La culpa no es del chancho

 

levinstein_leon_2301_2005

Pasado mediodía y estoy peinando fotos. La tapa de adnCULTURA de la semana que viene está dedicada al escultor Enio Iommi (abajo a la izquierda), que tendrá una retrospectiva en el CCRecoleta el mes próximo. No hay reglas para este gran maestro. Se me ocurre que los escultores son un tipo raro de artistas. Están muy comprometidos con la materia. Miren amigos, amigas. ¿qué les parece?

Cronograma Nano

Tengo un librito de Cezanne que siempre me deja una sensación de alivio (¿?). Es una resumida biografía y algunos comentarios críticos. Pero más que nada está lleno de reproducciones de sus pequeños, breves e intensos cuadros. Las manzanas de Cezanne son una leyenda. Como las magdalenas de Proust. O los horizontes torcidos de Winogrand!

Y vuelvo sobre los horizontes. Pero ahora vengo patoteando con dos pesos pesados como Iommi y Cezanne porque quiero comentarles acerca de “las reglas”. Si se fijan en la obra de estos pibes, se darán cuenta que ellos se dedicaron a investigar los materiales como paso necesario para conocer más profundamente la esencia de sus temas. No pensaban en las reglas.

Mucha de la fotografía contemporánea está llena de reglas. Y éstas no surgen de la búsqueda tormentosa o científica del autor. Parten de soluciones preestablecidas. Ni Marcos López se libra de esta mordaza. Si si, amigos, amigas. Es una mordaza que no nos permite zambullirnos en la materia. En las infinitas posiblidades del instrumento que manejamos… Disculpen, hoy es miércoles y me siento medio exaltado :)

display_image1

.

En el post anterior (buenísimos todos los comentarios!) me pasaron muchos links con fotógrafos que tomaron a la playa como sujeto. Ninguno, me atrevo a decir que ninguno se sacó la mordaza. Y arriba de todo les cuelgo una pic (perdón Fer!) de León Levinstein (*) para que aprecien las diferencias. Por favor, ¿me escriben algo acerca de este despropósito mio?

Toda mi vida me la he pasado sufriendo con mis pobres fotitos. Muy pocas veces obtuve algo que no estuviera previamente amordazado. Y cuando sucedía tenía la inclinación a pensar que era más mérito de la casualidad o del accidente (aún en una escena controlada) que de mi agudeza visual, o mi coraje para romper los moldes con seriedad y constancia.

Pero no hay que quejarse. La culpa no es del chancho! si no del que lo amordaza (¿?)

(*) Entre los abominables errores de mi post anterior, cité al fotógrafo Leon Levinstein. Pero le puse Rubinstein! (¿sería por Helena?). Sepan disculpar amigos lectores. Me gustaría que algún día se dieran una vuelta por la redacción y se fijaran cómo voy armando mis notas…

  • Leandro Piñeiro

    Porque decir lo propio dignifica al resuelto… corriéndome un poco de post, y tratando de seguir a Daniel…, no quería dejar de decir que lo que determina mi búsqueda hoy es la figura, el cuerpo y sus contorsiones, sus formas, propiamente: una cierta fluidez del gesto o del síntoma en el primer plano (lo que también puede significar trabajar las imágenes de los cuerpos como esculturas sin cabezas). Por su parte, el fondo, como sea que se escriba, también es imagen; y ésta, ¿puede también ser irreal: copia de un horizonte que, aunque en tierra firme sea horizontal, hace a muchos deslizarnos y caernos de cabeza, dolorosamente, hacia el lado del agua?
    Además de hacer fotografías… invito (como Daniel invita) a pensar por fuera de ellas. Entonces pienso en lo siguiente. Creer que se debe renunciar, sea en el acto o en la publicación, a estas disponibilidades estéticas y tanto más ¡poéticas!, no es sino creer ciegamente que se debe vivir pensando en rechazar todo lo que nos antecede, lo dicho y lo hecho, para ser 100% originales, o nuevos genios creativos. ¡Cuidado con esta presión que, a veces, nos imponemos los estudiantes del chapuzón! Porque así muchos podemos terminar ahogándonos, después de llorisquear de impotencia junto a los consagrados guardavidas, y mucho antes de encontrar la imagen, la escultura o la razón soñadas. Porque así nos volvemos locos, y nos perdemos en la playa; o nos dormimos como el de la pic de Leon, mientras que por detrás la casualidad no espera, sigue rondando y, también, se vuelve protagonista. Y con todo esto dejamos de buscar y de pisar el palito del error; y dejamos de mancharnos las orejas de pintura (como lo hacía Cezzane); y dejamos de investigar la materialidad de los cuerpos, los objetos y, más aun, de la representación misma, pues decimos no, no, no, pero al trabajo.
    Entonces, pienso Daniel ¿cómo podemos dibujar el horizonte de nuestro proyecto de vida, aquellos que lo tenemos (derecho o inclinado), si tenemos a los consagrados citados de siempre por inalcanzables y dueños del azar, de la patente de la fotografía y de las reglas de la escultura, o viceversa?
    pd: otro exaltado de miércoles

