Mover la piedra

 

Para mi, “que te muevan la piedra” significa algo que te conmociona. Por el contrario, hay quien piensa que esta expresión signifca aquello que te despierta ira, “que te saca” (no sé, habría que preguntarle a Alicia, o a The Negative Man tal vez?). Maria Moliner dice: “Conmover” significa estremecer, sacudir, hacer temblar una cosa apoyada pesadamente en su sitio (gracias Moni!) Asi que yo digo “me mueve la piedra” cuando veo algo que me gusta de una manera comprobable. Y mi comprobacion viene de la mano de la memoria. Si me acuerdo claramente de eso que me gustó, es por que fue una experiencia conmovedora. Hay otras cosas también, otros ingredientes indispensables, si! Pero no me los acuerdo ahora. :p

La cuestión es que en poco tiempo vi dos películas formidables, un libro de fotos buenisimo y otro libro de fotos que no es de fotos, porque es de arte con fotos (Cata me amenzó seriamente para que lo lea), y también leí un texto (hace unos minutitos) que me terminó de “mover la piedra” Y llegado a este punto mejor me detengo y hago una lista . No solo pienso pavadas, también las escribo…! Ahi va:

Dos Hombres en Manhattan, de Jean Pierre Melville

Incident at the Loch Ness, de Herzog.

Fotografías Mínimas, de Leandro Piñeiro (les hablé de él en el comentario anterior. Ver foto abajo)

Did you see me?, de Sophie Calle. Publicada por PRESTEL

Un Maestro de Alemania. Ensayo de Mónica Giardina sobre la peli  Grizzly Man, de Herzog. Publicado en la revista “La Otra”

Es lunes, tengo trabajo atrasado, y estoy acá boludeando. Todavía no tengo idea de cómo vincular tantas cosas sueltas que anoté en mi lista. El libro de Sophie Calle me confunde un poco. En la introducción se habla de la desaparición del autor y del estilo. Marcel Duchamp fue el iniciador de este lio. “El que observa es quién hace el trabajo” Esa es una gran verdad para la fotografía! Pero no todo el mérito se lo lleva el que mira, porque uno tiene que elegir que es lo que va a ser observado. El mejor ejemplo son las fotos de Piñeiro (arriba) y por contraste les muestro una doble página del libro de Sophie:

Me parece que estoy mezclando todo. Mejor leo el libro de Calle y no sigo picoteando con mis listas. Por ahora, las fotos del microcentro de Piñeiro, la bellisima reflexión de Mónica sobre The Grizzly Man y la endiablada trama de la peli de Mellvile están grabadas en mi memoria. Me conformo con eso.