, que entregó y entrega lo suyo con sus imparables avances. El material disponible actualmente difiere en mucho con respecto al de aquel entonces, pero, lo que se mantiene invariable a través de los tiempos, es el espŕitu de todos quienes intentamos expresarnos a través de éste verdadero milagro llamado FOTOGRAFÍA.

    • Ruben Ricardo Arteaga

      Coincido en algunos autores de los señalados por Daniel que hablan de este mundo como no muchos: Salgado, Thierry Le Gous, D Mitidieri, Bosch, J Saenz, Aldo Sessa y una infinidad de desconocidos que lamentablemente, mi memoria, no recogió y menos aún, recuerda.

      • Ruben Ricardo Arteaga

        Una cotidianidad y dulzura de Aldo Sessa

  • Leandro Piñeiro

    Qué tal Daniel? Super interesante el texto de Baxandall, está para imprimir, gracias.

    La fotografía es un invento para pasar el rato, quienes la inventaron sólo estaban pasando el rato. Por un lado a mí me gusta pensarlo así. ¡Pero ojo al piojo!, esos inventores seguramente querían algo más. Y ese “algo más” hoy son 176 años de historia. Acá es dónde la cosa se dificulta, y es porque se dificulta que se hace más interesante. “El ojo de la época” (me apuro un poco en decirlo, o más bien en simplificarlo) quizás lo tienen aquellos que no se olvidan el sentido de esta definición. Creo que todos aquellos que estén inventando y “algo más” (sobre todo desde la dificultad) son los que definen más o menos las preferencias visuales. Me gustan algunos nombres de tu lista, pero no me animo a sumar nuevos, la verdad es que no los tengo tan individualizados actualmente. No es una careta: posta, hace tiempo que ando con los ojos a la miseria de tanto ver. Además es una cuestión de gustos, y ya sabemos cómo son de caprichosos los gustos.
    Pero quería acotar algo más sobre esta idea de que las cosas cambian rápidamente, nada nuevo en verdad pero pensaba. Hay desplazamientos hacia el pensamiento, quizás. Hay desplazamientos hacia dentro, quizás. Hay una calle que se está vaciando de “aventureros”, quizás. Hay una aldea global que reflexiona al unísono sobre las preferencias visuales, quizás. Hay de todo un poco, y esto es para celebrar; es un caldo de cultivo para los desafíos personales. Ahora, lo que no hay tanto son espacios como este, y eso también es para celebrar. Un poquito de flores que hoy hay un ambiente medio primaveral.

    • Daniel Merle

      Gracias Leandro, gracias por la buena onda y la opinión. En mi lista hay de todo. “para todos los ojos” tal vez. Escondidos están los que yo pienso son “el ojo de la época”, según la teoría de Baxandall. Y se me escaparon algunos más. Si para Baxandall, en el Renacimiento ese “estilo de ver” estaba formado por el gusto de los artistas en consonancias con los comitentes, los asesores, los ideólogos del canon, la educación que recibian todos los involucrados, etc. Hoy también encontramos esos personajes en un contexto tan diferente, donde todos producimos imágenes, todos. Y muchos (más más muchos más que antes) queremos mostrarlas y ser reconocidos. ¿Cómo es verdaderamente nuestra experiencia visual hoy en día? ¿Cómo se forma el gusto? Si desmenuzamos un poco estos autores que cité (no caprichosamente) podremos sacar algo en limpio de esta charla

      • Leandro Piñeiro

        Perdón que no pude seguirla antes Daniel. Pude leer el texto sólo en diagonal. La experiencia visual hoy en día está al palo. El ojo responde al mandato del pensamiento que, claro, demanda una apertura que esté al alcance de su exigencia. Si hay una historia social, si hay una historia de la pintura, si hay una historia de la fotografía, lo más lógico es que el ojo intente revelarse contra esa exigencia para acumular lo que necesita. ¿Y qué necesita el ojo, además de ver? Humectarse, porque no puede ver si no puede ver bien. Pero el pensamiento hoy día es como un martillo. Yo creo que allí hay una pelea que varios de los autores citados están ganando. ¿Por qué digo que la están ganando? Porque están viendo bien, están dialogando con la historia apasionadamente. Y lo hacen bien porque puedo intuir que muchos de ellos han podido fijar sus propias PRIORIDADES VISUALES. Es decir, no creo que Eduardo Grossman esté viendo mucho más de lo que necesita; por eso las hormigas en la manzana. Entiendo que al fijar prioridades, se alcanza una “percepción adecuada” de la idea de manzana, de la idea de hormigas, de la idea de bodegón, y también de la idea de un niño que obserba las hormigas y que, simplemente, está pasando el rato. Acá volví al primer comentario, todos los caminos me llevan al disfrute, no puedo ser muy objetivo. Cuenta pendiente quizás.

