Sepultado en fotos

 

Los griegos decían que había un tiempo objetivo, y un tiempo subjetivo. Los diarios de ayer dicen que el tiempo ahora va más rápido! Y no se sabe bien si es cosa del tiempo, o de los hombres que hemos perdido la medida del tiempo. En fin, hace unas semanas tomaba un café con Julián Gallo, y comenzamos esta conversación que se las voy a ir despachando de a poquito, en “nano clips”. Es que no tenemos tiempo de editar toda la maldita nota entera!

¿Vieron? Bien crudito el clip! Apunto algunas cosas que dice Julián y las someto a vuestra opinión amigos mios. También se pueden sumar todos aquellos negative friends que tengan algo real-mente MALO  para opinar. Ahi va:

1. ¿Cuántas más fotos, menos memoria?

2. ¿Yo saco fotos para no olvidarme de lo que hice (o de lo que soy) o para dejar  testimonio para las generaciones futuras?

3. Dentro de veinte años, cuando tenga 1200 carpetas, 300 colecciones y 2000 videos en Flickr… ¿qué va a decir mi nieto cuando le quiera mostrar “mi album familiar”? ¿y mi bisnieto?

4. ¿O tal vez ya se habrán desarrollado nuevas formas de clasificar las imágenes, vincularlas, conservarlas y transmitirlas, y todo será más comprensible que ahora? (Si, Diosito mío, por favoooor!)

5. El futuro de las imagen fija (cualquiera seea el soporte que vaya a tener),  ¿será algo más que una enorme montaña incalculable de fotos sin sentido?

  • Nati

    Hola amigos, buen año. Opino que saco pocas fotos de mi misma, pero sí que lo que fotografío tiene que ver con la realidad que me circunda. (me pregunto, entonces, si no me fotografío también a mí misma en esa mirada)Al verlas siempre me pregunto cuál ha sido la causa que determinó que las conservara.Simplemente,para compartir;justamente hoy me autofilmé porque estoy iniciando otro camino y decidí hacerlo para testimoniarlo. Ahora que lo pienso bien, puede ocurrir que de aquí a un tiempo, pueda verme a mí misma avergonzada de lo que decidí testimoniar, casi como un café que se derrama por torpeza pero que hace a las circunstancias.
    Besos de Nati.

  • pramundo

    La fotografía digital cambió mucho esta cuestión de retratar cosas y quienes. Si es para bien o para mal, lo sabremos la próxima vez que se dé un cambio así de fuerte, y aparezca la gente diciendo “la fotografía digital tenía ese no se qué…”.
    Como en examen de la secu:
    1.- Jamás tuve memoria, las fotos, los videos y mis amigos son los únicos que rescatan algo de ese mejunje de neuronas que tengo entre el pelo y la barba.
    2.- Hoy se pueden hacer las 2 cosas. Saco para mí, pero el día de mañana me gustaría despolvar esta notebook y mostrarle a mis nietos mis delirios.
    3.- Y cuando se las muestre van a decir lo mismo que decimos nosotros: En serio usaban esa ropa?.
    4.- El papel se sigue usando. La volatilidad de los formatos atenta contra el tiempo, pero hay gente que todavía tiene Wincos, y yo escucho mis mixtapes de vez en cuando…
    5.- En un futuro un tanto lejano creo que va a pasar como lo que pasó con la pintura. Antes la única manera de inmortalizar algo era con un señor y un pincel. Hoy y hace 100 años tenemos a la fotografía. En otros 100 años, quizás ya no sea necesaria, y sea objeto de museo.

  • poli

    en el genial libro de dubois, él habla de que la fotografia sería el equivalente visual del recuerdo. una foto siempre es una imagen mental.
    alla lejos y hace tiempo, los griegos hablaban del Arte de la Memoria y hablaban de ella como una ¨escritura interior¨.

    cicerón dijo: ¨recurrir a la imagen es el medio más seguro de conservar el recuerdo de algo, aunque se trate de una palabra o un pensamiento¨

    que tul? nunca pensé que podía estar taaan de acuerdo con un señor que es más de 2000 años más viejo que yo…. =)

  • Edy

    Hola;
    No voy a responder a todas las preguntas, solo me interesan 2 respuestas que me dan vuelta:

    1_ Cuantas menos fotos, más tenemos que ejercitar la memoria para recordar esas pocas.

    3_ Lo más probable, llegado el caso que un bisnieto logre entender la importancia de la selección, diría algo como: “Mi bisabuelo era un fotógrafo compulsivo (o con alzheimer) y le importaba un bledo editar. Las quería a todas el viejo.”

  • daniel

    Bienvenido Edy,
    En respuesta a tu punto 1, a mi me pasa que a menos fotos, tengo recuerdos más fijos, aunque tal vez más incompletos. Y desde hace unos años ya, con los miles de fotos que colecciono, me encuentro recorriendo carpetas mias en Flickr y no me puedo acordar las circunstancias de algunas de las fotos. Por suerte, el sistema te invita a poner fechas, descripciones, etc. Si tuvieramos esta tremenda cantidad de fotos en una caja, estaríamos perdidos. Viva la tecnología!