  • guille

    buen post daniel! Hoy estás al natural. Ni agudo ni mordaz. Yo recién vengo de pintar. Estoy manchando el móvil con cera! Saludos y que vivan las no reglas

  • lola

    me da la impresion de que el post esta marcado a fuego por el calendario biologico de Merle. Su mirada sobre la escultura y la pintura nada tiene que ver con la realidad de los nuevos fotografos que tenemos otra impronta visual que esta marcada por la tele, el cine y la publicidad, de alli nacen nuestras imagenes, estan pegoteadas con ese manjar.

  • veronica

    Interesante el titular! Un sólo problema ¿de cuántas mordazas uno se da cuenta? Vale la pena pensar y pensar cómo perder las mordazas, como ser el más original, el diferente, el especial, el lúcido, el visionario…? Echo de menos gente sanguínea, con ganas de explorar, de darse cuenta después de la exploración que no ha conseguido nada “especial” y que vuelva a intentarlo, echo de menos referencias a otras artes cuando se comenta sobre fotografía, echo de menos referencias cruzadas con otros campos, reminiscencias a otras cosas de la vida pero, sobre todo, echo de menos opiniones y búsquedas propias, sólo ahí se cae la mordaza. Y para que la búsqueda sea propia la aprobación ajena debe quedar a un lado en la mente del fotógrafo.

  • Silverstein

    En Argentina hay muchos fotógrafos como los que verónica hecha de menos.
    Es cuestión de estar atento y abrirse para encontrarlos.
    Tiro uno al azar, desembarazado de un trade mark, investigador permanente del medio y con un trabajo de excelente nivel: res.
    Y con respecto a la imagen posteada de L.L. tan sólo dos palabras: Bill Brandt.

  • rodrigo

    De acuerdo con veronica. Y cuando alguien rompe las reglas, o peor, inventa nuevas, lo cuestionan! Creo que las reglas, que son viejas como los antiguos griegos o vienen de la pintura, en fotografía ya no son tan importantes como antes. Y que los recursos son limitados o tienen los límites del rectángulo o cuadrado que contiene la imagen (en el ejemplo del post, la escultura admite tres dimensiones y mayor variedad de materiales). La evolución de la fotografía tiene más que ver con la tecnología y, quizás en menor medida, los soportes. Pero no creo que haya nada por inventar en cuanto a recursos. Incluso Eggleston, que dio vuelta todo yéndose al extremo opuesto de su ídolo Cartier Bresson, y HCB mismo, hicieron cosas que en realidad ya había hecho (como siempre) Kertész. Encima, Kertész fue bastante ignorado y Eggleston bastante cuestionado, antes de ser reconocidos como lo que son hoy. Creo que entre ellos tres está todo lo que hay escrito sobre recursos del lenguaje fotográfico. Y agregaría a Friedlander, que es el (¿único?) que inventó sus propias reglas y le salió bien.
    Qué más? El mensaje. Las reglas, los recursos, etc., solo son medios. Incluso la fotografía es medio, es excusa, para un mensaje.
    Con esto quiero decir que me parece que lo que importa no es la técnica ni los recursos sino que estén al servicio de lo que se dice con ellos. Es medio obvio, pero lo llevo al extremo: los recursos y la técnica, si se usan por sí mismos, son vistosos pero vacíos. Hoy, no sirven para nada. Hay ejemplos de sobra en los que no importan ni se usan, como en los escultores mencionados.
    Por supuesto que hay que aprenderlos (no estoy tan de acuerdo en que haya que dominarlos), como en el colegio aprendemos gramática y ortografía; pero sobre todo lo que hay que aprender es cómo traducir en fotos lo que uno quiere decir, y que además, eso tenga interés y sentido en el mayor contexto de lo que se dice en un momento y en un lugar de la fotografía. De ahí a ser un maestro, creo que se agrega, y tiene mucho que ver, la ocasión de estar en el lugar y momento indicados.
    Hay que tener en cuenta que en fotografía, incluso en la manipulación fotográfica digital, se parte de un mundo preexistente (y hay que ajustarse a él). Por ahí, lo que tiene en común con la escultura tradicional, es que remueve partes de ese mundo para dejar solo lo que el autor quiere mostrar, usándolo para resignificarlo.