      • Ruben Ricardo Arteaga

        Teniendo en cuenta lo que señalas en primer término digo: que ese GUSTO Y EXPERIENCIA VISUAL que a ti te preocupa o parece ser de tu interés, según yo lo creo, se forma por cientos de factores. Se inicia desde el momento mismo de nuestro nacimiento; de la misma forma que el resto de los sentidos y pasa por diferentes etapas de enriquecimiento, que estímulos diversos lo van haciendo cierto o inciertos (tiempos de dudas). Cada cual tiene su historia y ésta, la suya, a la que le aporta lo personal o no, de acuerdo a su propia sensibilidad. Intervienen en su formación todos los agentes ya mencionados (maestros, espectadores, etc). Tengo la impresión que somos una suma,de la cual, en el devenir, nos vamos haciendo de ciertos números y otros, los vamos dejando de lado. Actuamos como si de una esponja se tratara, que va necesitando espacio. Cada período tiene su impronta y sus particularidades que se han ido a través de los tiempos, sumando, no restando. Estoy persuadido que no hay posibilidad alguna para el “foja cero”, aunque algunos estén empeñados en él, puesto que ellos mismos son producto de lo que ha habido y, a su debido tiempo, lo serán, como un eslabón, de los que vendrá y sin pausa alguna. ¿Como se forma el gusto de nuestro tiempo?, de igual forma que ha sucedido en otros. Lo que ha variado son los “estimulantes” (una forma de decir). Allá y con sus enseñanzas, sacerdotes, nobleza, espectadores conspícuos, etc; aquí: galerías, críticos, gestores culturales, productores, grupos selectos, compradores etc. Pero, como lo puntualizaba en una intervención anterior, una nada menor a soslayar; la participación de la bendita tecnología. Si nos proponemos desmenuzar a cada uno de los autores citados, nos llevaría seguramente para hacerlo, mucho espacio y tendríamos que remitirnos a sus propias historias con todo ese bagaje de experiencias que les son propias, de geografías, acontecimientos regionales e internacionales, formación intelectual, interacciones, sensibilidad ante el mundo y asi, como digo siempre, un interminable.

  • https://www.flickr.com/photos/forrest_talbot/sets/ Derek Miles Forrest Talbot

    La

  • https://www.flickr.com/photos/forrest_talbot/sets/ Derek Miles Forrest Talbot

    Sumando o restando, haciendo o armando,

    siempre haces buscar la info, romper el coquito, y es genial, podemos Tutearte (con P) o algarte,, pero esta bien!

    Es tus búsquedas, “Baxandall” un bodrio, realmente, que me explique como funciona el ojo,y yo Uso lentes,, todos escrachados.

    Bueno de esa búsqueda, sale algo mas importante, y haber si podes descular quien dijo”

    “There’s no point in making any more images. There are already enough photographs in the world… What we need to do is re-read the images we already have.”

    Clave =V.G

    • Daniel Merle

      No sé quién será VG, pero algo en la misma sintonía dijo Robert Frank cuando se dedicó al cine. Quería revisitar sus fotografías hechas hasta el momento, y empezar a controlar más las imágenes. Lo logró

      • https://www.flickr.com/photos/forrest_talbot/sets/ Derek Miles Forrest Talbot

        Victor Burgin.

    • Daniel Merle

      Derek, Si tenés un rato a la mañana, o a la tarde, en el que no tengas que hacer otra cosa, y podés vencer la costumbre adquirida (por todos) de la desconcentración… te pido que leas el texto de Baxandall otra vez

      • https://www.flickr.com/photos/forrest_talbot/sets/ Derek Miles Forrest Talbot

        El texto que pusistes de Link corresponde a la interpretación de John Onians, y sigue siendo Denso.

