Una foto lleva a la otra

 

brussels193201

Recién subí a Facebook una historia curiosa. La de una foto que lleva a la otra, y esta a un libro y a otro. Los temas son siempre los mismos y siempre conservan idéntica frescura para mi: La primera foto, los libros de fotos, la magia del “ojeo”. Pero mejor me ordeno y le cuento lo que me pasa.

Arriba les subo una de las primeras fotos de Henri Cartier Bresson. Y abajo, el dorso de dicha foto con las anotaciones que él mismo hizo. Qué bueno es volver a los grandes! Me tranquilizan. Los miro sin cansarme y pienso: “Es posible! Ellos lo hicieron bien fácil”.

brussels193204

Investigando sobre Brussels 1932 me topé con el blog de José Manuel Suárez. De la foto no pude saber nada más de lo que el autor quiso consignar por propia mano. Pero me maravilló el blog de José Manuel y me congratulo de haberlo descubierto. Aquí abajito, su ante último post dedicado al libro de Ellen Jong que es acerca del “pilín” de su marido. ¿Qué tal Amanda?

getting-to-know-your-husbands-cock-04

Como varoncito, me siento halagado y un poco envidioso del marido de Ellen… Y no se confundan! Que una mujer le dedique tanta curiosidad a “nuestro mejor amigo” es un piropaso.  ¿O no?. Si, ya sé, ustedes pensarán que no hay vínculo alguno entre la foto del bueno de H.C.B. y el libro de Ellen. Me permito levantar mi voz en desacuerdo! hip!. Y declaro: El nexo lógico y evidente es la cualidad vouyerística de estos dos trabajos,  y de los autores, de los sujetos!. Amigos, amigas, es la primera condición que tenemos que reconocer para saber si somos, o no,  fotógrafos. Lo esencial es espiar y fotografiar lo que usualmente no se ve, o no se deja ver. Tal vez lo mismo que esos señores de bigotazos miraban con desparpajo, pero cautelosamente.

  • Pingback: Todos somos fotógrafos, en serio : Nano Fest()

  • dario

    este post viene un tanto forzado, ¿no?.Los protagonistas de la foto de Bresson son dos personas sorprendidas mirando algo que no sabemos que es, pero en un espacio aparentemente publico con alguna restriccion, es un icono de la fotografia. La segunda foto, es un chiste privado que solo tiene como espectador a la fotografa en un acto intimo que por esas libertades de la sociedad en que vivimos, publicó con la pretension de sorprender, sin dudas una foto menor sobre un hecho sin importancia. Juntar esto y hacer un post habla sobre todo de las ganas del Editor de sorprendernos, la cantidad y calidad de las respuestas nos diran si lo logro.

  • daniel

    Hola Dario, mirá vos! yo creo que el post no viene forzado. Más bien, viene mal escrito! Pero ahora en serio: creo que lo que lees es producto de lo que nos pasa hoy en dia con la información. Una cosa lleva a la otra, y asi sucesivamente. Al final, no sabés dónde empezaste! A mi, este fenómeno no me molesta (aunque si está afectando mi capacidad de retener y organizar la información). Estoy agradecido de tener este espacio donde lo puedo escribir cosas tal cuál me llegan a la cabeza. Y por supuesto, recibir críticas como las tuyas.
    Feliz año!

  • Rodrigo

    En todo caso, la Fotografía toda está signada por el voyeurismo (así haya testigos o no del acto fotográfico). No habría que olvidar que, salvo en excepciones como la prestación “live view” de algunas cámaras digitales, el fotógrafo siempre se encuentra escudado, parcialmente escondido (cual Bugs Bunny detrás de un árbol finito) detrás de la cámara. Así, con todo respeto, creo que ese rasgo, común (desde mi perspectiva) a toda la Fotografía, habilita el vínculo entre fotógrafos hasta el infinito.

  • tomy

    zzzzzzzzzzzzzzzz