Piedra, papel y tijera

 

koudelka-home

Koudelka fotografió el fin de la primavera de Praga en 1968 casi de casualidad. Hoy, podemos ver esas fotos en Buenos Aires. Dicen los que fueron que al no ser las copias originales, lo que gana en impacto lo pierde en sabor. En el MALBA inaugura Geometria en el Siglo XX en la Daimler Art Collection. Y la  obra de Warhol (abajo) no importa demsiado si es un original o una copia de la copia original. Uno es arte por necesidad. Otra es arte por encargo. Las dos involucran a la fotografía. Pero bueno! que no es esto lo que quiero discutir… aunque si  a ustedes les gusta, me prendo.

warhol_mercedes_benz

Lo que a mi me intriga ahorita mismo es saber cuál es el soporte adecuado. ¿Por qué voy a una muestra de copias “vintage” y resulta que me desilusiona?(Brassaï). Pero en otras, como aquella de  Edward Curtis (hace unos años en el Museo Fernandez Blanco) resultan toda una experiencia sensorial!. Este auto de Warholl me da lo mismo verlo en el catálogo o en la muestra. Warholl siempre es parte de algo más que lo trasciende. Creo que a él poco le importaba la idea de “obra única”. Seguro me equivoco…

La fotografía en papel es un “objeto”, y reune una cantidad de cualidades que la hacen más, o menos valiosa. Lo dice Stephen Shore. No lo digo yo. Entonces pregunto: ¿Piedra, papel, o tijera?

  • rodrigo

    Me parece que lo de Brassaï, como la obra de muchos, es más para libro que para cuadro. Lo de Warhol, no sé si para libro, pero seguro que, más que para cuadro en exposición, da para pared de living en un piso en Libertador. Yo no colgaría el tanque de Koudelka en mi casa, sea original o ploteado. Y así sucesivamente. El soporte es, también, parte de la obra, del mensaje.
    Lo que sí estoy seguro es que el papel hace a la foto un objeto único (casi no importa cuántas copias se hagan), y la pantalla del monitor es tan útil como desmerecedora.

  • guillermo mischkinis

    Se me ocurren un par de cosas:

    - si tomas una fotografia ( una copia al gelatino bromuro de plata, para ser más preciso) y la fotocopias, tenes dos imágenes iguales… pero no. El soporte importa, porque determina la sintaxis, es decir, la condicion de factibilidad técnina de la imagen.

    - cuando vi la muestra de Curtis, en al menos un par de copias se observaba la matriz de una impresora: salí bastante, pero bastante decepcionado, máxime cuando me enteré que la colección mostrada en el FB era simultáneamente mostrada en otros lugares…

    Por lo que elijo tijera.

  • Ariel

    Yo creo que hay que separar dos aspectos, en este caso. La pregunta se dividiría en dos, cuál es el soporte adecuado, por un lado, y cuál es el posible por otro.
    Con respecto al adecuado, uno se puede hacer las mismas preguntas con respecto a que soporte le conviene más a cada tipo de fotógrafo. La copia en papel es el soporte que siempre brindó la mejor calidad y gama tonal para una imagen (aunque hoy tal vez algunas impresoras la superen), y el objeto resultante permite la mejor visualización posible de la fotografía. Esto es lo ideal, siempre y cuando la estética sea uno de los temas buscados por el fotógrafo. Yo me reconozco como fetichista de la copia, y nada supera la experiencia de ver una buena foto copiada en su máxima calidad. La última vez que me paso fue con los retratos de Fazal Sheikh en la Fundación Mapfre, en Madrid.
    Hay otros autores con los que me contento verlos en libro, en mi caso por ejemplo Cartier Bresson o Elliott Erwitt me encantan y puedo ver sus libros una y otra vez y no me canso, no necesito ver la gama tonal completa de sus fotos para disfrutarlas. En el caso de Koudelka estimo que sería similar, tal vez el soporte ideal sería el libro. Pero el hecho de que no necesitemos ver la copia en papel fotográfico para apreciar su trabajo no significa que aceptemos las impresiones mediocres que se presentan en la fundación Osde.
    En cuanto al soporte posible, con esto me refiero a un tema más cultural/económico. Yo creo que el hecho de que una de las dos muestras más importantes del Festival de la Luz sea presentada en el mismo soporte en el que cualquier local de ropa de moda del Alto Palermo muestra sus fotos publicitarias habla del lugar que ocupa la fotografía en Argentina hoy en día. Es decir, una profesión/hobby/afición/arte/etc. del primer mundo, que no nos podemos permitir. Hoy no nos podemos permitir copias de Koudelka, no dan los números. Así como no podemos permitirnos rollos a 30 pesos, ni cámaras digitales a 10000 pesos. Es la triste realidad.