        Me pedistes que Lea Baxandall, bueno hace 2 días que busco su libro y la única copia, real escrita por Baxandall que encontré está en Inglés.
        Todo lo demás son artículos( incluyendo tu link), sobre su libro y un par de viruses, que andan dando vueltas, que me comió la mayor parte de esta tarde, en sacar de mi compu.

        Este Libro es la 2da Edición de 1988, cuando la 1era edición es de 1972.

        PAINTING AND ~
        EXPERIENCE IN
        FI.FTEENTH
        CENTURY ITALY
        ISBN D-19-282144-X (pbk.)

        recién en la pagina 29 del texto o pagina 19 del PDF., Baxandall escribe sobre “Period eye”

        En Ingles, Baxandall lo hace mas didáctico y mas leíble.
        and I quote what I lked most.

        “But there is a distinction to be made between the general run of
        visual skills and a preferred class of skills specially relevant to the
        perception of works of art.

        The skills we are most aware of are not the ones we have absorbed like everyone else in infancy, but those we have learned formally, with conscious effort: those which we have been taught.
        And here in turn there is a correlation with skills that can be talked about.
        Taught skills commonly have rules and categories, a terminology and stated standards, which are the medium throll~h which they
        are teachable.”

        Traducido directamente y sin corregir(temáticamente) excepto algunas palabras que salieron truncadas de “Traductor Google”

        ” Pero hay una distinción que debe hacerse entre la generalidad de las habilidades visuales y una clase preferida de habilidades especialmente relevantes para la percepción de obras de arte.

        Las habilidades que son más conscientes no los hemos absorbido como todos los demás en la infancia , pero
        de lo que hemos aprendido formalmente , con un esfuerzo consciente : los que se nos ha enseñado .

        Y aquí , a su vez existe una correlación con las habilidades que pueden ser enseñadas.

        Habilidades que se enseñan comúnmente tienen reglas y categorías, una terminología y normas establecidas , que son el medio por el cual se hace la enseñanza

        Estas dos cosas: la confianza en unos miembros relativamente avanzados de confraternizar como individuos, príncipes y su
        cortesanos, los miembros de alto rango de las casas religiosas.

        Los campesinos y los urbanos no juegan un parte muy pequeña en el la cultura del Renacimiento la cultura que más nos interesa ahora, que puede ser deplorable,

        pero Es un hecho que debe ser aceptado. Sin embargo, entre la clase condesciente hubo variaciones, no sólo la variación inevitable
        pero la variación por grupos.

        Así que en una determinada profesión,
        por ejemplo ~ lleva a discriminar eficientemente en áreas identificables.”
        No se para qué me, hago esto, si total no lo lees. ( lo hago para los demás en realidad)
        Un saludo y estoy cansado de sacar viruses de la compu en MS-DOS

        • Daniel Merle

          Muy interesante rescatar el texto original en inglés. Realmente hay cosas que hay que leerlas en la lengua original.
          Y ojo entonces! porque Baxandall habla de “lo aprendido”, no de lo que es constitutivo en nuestra sensibilidad. ES impresionante comprobar cómo se da esto en autores tan controvertidos (hasta cierto punto) como Marcos López, que siendo tan rupturista en muchos aspectos, sigue teniendo desde el punto de vista compositivo (por dar solo un aspecto de su trabajo), un estilo tan convencional

          • https://www.flickr.com/photos/forrest_talbot/sets/ Derek Miles Forrest Talbot

            Vistes, que tan diferente es lo traducido, y luego artículos sobre el tema, pero con interpretación diferente y luego traducido nuevamente.
            Y es lo que vengo de una manera, diciendo:
            Que si seguimos con las mismas escuelas, el resultado va a ser igual o de la misma clase y Outlook.
            Entonces como cambiar esto? y diferenciarce?.
            Es absoluto que debamos instruirnos de los títulos e historia?
            O hay que ser caso omiso de todo lo aprendido? tener un mente en blanco?
            Pero claro, como presentás esto a una cierta dirigencia en el arte, que sigue dando vueltas en la misma escena?
            tan loco yo no estaba.

