Más es más

 

La semana pasada vi un comentario de un amigo en su muro de FB.  Se le habían acabado las ideas y quería salir a fotografiar de todos modos. Y estaba pidiendo consejo…

¿Qué hacer cuando tiene la necesidad pero no sabe dónde apuntarla?. Yo no conozco otro método que “obligarse”. Si,  ya sé: me van a decir que no funciona, y que si uno hace algo por placer, imponerse una tarea no es la mejor manera de obtener algún resultado.

Yo le recomendé a mi amigo que se compre The Photographer´s Playbook. Pero después me di cuenta que le estaba diciendo que lea un libro pero no le daba ningún consejo práctico. Acá van algunos míos, que no se si están en el libro. Los invito a que sumen sus consejos y vemos que sale. Ahí van:

1. A la mañana, salís con la cámara (en la mano), y te proponés hacer, digamos, 300 fotos. Tenés que volver a tu casa a la noche con 300 fotos. Y a no disparar a tontas y a locas!

2. Elegí una persona para fotografiar (si no la conocés, mejor) y le hacés un retrato. Y otro y otro, y otro. No parás de retratarlo hasta que la persona te diga basta. La condición es no parar.

3. Por un día serás un fotógrafo de una índole totalmente distinta al que sos actualmente. Por ejemplo: serás un fotógrafo niño, o un fotógrafo gato. O un fotógrafo obelisco. O mejor! un fotógrafo ciego!

4. Durante un mes, en el camino al trabajo, elegís un punto al que fotografiarás durante los 30 días, suceda lo que suceda, más o menos a la misma ahora. Al final del mes, harás un libro.  (Inspirado en la película Smoke)

5. Elegir un lugar de la ciudad que tenga alguna historia. Puede ser un bar, el obelisco, un edificio, un parque. Hacer fotos. Luego en casa, lo gugleás para investigar que hubo ahí antes. Si alguien lo fotografió etc. Cuando tengas ese lugar investigado, volvés con otros ojos (inspirado en mi amigo Luis Priamo y en Felipe Romero Beltrán)

Necesitamos por lo menos cinco consejos más para mi amigo,

……………………………………………¿Quién empieza?

Fotos: Sage Sohier 

 

 

 

  • Martin Volman

    Salir y caminar sin rumbo, sin pensar demasiado en qué fotografiar, dónde, etc.

    • Sol T

      Yo muchas veces salgo, y no logro disparar ni una sola vez…

      • Ruben Ricardo Arteaga

        Lo cual no está nada mal. Ya vendrán las musas y se harán cargo de tus deleites. El “presionar” no es sinónimo de “lograr” (algo que se precie).

    • Daniel Merle

      Hay que tener mucha voluntad para eso. Ir sin rumbo! Yo me imagino más probable si, por ejemplo, te asignás una calle. Ponele Rivadavia desde el 0 al 10.000

      • Ruben Ricardo Arteaga

        Eso es todo un mundo para fotografiar; si dentro de él no encuentras nada, ¡deténte! y trata por lo menos, de reflexionarte.

    • Ruben Ricardo Arteaga

      Es que cuando más te lo impones, más dificultoso se hace. No deseo pecar de superado con esto, pero debo decir que estas dificultades que aquí se mencionan pertenecen a mis comienzos con la cámara en mano. Me preguntaba por aquellos tiempos: ¿cómo hacen esos fotógrafos para acumular tanto material, y de esa calidad?. El transcurrir me demostró que el intenso mirar y hablar con lo mirado, interactuando, ha sido lo que a la postre ha garantizado el hecho cierto de sus bellos y cuantiosos resultados. Estoy convencido que a un “sensible” e inquieto observador; pronto y sobresaltado por lo que ocurre en su derredor, jamás carecerá de motivos o elementos que lo impulsen a tomar su cámara para hacerlos imperecederos. Si yo tomara algunas consideraciones que se puntualizan, de seguro, las abandonaría por mi empedernida inconducta para llevarlas a cabo. Creo que el no ser monotemático o un obseso me permite el respingo ante lo que hay, donde encuentro el material suficiente para expresar y “decirme”. Más aún, suelo hallar las variantes que hacen que una toma se transforme en varias con sus distintas intensidades y de las cuales solo me reste dedicarme nada más que a elegir.