  • rodrigo

    Con respecto al comentario de lola, creo que los “nuevos fotógrafos” también, necesariamente, nos tenemos que nutrir de los “viejos” y no tan viejos, aprender sus reglas y usarlas o no según corresponda, que por algo son lo que son. Y de la tele, y del cine, y de la publicidad. Y de los libros y la música, también. Por qué no, de la escultura y la pintura. Y del video, qué sé yo. Y de lo que dice gente que sabe más que nosotros y que ya estuvo ahí, viendo lo que todavía puede aplicarse, que a veces es mucho. Y articular todos esos medios (“medios”, no fines) con el medio que nosotros elegimos, que es la fotografía.
    Si no, no somos “nuevos fotógrafos”, sino “fotógrafos adolescentes”.

  • rodrigo

    WILLIAM EGGLESTON, desde American Suburb X: “Es como la música: si no tenés un amor o llamado innatos por ella, no importa cuánto estudies o cuan bien puedas tocar mirando la partitura; eso no significa que vayas a hacer música realmente buena.” Un grande, no solo de la fotografía.

  • guille

    por el calendario lunar de merle!

  • Silverstein

    Ejemplos de mordazas: El número uno es tal, el lenguaje se agota con ellos, esto es así, eso es asá, siempre, lo que uno quiere decir, lo nuevo, lo viejo, el primero, etc.
    Aceptémoslo de una buena vez: Las máximas y las sentencias no abren problemáticas o debates enriquecedores; tan solo sirven para un transcurrir cómodo y seguro.

  • erre

    Las reglas, es un tema que me ha rondado a mi tbb en la cabeza.Como o por que no zafamos de ellas?
    Creo que en donde se mete el lenguaje, de cualquier tipo, aparecen los limites, las mordazas.
    Una palabras de Bataille, acerca del lenguaje.
    ..cual es el fin de la fotografia o el arte, despues de todo? me queda esa ecuacion en la cabeza…

    Nunca el lenguaje tiene como objeto la pura felicidad.
    El lenguaje tiene a la acción como objeto,
    la acción cuyo fin es volver a encontrar la felicidad perdida,
    pero que no puede alcanzarla por sí mismo.
    Una vez feliz, ya no actuaría.
    La pura felicidad es la negación del dolor, de todo dolor;
    aun cuando se trate de la aprehensión del dolor,
    es negación del lenguaje.
    En el sentido más insensato, es la poesía.

  • ricardo-fort-no-va-más

    por el calendario biológico de Merle y el fuego fisiológico de Lola, yo recomiendo uno de los poquitos libros de arte que tengo en casa. (Lola, apagá la tele y agendá que no hay publicidad de estos libros viejitos): Las voces del silencio, del -bilógico- André Malraux. (Marcado a fuego!)