          • https://www.flickr.com/photos/forrest_talbot/sets/ Derek Miles Forrest Talbot

            Por ejemplo y tomando este ejemplo de lo que mencionás vos, Rodrigo Abd, es un claro ejemplo, de que sus fotos, no pueden ser clasificadas o detectadas, si su nombre no está escrito en ellas. Es decir, Abd tiene una variedad de trabajos y de diferente índole.

            En cambio Soth, Chaskielberg, Sagado, ( por citar ejemplos) son reconocibles, mirando sus fotos, y la verdad que no tienen que poner su Nombre.

          • Ruben Ricardo Arteaga

            Lo que tu destacas Derek se llama: ESTILO. En lo personal prefiero no tenerlo, no lo tengo, tampoco me quita el sueño su ausencia. Es así, por mi forma de ver todo y la manera de abordarlo. Seŕia como algo más imprevisible

          • https://www.flickr.com/photos/forrest_talbot/sets/ Derek Miles Forrest Talbot

            Estimado: Yo también estoy con esa posturas de no caer en ciertos estilos.
            Pero hablando con otros fotógrafos, me dicen que mis fotos tienen un estilo y son reconocibles.
            Por ejemplo: Me dicen fíjate en este o aquel o mirá este video, son fotos de tu estilo.
            Cuando miro las fotos que me indican, me digo, “pero si son muy similares”
            Ahora como es que ellos ven un estilo en mi y yo no puedo ver mi estilo?

          • Ruben Ricardo Arteaga

            Simple, no hay nada, de la nada. Lo aprendido también tiene su origen en nuestra sensibilidad. Es decir lo sensible reacciona, por sí o por no. Lo que se aprende, es porque de alguna forma se le ha dado el visto bueno para que permanezca en nuestro haber y lo enriquezca. Es lo que personalmente pienso.

          • Ruben Ricardo Arteaga

            Perdón por el reiterado LO; una manera de reafirmar mis convicciones.

  • María Ester David

    Perdón pero no encuentro el texto de Baxandall al que hacen referencia para poder interiorizarme del asunto.

  • Ruben Ricardo Arteaga

    Del texto que Daniel nos propone de M Baxandall, empedernido estudioso que personalmente desconocía, tomo de él para mi lo que considero más importante; no porque todo el resto no lo sea ( historia biológica), la parte que refiere a la historia social del arte. Lo del comportamiento del ojo, fisiológicamente hablando; de qué y por qué éste reacciona de determinadas maneras, lo dejo para especialistas puesto que, en su momento, me superaron y resultaron sumamente densos de comprenderlos, sobre todo para alguien como yo, deseoso de saberlos, pero,
    quizás incapaz de aprenderlos y, menos aún, retenerlos. Dicho ésto, la referencia realizada a los cambios que se dieron y dan permanentemente en distintas época fueron y son una constante. A cada una le correspondió lo suyo. Las preferencia visuales, por supuesto, tienen que ver por la presencia de actores conformados por grupos de todo tipo y no sé si, condición; espectadores conspícuos, orientando con su gusto, elección, transmisión, etc. Pienso que para lograrlo había que tener con qué y no le sería atribuible a cualquiera. Cuando se habla y destaca que una formación social es su resultado, pregunto: ¿ éste, necesariamente tiene que responder a la época o permite también una verdadera mixtura, con muchas otras?. Entiendo además, que tanto hoy como ayer fueron y son las instituciones, los más preclaros de una sociedad, los potenciales y efectivos adquirentes, los que promovieron, exacerbaron y propagaron las formas de ver selectivas a atender. Con estos últimos, no podía ser de otra manera, defendían a ultranza lo suyo o lo que podría serlo. Se constituyeron en los auténticos “usuarios del arte”, y, en ese sentido, casi exclusivos protagonistas. A estos formadores, según se relata, habría que agregarles los que lo hicieron con ellos: instituciones maestras, artesanos, sacerdotes, comerciantes y fundamentalmente compradores, quienes conformaron un todo y coincido, les otorgaron una impronta a una época determinada. Lo mismo sucede actualmente , solo que hoy y aquellos en general, fueron suplantados por otros generadores que hicieron al “ojo de la época” y que se corresponde con nuestro tiempo, donde se involucraría uno nuevo y, a mi entender de una relevancia superlativa, el de LA AVASALLANTE TECNOLOGÍA, que democratizó la mirada a nivel global y al mismo tiempo la hizo más variopinta que nunca.

