Arte y parte

 

Recién leía un post de Alec Soth que me dejó pensando. Y como tengo toda la intención de armar una pequeña muestra personal dentro de un tiempito, me pareció interesante compartir estos pensamientos con ustedes.

Soth se pregunta si un artista tiene que además entretener a su audiencia. Él se fija el siguiente orden de prioridades:

1. Entretenimiento.

2. Educación.

3. Cambio

Entretener para Soth es absolutamente prioritario. Luego, aprender algo de lo que nos entretiene. Y por último, el tan deseado factor que algunos fotógrafos buscan desesperadamente: la posibilidad de cambiar algo o a alguien relacionado con el tema que la foto muestra. Creo que, según la orientación del fotógrafo será el orden de los factores. ¿Ustedes qué piensan?

Mientras leía el post de Soth, hojeaba en simultáneo (con alguna dificultad!) el librote MAGNUM, Hojas de Contacto, que proximamente lanzará Blume en el mercado en español. Es una gran oportunidad para espiar todas las fotos que dispararon algunos grandes de la época, antes y después de una toma genial.  ¿Cuál habrá sido el orden de prioridades para Josef Koudelka cuando trajinaba las calles de Praga invadida por los rusos? Me lo puedo imaginar.

 

 

  • dolores

    Interesante orden de prioridades
    pero pensando un poco en la historia del arte y en el acercamiento personal al tema hay 2 cosas que no estan contempladas y que creo son muy importantes
    1- mucha produccion artistica refleja intentos personales de exorcisar los propios demonios, las obsesiones, el dolor
    2- el placer personal ante determinada imagen; la que observamos y la que retratamos
    yo creo que los artistas siempre pretenden entretener a su audiencia, aunque solo sean segundos de atencion; el resto es mucho mas complicado

  • daniel

    Interesante tu punto de vista Dolores. Tengo la impresión que en el ambiente local (el único que apenas conozco), se da mucho esto de exorcisar demonios propios + el puro placer autorreferente. Y por contrapartida, se piensa que tener en cuenta a la audiencia es una concesión casi insultante para el autor.

  • Tommy

    1, 2 y 3. No podria estar mas de acuerdo. Es como si me saco las palabras de la boca que nunca tuve.

  • sebastian

    Querido Daniel pienso que la palabra entretenimiento ha sido muy bastardeada especialmente por la TV. No creo que esté mal entretener, tampoco lo veo como una prioridad y me parece un poco pobre como pretensión, también hay que pensar que quiere decir Soth con “entretener”. Con respecto a lo autoreferencial de los artistas creo que todo acto creativo sea de la disciplina que sea es sanador. Puedo meter mano a una famosa frase y digo quién sana a una persona sana a la humanidad entera…
    Ese es el cambio al que debemos apuntar, con los más cercano (nosotros) como idea de audiencia y de allí abandonarnos sin más a lo misterioso de los recorridos y las resonancias que pueden producir nuestros trabajos en esos otros sin rostro.
    salud.
    S.

  • Mauricio Contreras

    Soth dice que la obra debe entretener. A mi me engancho una de las acepciones que la palabra entretener tiene en ingles que es
    “tener, conservar o mantener en la mente” Ademas de las connotaciones de diversion. A continuacion lo que dice Soth no desvirtúa mucho de esa acepción porque el quiere que la obra atrape la atencion del espectador, lo arrastre dentro de la obra.

    No pude evitar una asociacion con una entrevista al músico británico Steve Winwood, que fue vocalista, organista y arreglador en varias bandas importantes del rock de los 60s a los 80s,cuando en los 80s dijo ” yo al final comprendi que me dedico al entretenimiento” y de ahi a “Smells Like Teen Spirit” de Nirvana. “Aqui estamos, entreténganos”. Tampoco la musica popular ha estado ajeno a estas inquietudes.

  • Sr.Fede

    Creo que ya lo cite en otras oportunidades, pero “La Sociedad del Espectáculo” es fundamental para comprender los menesteres del entretenimiento de los ultimos 60 o 70 años. Me cuesta hablar de eso sin hacer una reflexión acorde al libro. Que dicho sea de paso, tiene varios años empolvado.

    Interesante la acepción que menciona Mauricio (siempre siempre atinado). Pero aún así no es lo que primero pondría en juego.

    Acaso el arte no es algo egoísta por definición?

  • sr.Fede

    Aclaro, hablo de arte, y no de industria del entretenimiento, ni mercado artístico (que a veces tienen bastante similitud)

  • MARITA

    Yo saco fotografías para ¨retener¨ y llevarme conmigo, para MÍ, algo que veo en el momento y que quiero que perdure.
    El momento puede ser de un viaje, o de un hecho cotidiano, confiando que la imágen tomada por la cámara persista más que en mi memoria.
    Trato de ¨elegir¨ en el encuadre *la mejor parte* de lo que veo, ¨selecciono¨ lo que quiero llevarme y conservar.
    Y procuro que sea lo más placentero posible, para MÍ.
    Lo hago por diversión y entretenimiento de mi misma.Así de simple.
    .
    En ese momento NO pienso en una audiencia, conscientemente al menos, pero si luego es vista por alguien , deseo que le produzca el mismo sentimiento placentero que a mí me produjo, o al menos,que NO le produzca desagrado.
    .
    Es mi realidad …no he estado en medio de guerras o revoluciones en las que lo desagradable sea justificado de ser ¨retenido en el tiempo¨como testimonio de lo real…NO tengo ese objetivo de documentar , educar y producir un cambio…como los que presenciaron invasiones y guerras.Quizá si me hubiera ocurrido…lo hubiera hecho NO lo sé, pero por suerte NO me ha tocado vivir eso.
    .
    Hacer perdurar lo bello y placentero,( NO lo feo , desgradable y tortuoso, ¨pretendidamente¨ más intelectual ) ,sino lo que me alegra y me divierte,lo que reconforta mi alma,ese es mi objetivo.
    Así de simple.-