  • lorenzo

    “fotografio el fin de la primavera de Praga, casi de casualidad”, nunca habia escuchado semejante cosa

  • daniel

    Tiene razón Guillermo que en la muestra de Curtis había algunas copias truchas. Pero otras eran sencillamente maravillosas! con ese procedimiento tan delicado e incontrolable. ¿cómo se llamaba?
    Hey Lorenzo, no te ofendas amigo. Cuando digo “casi de casualidad” me refiero que al momento de los disturbios, Koudelka era más un fotógrafo de teatro. Un joven como todos que se iniciaba en la fotografía. En cuanto al soporte, Ariel, gracias x tan detallado comentario. Estoy de acuerdo. Es una pena, y es lo que hay. Igual mis preguntas van un poco más allá. Las nuevas tecnologías en impresión también proponen un grado de sofisticación en la copia que puede ser superior al método tradicional. Y si somos pobres, tendremos que hacer muestras “efímeras”, pero no enmarcarlas como si fueran originales! Elijo Papel :)

  • EmeJota

    Fui a la muestra de Koudelka, de Brassaï y la grupal en el Centro Cultural Recoleta. No vivo en Buenos Aires. De todas me llevé algo positivo. Siempre queda algo por mejorar. La realidad es la realidad, claro que la realidad de unos no es la realidad de otros, supongo que existen tantas realidades como personas. En mi realidad las disfruté. Piedra, papel y tijera, Koudelka, Brassaï y CC Recoleta.

  • Rodrigo Alcon Quintanilha

    Qué bueno poder leer un comentario de Guillermo Mischkinis en este blog. Gran saludo a mi sensei.

    Quisiera invocar al “instaurador de discursividad”, Walter Benjamin en este instante y su texto mil veces nombrado y poco explorado a fondo (coincidimos varios en el hecho de que se trata de un texto muy rico por lo que su análisis no es una tarea sencilla). Hablo de “La obra de arte en la época de su reproductibilidad técnica”. En dicho texto, uno puede leer que la fotografía y el cine inauguran una etapa nueva en el Arte (mayúscula porque ya estaba fundada la institución Arte, y de allí toda la cuestión alrededor de lo aurático en la obra de arte). Leyendo el mencionado texto, uno puede preguntarse: en la fotografía y en el cine, cuando lo analógico era un ámbito exclusivo de la película, ¿qué es el original? ¿El negativo o lo positivado? Las diapositivas plantean un serio problema para mi argumentación, aunque como en el caso del cine, se estila proyectarlas, por lo tanto habría dos instancias, dos objetos.. El negativo es un objeto, el papel es un objeto y la proyección también (recomiendo la muestra de las obras del Pompidou en la Fundación Telefónica).

    Creo que existe una relación entre la piedra, el papel y la tijera. Lúdica, por sobre todas las cosas. Pienso que si la propia fotografía plantea una discusión aporética (que no nos llevará a ninguna respuesta fundamental), tendríamos que disfrutar de ella, sea en el formato que sea.

    Saludos.

  • Daniel Merle

    eppppss! Gracias Rodrigo. La charla se pone interesante. Emejota da en la tecla. Es cierto que nuestras muestras son un poco más “pobres”, pero las tenemos! En cuanto a los soportes, hay que empezar a “enterrar mitos” y descubrir, o redescubrir que la fotografía maneja otros códigos bien distintos a los de la pintura. Hace unos años, vi una muestra de Elliot Erwitt en Nueva York. Era en una galería. Eran sus fotos de “prueba” 12×18 de su trabajo de Los Museos. Tenían hasta los agujeritos de las chinces y manchas de fijador. Una delicia!

  • Dedalus

    Me acuerdo ahora de alguien que juntaba fotos y negativos encontrados en la calle para luego tratar con eso de reconstruir las historias que esas fotos tenían para contar.
    Creo que no nos podemos quejar de Agosto que nos ha traído de todo, lo de Brassai en el MNBA está perfectamente montado, quizás las “impresiones” de Koudelka no sean tan “impresionantes” pero Hey, poder disfrutar de esa muestra y de todas las que hay disponibles ahora es algo casi místico y para disfrutar, más allá del soporte.
    La multiexpo en el CC Recoleta, tiene diversidad de estilos, tamaños, colores, formatos… Qué más pedir!!!???
    Piedra, papel, impresas sobre tela, sobre papel de algodón, en vidrio, en tela vinílica, estamos hablando de la foto… O del soporte? Vamos !

    La tijera sirve para recortar.

    MJ lo que vos te llevaste de esas muestras fueron folletitos, algún libro y las fotos que sacaste a las expuestas. Daleee.

  • carlos

    solo quiero mencionar que cerca de la obra de warhol, en el malba, hay una obra de david hockney.
    chiquita que son varias fotos montadas sobre carton.
    el habitaculo de un mercedes.
    me pareció una suerte poder verla ahi montada.
    solo vi cosas de él por libro, otra cosa.
    sera original?
    armada por él?

    una imagen reconstruida
    a mi parecer demasiado única para ser fotografia.

    es fotografía, si, pero con una vuelta que rompe el molde.

    curtis y hockney me provocaron lo mismo.
    sentir que veía algo único. aunque fueran fotos.

    creo que benjamin hubiera tenido buena charla con hockney.