La fotografía es muda

 

 

Si fuera posible un libro de fotos sin ninguna palabra, más allá del título, ¿Quién compraría ese libro? Yo no, seguro. Bueno, he comprado dos en toda mi vida. No me arrepiento. Esos dos libros me han hecho pensar en el significado de las palabras y su relación con las fotografías.

Aquí, en la redacción, muchas veces le pedimos a las fotos que nos “digan cosas”. Las fotos, más allá de los epígrafes deben contarnos de qué se trata el tema, qué personalidad tiene el sujeto retratado, etc. Las fotos, en periodismo, tiene que darnos certezas. Hay que achicar al mango el margen de duda. ¿Por qué?. Después de muchos años trabajando en esto, es una pregunta a la que todavía no le encuentro respuesta.

Una vez le preguntaron al poeta Robert Frost si podía explicar el sentido de uno de sus poemas. Frost respondió: ¿Usted me pide que lo diga peor?

Ante la imposibilidad de remitir las palabras que tanto dañan a la fotografía, Robert Adams, dice que una de las mejores maneras de evitar hablar de las fotos, es hablar de lo que las fotos muestran.

En este post, les muestro tres fotos de jóvenes autores. Charlie Brophy, Sarker Protick, y Sophie Ebrard.

El juego que les propongo para el fin de semana es descubrir que nos muestran estas tres fotos de tres jóvenes diferentes. Y qué podemos decir de ellas, sin pedirles que hablen por nosotros.

  • Juan Pablo

    Qué maravillosa la anécdota de Frost, gracias!

    • Raul Fugazola

      y bueno !

  • Ruben Ricardo Arteaga

    Insisto en hablar u opinar de acuerdo a mi forma de pensar (aunque me equivoque), no a través de “opinadores” de toda laya, así sean considerados, como intocables e irrebatibles por muchos. A diferencia de ti Daniel, prefiero cualquier tratado forográfico, sea ésta una revista especializada, libro, incluso catálogos donde se resume el trabajo presentado en las exposiciones, etc, sin palabra alguna. Cuántas veces en presencia de ella, en vez de aclararme, orientarme o ilustrarme en lo que veo o voy apreciar, todo, me lo hacen más engorroso de entender, incomprensible, con un lenguaje que se las trae; como para leerse y escucharse a si mismos e ininteligibles. Realmente, me cansó, de allí mi preferencia. Hoy cuando estoy en presencia de fotografías comienzo a leerlas a ellas, sin palabra alguna, luego, si no me atosigan voy a la verbalización. !Y cuántas sorpresas me deparan!, no me dicen nada de lo por mí leído (claro, no siempre).

    • Ruben Ricardo Arteaga

      Fe de erratas: tratado FOTOGRÁFICO
      ” : sea ÉSTE…

    • Daniel Merle

      Confieso que a varios autores les entré más por sus biografías que por sus fotos. Por ejemplo, Diane Arbus nunca terminaba de gustarme. Después de leer su biografía escrita por Patricia Bosworth, miré sus fotos de otra manera y me gustó mucho más, la valoré de otra manera

      • Ruben Ricardo Arteaga

        Ya que citas a Diane Arbus, tampoco la entendía en su verdadera dimensión cuando era mucho más joven. Hoy, con el tiempo transcurrido a cuestas, sus imágenes, son un libro abierto para mí y me permiten comprender más al hombre y sus circunstancias que en aquel entonces. Es como si hubiese tenido que VIVIR para alcanzar todo, o gran parte de lo que tenían que decirme. Por eso entiendo, siempre hay que “reveer” lo ya apreciado. !Cuántas cosas descubriremos, que a su debido tiempo (¿cuál es?), se nos pasaron por alto¡. Hay que mirar, lo ya mirado con nuevos ojos…, !aparecen aparecen, aparecen, se nos revelan interminables como un nunca acabar, de ahí que perduran y se eternizan¡. Y claro, el gusto pega un brinco; como evitarlo. !Bienvenido él, sabía que algo me faltaba¡. Es lo MARAVILLOSO, ¿no lo crees así?