  • patricia

    qué sería tener en cuenta a la audiencia? Acomodarnos a una audiencia supuesta? Creo que siempre la imaginamos, aunque no sepamos cuál es. Y que seamos “egoístas” también es inevitable. Es nuestra mirada la que está en acción. Y por supuesto quisiera que mis fotos gusten, aunque no sepa muy bien qué quiere decir eso, y tambien puede suceder que gusten por algo que yo no vi. No creo que le produzcan al que las mira lo mismo que me produjo a mi hacerlas.Menos el mismo placer, que sería el placer de la contemplación.
    Ah, y no quiero educar a nadie. Bastante tuve con mi hijo…Y tengo.
    Y creo que uno, aunque no haga fotos “testimoniales” no deja de testimoniar su tiempo y su cultura.
    Contestando a algo que escribió Marita, tampoco hago fotos para intentar que algo perdure. Salvo que sea de viajes (mi memoria es mala, puedo recordar el lugar pero no el nombre). Y el placer de hacer la foto no es el mismo que me da mirarla.
    Saludos!

  • patricia

    Ah, lo desagradable y tortuoso, a veces también me da placer fotografiarlo. Vivirlo, ya es otra cosa…

  • Sr.Fede

    Sin resultar sexista, pero, que nivel chicas…

    Acaso pueden siquiera pensar una charla sin hacerla pasar por ustedes mismas y como sacan fotos? Acaso ustedes son fotógrafas y hacen una reflexión de la fotografía desde ustedes mismas, o son simples personas que sacan fotos y hablan acerca de simple personas que sacan fotos?

    No confundir, che…

    Daniel, interesante lo último. Es cierto, es una parte de. Ahora, son bastos los casos donde no se maneja con precisión las dos ultimas etapas, pero se llega a niveles artísticos muy altos. El arte de la fotografía creo que no debe confundirse con el arte del montaje de ésta, aunque resulte entrelazado.

    O vos crees que si le dan a doña flora, que no entiende una jota, todos los archivos de Cartier-Bresson arma un mal libro o una mala muestra?

  • ArielP

    De qué audiencia estamos hablando?

    Hay gente que escucha las fotos??

    Si es así, se me fué el tren..

  • patricia

    gracias Juan Carlos

  • Juan Pablo

    Mas allá que editemos, expongamos, mostremos nuestra fotos o no, yo creo que la fotografía solo se completa cuando es mirada por otro, ese “otro” siempre está presente, aunque pensemos que hacemos fotos para nosotros.

    “…la fotografía es una imágen acto, habida cuenta de que este acto, trivialmente, no se limita al solo gesto de la producción propiamente dicha de la imagen sino que además incluye el acto de su recepción y de su comtemplación”
    El acto fotográfico de Philippe Dubois.

  • patricia

    Por eso, lo que dije, siempre hay una audiencia, aunque no sepamos cuál es. Está incluida, siempre hacemos cosas para el otro que tenemos internamente, vaya a saber cuál es para cada uno de nosotros.

  • gabriel magri

    Antes que la que propone Soth, mejor esta jerarquía:

    1.cambio

    2.cambio

    3.cambio

    (del artista, claro)

    Pensar en el público, en su entretenimiento, ¿eso le otorga contenido, fundamenta, engrandece a la obra?

  • daniel

    Es necesario dividir lo fotográfico en varias etapas. Una primera es la de la toma. Que si, puede obedecer a una reacción instantánea, no premeditada. Pero luego, uno arma un grupo de fotos, por ejemplo. Cuando se trabaja sobre esa combinación ya deberíamos (desde mi punto de vista) tener en cuenta la posibilidad de que un tercero mire nuestro trabajo. Y por último, si hacemos un libro o una muestra. Alli si, definitivamente hay que tener en cuenta a la audiencia.

  • ana

    trabajo, compromisos, malos entendidos también! pueden llevarte bastante lejos de lo que uno trae en su cabeza como ‘audiencia’.
    Lo bueno es que siempre puede ser un aprendizaje. A veces bastante costoso..
    Otras, hallazgos.
    en fin; slds!

  • patricia

    Aclaro lo que escribí,por si no se entendió. Siempre hay una audiencia que imaginamos. Intento exponer mis fotos, mostrarlas. Y no es porque ya no tengo paredes para ellas, porque de hecho creo que sólo tengo dos colgadas. Sólo había comenzado mi comentario preguntando qué quería decir tener en cuenta a la audiencia. Y no entendí la primera parte del comentario de Sr. Fede. Confundí algo?