  • Ariel Baigorri

    El ojo de esta época prioriza el formato por sobre el contenido, en todas las disciplinas.

    No veo a nadie tirando su lista de preferidos.

    • https://www.flickr.com/photos/forrest_talbot/sets/ Derek Miles Forrest Talbot

      El link al texto expuesto arriba, es un artículo sobre el artículo de Baxandall, por otro autor, y luego traducido.
      Mas abajo expuse la obra Original de Baxandall, 2da edición, en Ingles, pero si tenés un poco de ganas, podes traducirlo con un traductor, y verás que es opuesto a lo que Daniel publica en este Blog. es sin mas desmerecer nada, es solo, que uno basa el blog en algo interpretado y luego traducido. Digamos 2 cambios de mano.
      Por eso no hice una lista, pero como Daniel me desafió, y como siempre lo hace desde un punto de enseñanza, lo tomé.
      La Lista que uno haría con el primer link, cambiaría con lo expuesto por Baxandall original.
      entonces de que lista hablamos?

      • Ariel Baigorri

        Los lectores del blog no exponen sus listados por dos posibles causas, a mi parecer: o nadie entiende el concepto de ojo de época o, bien, tienen miedo de ser juzgados por sus elecciones.
        Acá va el libro de Baxandall, completo, y en español: https://drive.google.com/file/d/0B0qCJ5VTK2Ovd3FwU2FVVldFaWs/view?usp=sharing

        • Ruben Ricardo Arteaga

          ¡Eso, eso, eso! diría…

    • Ruben Ricardo Arteaga

      A tu primera observación Ariel, creo responder sucintamente en mi intervención anterior. La segunda, según lo he apreciado, puedes tener cierta razón (se necesita mucha oralidad para su comprensión, ni aún así). La tercera, me lleva a preguntarte: intuyes el por qué; yo sí, pero me lo reservo.

  • Ariel Baigorri

    También falta responder tu primera pregunta, Daniel: ¿Por qué seguimos tomando fotografías como en el pasado?

  • Stefanie Wolff

    Elegí a Aldo Sessa por el solo hecho que no tenía ni la más pálida idea de quién era. Me devoré su página web. .. y podría decir, con una sutil y suavecita afirmación que me enamoré de sus fotos. Creo que puedo habitar sus imágenes como si fueran de Salgado pero con un actitud más nacionalista. Hasta su trabajo por el mundo me sorprendió. Me pregunto… algunos de esos lugares en donde estuvo, tuve la gracia de también visitar… y pareciera ser otro país, otro espacio completamente equidistante.. y eso que no hago “turismo pago”, sino que me manejo sola, a pie.. pero lo que su ojo vió… yo no pude ni estar cerca.. en estos días tomo otro fotógrafo de la lista y lo voy a investigar de la misma manera.

    • Ruben Ricardo Arteaga

      Lo tuyo querida amiga entiendo, tendría que hacerlo todo el mundo y dejarse de seguir directivas, orientaciones, gustos ajenos, miradas superlativas, etc. Hay que dejar que los propios criterios, saber y entender se impongan; no aquellos con los cuales abiertamente o no, nos bombardean desde las escuelas e instituciones varias, museos, galerías o, los sabedores de turno. Mi historia como visualizador e interés viene, tiene o se originó en un determinado tiempo, en un contexto social determinado, en una geografía que actuó modelando, y que me hizo único en mi forma de expresar. Ésto, más allá de que alguna producción propia pueda verse parecida a otra que no me pertenece. Mi gusto se formó allí. En el transcurrir, sin dudas, mutó por todos los conocimientos nuevos que se fueron dando desde aquel inicio hasta nuestros días. Pero creo que hay una impronta básica que no varió, porque fue esa la que me atrajo inicialmente a este maravilloso quehacer. Es posible que esto último es lo que haga que uno no se desprenda de lo llamado CLÁSICO, de lo aparentemente concluido y continúe fascinando por una construcción, que de una forma, lo llamado contemporáneo, no logró. Además, eso denominado “rupturista” ,si a mi no me alcanza, no me habla, no me expresa; ¿para qué lo quiero?. Lo tengo que aceptar porque me dicen que estamos en presencia “del ojo de la época”. Además como hago para acceder a él si no hay gusto mediante que me permita abrazarlo, observarlo o apreciarlo. Otra cosa, si no lo hago, que soy, ¿un infradotado, desactualizado, perimido; qué?