  • Clara Nerone

    fotografiar una flor por día

  • V

    Hacer una caja con papelitos, cada uno con un sustantivo o un adjetivo. Sacar uno por dia tipo sorteo y hacer fotos sobre eso.

  • Diego Herrera

    El punto 2 y el 4 son realmente dignos de llevarse adelante. Una que se me había ocurrido aunque no es nada brillante puede servirle a alguien es agarrar un libro abrir cualquier página y “tomar” la primera frase/oración que leamos como inspiración. Jugar con eso. Salir a la calle y fotografiar patrones Pares/Iguales/Similares / Opuestos/Impares/desiguales. Pedirle a desconocidos que nos dejen fotografiarlos. Salir de la zona de confort, fotografiar un dia al medio dia a pleno sol o a la noche. Ahora que leo a algunas personas los proyectos de fotografíar un tema por dia durante un mes puede ser muy interesante tambièn.

  • Anahí VF

    Quizás May Ray le aconsejaría que escuchara música, pues una vez dijo: “Yo creo en la relación entre la fotografía y la música; Y esa es mi inspiración”.

    • Daniel Merle

      Yo creo más en la relación entre la fotograría y la literatura. Pero bueno, quién puede con Man Ray? Tengo la impresión de que todavía no sabemos bien la importancia decisiva de este artista

    • Ruben Ricardo Arteaga

      …, y es tan cierto. Mi melómanía acusa un traslado permanente para escribir, fotografiar, pensar, etc, y allí, frente a mí, todas estas expresiones suelen hacerse presentes, incluso, con sus imprevisibles resultados.

  • Darío Belén

    Si a uno no se le ocurre nada significa que lo está buscando, y dificilmente la chispa surge ad libitum. Surge del encuentro entre el bagaje de imagenes propio y aquello desconocido que uno encuentra y lo articula. Mientras tanto uno simplemente debe dedicarse a nutrir esa colección de imagenes, volver a ellas, fotografiar lo que a uno le atrae, no perder la mano ni el hábito, y aquello que uno creía buscar aparecerá por sí solo. Mi opinion es que de las estrategias mencionadas le sirven al hábito de marco, lo sostienen quizas, pero el resultado creo que será forzado y mas próximo a un extremo conceptual, documental. Leer una frase es una buena estrategia, entre más poética mejor, aunque por otra parte creo que cualquiera interesado en alcanzar la metáfora en la imágen sabrá que la lectura es una práctica necesaria, aunque solo sea de subtítulos de una serie o película. Ver pintura.

    • Ruben Ricardo Arteaga

      …, y agrego compartiendo lo suyo: ver pintura, escultura, cine, teatro, leer mucho, y no necesariamente libros, escribir, interactuar con nuestros saberes y tomar lo desconocido para nosotros, de los otros, asistir a cuanto evento en lo expresivo se nos presente, escuchar mucha musica y lo más variopinta posible, concurrir a charlas y conferencias alusivas, etc. Este “todo” es el que conforma y hace a nuestra riqueza, que se reinventa y vuelve a volcar interminable con nuestro propio hacer, el cual se ha de mostrar sin saber muy bien por qué, incontenible.

      • Darío Belén

        Exactamente. El bagaje es ese todo al que se refiere. Fui demasiado sintético, quizás. El cine en mi experiencia ha sido de las cosas que más me han enriquecido, tal vez por ser tan multidisciplinario. Me gustaría agregar la paciencia, otro importante elemento, creo.

        • Ruben Ricardo Arteaga

          Así es, lo que usted señala va de suyo.

  • lucas

    saques lo que saques, mirarlas despues de un tiempo! a veces ni las bajo, o si las bajo, las miro despues de una semana o mas y recien ahi selecciono lo que mas me gusta para editar o mostrar.

    http://lucasphoto.tumblr.com/

  • Leandro Piñeiro

    Qué tal Daniel. Quizás la incertidumbre no sea exclusiva de la fotografía. Así que yo aconsejaría resolver las cuentas pendientes. Digo, me parece más sustancioso (siempre pensando en función de la fotografía que va a venir) entender por qué nos cuesta encontrar un tema, cuando se podría decir que hay más temas que cámaras fotográficas. Pero fotografiar objetos personales o familiares siempre viene bien.