  • Derek Miles Forrest Talbot

    Estimado Daniel Merle: Estas fotos, son mudas,, decis que pedís a tus fotógrafos que te hablen y digan cosas de sus fotos, una de las fotos que publicastes solo dice “me estoy cortando el pelo” no dicen nada, y lo presentas como un trabajo extraordinario. Digamos , “yo estúpido total” que querés que interpréte?, ( como se dice en la charla diaria de tratar de entenderte, “SIN OFENDER”

    • Daniel Merle

      Barthes decía: las fotos muestran mucho y no dicen nada

      • Ruben Ricardo Arteaga

        No estoy tan de acuerdo. Son como una ventanas que al abrirla muestran lo que el ojo con sus limitaciones puede ver o cubrir. Todo está alli para decirme algo, por más que estemos en presencia de un desierto total, los objetos, las relaciones entre ellos, sus formas, coloratura de acuerdo a la iluminación que reciben, texturas, extructuras, la morfología que los contiene, animales y personas, si los hay, etc. Así sea un “safarrancho” lo que vea, algo siempre me dicen, aunque más no sea para expresarme que estoy ante algo que mi intelecto entiende como desordenado. Las fotos y sus contenidos son para mi como un despertar: “aquello no estaba”, “esto otro se parece a…”, “deberé cambiarlo de lugar”, “hoy se ve así”, “veo tal cosa”, “aquella no la alcanzo a entender muy bien, luego al acercarme, me entrega sus secretos”, y de esta manera hacia el infinito. ¿Te parece poco lo que se MUESTRAN Y DICEN Daniel, por más sencilla sea su pretensión?. Creo que las imágenes no dicen a aquel que no quiere que les diga.¿Estaré delirando?

      • Derek Miles Forrest Talbot

        “A picture is worth a thousand words”

        The adage “A picture is worth a thousand words” refers to the notion that a complex idea can be conveyed with just a single still image. It also aptly characterizes one of the main goals of visualization, namely making it possible to absorb large amounts of data quickly.

        The expression “Use a picture. It’s worth a thousand words.” appears in a 1911 newspaper article quoting newspaper editor Arthur Brisbane discussing journalism and publicity.[1]

        From Wikipedia, the free enciclopedia
        “no hay 1000 palabras para explicarlas”

        • Ruben Ricardo Arteaga

          Estimado colega, si me lo sintetizas en nuestra lengua, te lo agradeceré sobremanera. No sé ingles. Gracias.

          • Derek Miles Forrest Talbot

            Estimado Colega Ruben: Puse el origen de lo que quería decir, es solo entrar el origen de Wikipedia y cambiar la lengua….(pero la traducción en sentimiento no es lo mismo)

  • Ruben Ricardo Arteaga

    Un joven “roto”, que se muestra tan entero. Esas vendas parecen un disfraz para decir lo que no hubo o habrá, en la cabeza de quien retrató como al pasar, al presente doliente. Esas cintas que aprietan en demasía las heridas (?), al retirarlas, me imagino el dolor que provocarán, que han de superar de seguro las quejas de las laceraciones que cubren. A mi entender, lo falso que en cierta forma grita su mentira. De extra-ordinaria no tiene nada, de ordinaria bastante (no mala) Es lo que leo.

  • Ruben Ricardo Arteaga

    El piso no se ve muy aséptico que digamos. No se condice con lo que debe supuestamente preservar. Pregunto: ¿esa mancha, es sangre?

  • Daniel Merle

    Al grano voy, ya que no veo que, saldo Rubén, alguien hable de las fotos, y no de lo que yo escribí sobre ellas:

    . La foto de la chica acostada en la cama: ¿Por qué está destapada, mostrando sus encantos y mirando a la cámara? Entiendo que tal vez se está insinuando al que toma la foto. El cuarto parece coincidir con la chica. Es una chica normal de clase media. No hay muchas cosas en el cuarto, no me atrevería a decir que es norteamericana. Su significado: Intimidad, erotismo, el placer de no hacer nada.