      • Stefanie Wolff

        gracias, Ruben!

  • http://www.flickr.com/photos/juandiprospero/ Juan_Di_Prospero

    Antes que nada, perdón por la demora.

    Creo que los fotógrafos que mejor representan el momento histórico q vivimos está entre Mosses, Marcelo Grosman y Chaskielberg.

    ¿Por qué? Los tres trabajan articulando el documento con modificaciones surrealistas -a la imagen que observamos a simple vista-. El medio documental fotográfico se muestra en instantáneas con un “soporte” diferente al punto –incluso- de disgustar a un espectador acostumbrado al documental tradicional.

    Mosses en la serie del “Easter Congo” entiendo que logra el color por el uso de película infrarroja para fotografía aérea y M. Grosman en “Guilty!” toma imágenes –apropiadas de archivo- y crea nuevas. Sin embargo ambos documentan, cuentan una historia y denuncian desde un punto de vista. La diferencia que veo con Chaskielberg –quién también tiene un % de surrealismo- se da en que toma directamente la herramienta postproducción y la hace parte del discurso (desconozco si todo su trabajo es en formato grande o incluyó DSRL). No sé si Mosses usa algo de post como protagonista en la imagen final y creo q M. Grosman termina como serigrafía.

    Los tres modifican la manera de mostrar un documental. Las variaciones son bien
    características de esta época del arte fotográfico contemporáneo: M. Grosman
    documenta con un soporte diferente ya que cuenta en obra para galería y en
    copias de gran tamaño –habiendo trabajado en muchos otros soportes no
    tradicionales- pero nos sigue documentando las características físicas de los
    reclusos.

    Chaskielberg toma esa estética como parte de su retórica personal, esas huellas que carga en la obra para que lo “linkemos” a él como autor, así personaliza su estilo. Lo importante en él es que ese uso de la estética no está por encima de su
    contenido sino que lo potencia. Carga sus historias de dramatismo y hasta te
    diría que enfatiza lo que en el centro de la fotografía cuenta.

    Dicho lo propio, elijo a Alejandro Chaskielberg como ojo de la época ya que usa todas las herramientas actuales para guiar un relato fotográfico de manera en que “lo que cuenta” no cae rezagado por la manera en “qué lo cuenta”, y a su vez marca su estilo que se diferencia de la gran cantidad de fotos que podemos observar hoy en día en dónde el uso de post “abusiva” tacha el contenido del mensaje documentado (está claro que no hablamos de la fotografía publicitaria ;-) ).
    ¿Por qué seguimos fotografiando como en el pasado? En lo personal, creo que porque vamos interiorizándonos en diferentes autores en diferentes momentos. En función de esa experiencia vamos cambiando. Es algo de mutación constante, aunque sería ingenuo si no tengo en cuenta que a veces estamos dominados por la intimidación de terceros a la hora de hacer ciertos saltos de fe. Supongo que la ganancia está en haber fotografiado lo suficiente para impulsarnos al mismo. La fotografía muestra lo que todos vemos ese “te miro pq quiero que me mires” de la visión escotópica aplicada al espectador está presente y siempre lo ponemos a prueba, pero primero con nosotros mismos y nuestras fotos, de aquí vamos sumando.

    Por último, cómo se modela el ojo de la época hoy: publicaciones realizadas por diferentes editoriales, no sólo para “ver” fotografías sino como libros de enseñanza de fotografía general, “géneros” comerciales en la fotografía; video tutoriales por youtube de foto, postproducción, documentales, etc…revistas de generalidades como revistas nicho. Serie de tv. cine, y por supuesto todas éstas en la gran Internet. Programitas y aplicaciones….y desde ya libros malos que dicen “las cosas se hacen así”. Ahora si empiezo con los museos y galerías, muestras…y lo habitual…….Quién determina el ojo de la época, bueno, lo mismo de siempre -a nivel establishment- pero a pesar que me contradiga con el párrafo anterior, creo que hoy estamos más dispuestos a hacer lo que queramos que nunca y también -insisto- tiene que ver con la red de redes.