    • Ruben Ricardo Arteaga

      Es posible que me equivoque, pero pienso de esas personas a las cuales les cuesta muchísimo encontrar un tema digno de fotografiar, muchas, están empeñadas en tener unos logros parecidos, similares o iguales a quienes admiran; por ejemplo, tomar fotos a lo Bresson, Kertesz, Salgado o Parr, por citar algunos. Situaciones de estas suelen ser muy frustrantes y solo conllevan en si el seguro desaliento. Estoy convencido que ante el inmenso universo que se halla ante nosotros para ser aprehendido debemos despojarnos, en la medida de lo posible de cualquier interferencia, que en vez de ayudarnos, malogre nuestra genuina expresión, no importando incluso el nivel alcanzado con ella. Esto último, no tengo dudas, se ha de dar por añadidura

  • http://agrosse.tumblr.com Alejandro Grosse

    Me ha pasado esto de las ideas y he buscado inspiración y una brújula repasando los fotógrafos que más admiro. Uno por lo general va acumulando en su mente un montón de foto ajenas “favoritas”, pero no siempre nos preguntamos PORQUE nos gustan, que es lo que las hace tan especiales. Pasa lo mismo con el cine: Ok me encanta esta película, pero que es exactamente lo que me gusta? En mi caso he descubierto que cada fotógrafo tiene alguna característica propia que es la que llama mi atención, además de que suele ser diferente de un fotógrafo a otro. Aclaro que no estoy hablando de “copiar”, en absoluto, sino de identificar esa esencia que suele ser bastante subjetiva y que logra conmovernos.

  • Leandro Piñeiro

    Momento! Va a parecer que estoy mandando la gente al psicólogo. No. Algo más didáctico:
    Tu película favorita corriendo en el cuarto
    Tu disco favorito sonando en el living
    Tu libro favorito arriba de la cama (en lo pisible ensayo, para abrir al azar y encontrar definiciones)
    Papel y marcadores (colores primarios)
    No digo desconexión absoluta, porque sería como sacarle el chupete a un bebe, pero en lo posible solos
    Algo para tomar (graduación alcoholica a gusto)
    Vas y venís, vas y venís, no te comprometés con nada, que los estímulos indicados sobresalgan
    Y bueno, si al final de la película (que generalmente dura más que un disco) no sacaste nada en limpio, por lo menos la pasaste bien.
    Volver a empezar

  • Bernarda Ballesteros

    Qué bueno lo que escribe Leandro, más abajo. Coincido con varias de sus sugerencias, sobre todo ahora que estoy pasando unas vacaciones bajo presupuesto, en el patio de mi casa, pelopincho mediante. De hecho, en estos días me autoregalé un lente 50 mm, 1.8 (motivo central de mis vaciones en casa) y me aboqué a experimentarlo y conocerlo. Agregaría que acá hay mucha puerta abierta al exterior (puedo visualizar tan bien eso de “ir y venir”) en general hay mate y no alcohol (aunque no descarto la opción) y un clima de intimidad incomparable, sólo matizado por música o maullidos de gata. No hay horario para las fotos, ni principio ni fin de las “sesiones”. Es necesario disponer de una gran (y amorosa) cuota de paciencia, para dejar que la idea crezca y tome forma. O para desecharla. Creo que la mejor palabra para describir este estado (que jamás podría ser uno en el que me “obligara” a hacer fotos) de ánimo y la disposición del espiritu, el ojo y la mente es: serendípico (no sé si existe el término usado así, disculpen). Para ilustrar mi comentario, comparto una foto de estos días (a la cual no sabría explicar bien cómo llegué, ni hubiera sido posible fuera de este verano que describo, seguramente).

    • Bernarda Ballesteros

      Todo este comentario quiso ser una sugerencia sola porque me cuesta no verlo como un todo (en este caso)…
      Y de los consejos de Daniel, me quedo con el 5. Me identifico bastante con ese.

  • http://www.lamiradasilenciosa.com/ Daniel

    Buenazo el 4
    Voy a hacerlo

  • https://www.flickr.com/photos/forrest_talbot/sets/ Derek Miles Forrest Talbot

    salir a caminar con alguna amiga, charlar, y tomar muchos tragos
    a full con el calor.