    . El joven de la larga cabellera: Se peina al borde del mar. No renozco ningún rasgo de cultura occidental. Su vestimenta, las chancletas, No entiendo por qué se está peinando en ese lugar. No es un bañista. Es en la India tal vez?. Su sifnificado: sensualidad, contemplación

    . El joven vendado: Como dice Rubén, el piso está manchado. Pero no creo que sea sangre. Tampoco entiendo por qué las vendas son tan abultadas. Se ha lesionado de alguna manera. Por el cuerpo y la vestimenta puedo entender que tal vez sea un surfista. Su significado: juventud, el cuerpo que sufre. Pero es contradictorio, el joven no demuestra dolor, si no satisfacción.

    ¿Ustedes que dicen?

  • Ruben Ricardo Arteaga

    Voy a trancribir lo que tenía asentado en un papel para luego darlo a conocer, sobre la señorita que reposa. El cuadro se muestra algo desaliñado, no tan pulcro, lugar en el que quizás esta joven encuentra la paz y lo placentero de su cuerpo, ya sea en el propio descanso, como así también como uso para su juego de fantasías. Es muy curioso, entrega TODO como al descuido, a quien la observa (registra). La mirada da para hablar de ella, no se puede apreciar muy bien si ésta, está como invitando, o por el contrario, se halla desairada por lo “infraganti” en que fue encontrado el cuerpo, el suyo,, tan sensual él, en un clima de una cotidianidad ( el de una mañana, mediodía o tarde), que por tanto, nos involucra y hace partícipes.

  • RADO

    Foto 1: Para mi es un momento intimo del fotógrafo, con esto no me refiero a nada sexual, se ve que existe cierta empatía con la retratada, el ambiente parece ser un sitio neutral donde se respira mucha confianza (me imagino que es la habitación de alguno de los dos). Puede que sea una amiga del fotógrafo o su novia en un día de descanso o resaca.

    Foto 2: Claramente no ocurre en nuestra cultura occidental, para mi es un habitante Hindú, peinando su cabello al lado de un río, según tengo entendido los ríos son parte importante de la forma de ver la vida de estas culturas, por ende, quizá este hombre hacia parte de alguna celebración en ese momento, me atrevo a decir que no es un paría por sus ojotas.

    Foto 3: Desde que lo vi me pareció un camarógrafo, no se si en realidad lo es, pero eso que tiene pegado con cinta me sugiere que carga algo en el hombro que pesa y es molesto, el de la rodilla es para protegerse al agacharse y la cinta del estomago es para prevenir las hernias, quizá es algún empleado que no esta en su ambiente común de trabajo, en una filmación en exteriores quizá!

    Es mi modo de ver estas imágenes, saludos.

  • Ale Juan

    Una foto no dice nada, nos vemos a nosotros en ella, es nuestra proyección y nuestro reflejo, y no soy dueño de ninguna verdad.

    Acabo de descubrir que hay miles de cuentos detrás de cada detalle, valores, ilusiones, de mi mismo, y de cada uno que se detenga a observar, o simplemente nada.

    Es lo que muestra, una simple imagen. Somos nosotros con nuestros sentimientos, valores e ilusiones y muchas cosas más, los que limitamos nuestra visión, son tan infinitas como quieras que sea.

    Sin pedirles que hablen por nosotros como dice Daniel yo veo:

    Foto 1: Veo una chica, rubia, en una cama, con ropa interior negra, de día, hay un envase cerca de su pie, una estufa, un cuadro, una persiana americana blanca, hay suciedad en sus pies, y miles de cosas más que se ven, así de simple
    Así como lo que se ve en las otras fotos.

    Un significado universal de las fotos: ¨Libertad de ser lo que es, muda mas infinita¨

    • Daniel Merle

      En el extremo izquierdo/abajo hay una ropa arrugada. ¿Puede ser un pantalón?

      • Ale Juan

        Un bolso, no se que haría ahí. Y parece una foto la que esta enmarcada, tiene toda la pinta de un retrato. El cuarto lo más probable es que no sea de ella. Su mirada firme, quiza de fastidio con un matiz desafiante, un toque de temor, es casi indescifrable para mí. Los dedos de su pie, en una acción de contraer, queriendo esconder algo? o dando perspectiva?. Una botella con un liquido blancusco. como llego ahí?, Es lo que me gustaría me cuente el fotografo, el cuento de la botella misteriosa.