  • daniel

    Hola amigos!. Si, hay un problema biológico. Pero no creo que sea de calendario! es más bien de gustos. En todo caso, ya sabemos, el pop art también hizo lo suyo hace 70 años…
    No creo que hoy se pueda identificar algún tipo de movimiento como ese. Y cuando me refería a los autores “amordazados”, no hablaba de fotógrafos de mi generación precisamente. A ver… nombres! quiero nombres!

  • veronica

    He visto algunas fotografías de Leon Levinstein (no lo conocía)y lo que veo en él es mucha pasión y el enfoque hacia las emociones humanas tal y como él las percibe, en la calle, en gente que ve, en los detalles, sin ni siquiera enfocarlos directamente, fotografiaba al medidodía, en medio del trabajo, copiaba por la noche… ¿sabéis cuánta pasión hay ahí? la capacidad de captar eso que de repente aparece ante tus ojos cuando paseas, el entrar en ese trance que te permita captarlo…Me “recordó” a Nan Goldin en cuanto a su pasión por fotografiar a las personas y las emociones, Nan lo hacía de gente que conocía, Leon no pero los 2 hacen que me pregunte acerca de las personas que me muestran, que me meta en sus ojos, en su pose, que jamás pueda olvidarme de quien está detrás de la cámara mostrándomelo.
    Yo la verdad es que no creo que exista un movimiento similar a otros que hubo en otros momentos rompiendo las normas pero tampoco creo que la sociedad vaya hacia ahí, creo que el movimiento va a salir individualmente de las personas y que será más una forma de sentir y de enfocar el mundo que un movimiento político, cultural o del tipo que sea. No creo que esos individuos siquiera estén geográficamente en el mismo lugar, creo que gentes de distintos lugares sintiendo de la “misma forma” (y que conste que hablo más de una pulsión que de formas propiamente dichas)generarán la “nueva” forma. Buf! no sé si me he puesto demasiado filosófica ni si se ha entendido bien pero bueno, ahí va!

  • Ariel

    A mí me parece que el motivo subyacente de este post es el aburrimiento, me parece Daniel que lo que estás diciendo es que te aburre lo que hay, o lo que ves… me equivoco?
    Yo en la lista de desamordazados contemporáneos me la juego por Philip-Lorca diCorcia.

  • lola

    el calendario acompaña a la biologia y la cultura es parte de la life.Entendamos a la cultura como lo que se impregna en tu saber de acuerdo a la sociedad en la que vives y por supuesto a las modas que vendrian a ser como el acne en la pubertad,¿se acuerdan?. En la medida que camina el reloj te vas quedando con lo que formo todo aquello en los años en los que tu cerebro era una esponja, ya depues algunos organismos aun vivos suelen remitir a aquellas epocas, mientras el inexorable reloj siguio caminando, a eso algunos les llaman gustos. Mientras tanto, aqui y ahora, pasan otras cosas.Lo que Dani intenta introducir aqui como pregunta cuasi existencial entre las nuevas generaciones de fotografos ni siquiera es anecdota,(y no los estoy defendiendo!!). Si alguno va a refutarme, no olvide respetarme.Tanks.

  • rodrigo

    Antoine D’Agata puede ser un desamordazado? Pero bueno, tiene un costo alto el chico.
    Yo no sé si puedo elegir muchos “amordazados” (si es que entendí bien el concepto) porque tengo un gusto algo clásico, no creo que sea tan grave usar recursos conocidos como sí lo es usarlos vacíamente. Mi caballito en esto es Hiroshi Sugimoto que, como japonés que es, no innova casi nada, pero tiene una profundidad que no se ve muy seguido.

  • rodrigo

    No sé si refutar a lola, porque en un sentido concuerdo. Alguna vez acá se preguntó qué opinaría un maestro (creo que era Walker Evans?) sobre algo más actual (creo que relacionado con lo digital). Los que han ayudado a definir este lenguaje no tienen por qué ser personas “abiertas” a la evolución de un medio que ellos ayudaron a construir, incluso puede que no entenderían o estarían en desacuerdo con muchas cosas (si entre contemporáneos lo están…). Pero me parece que algo han ayudado para que las cosas de hoy sean como son, y esas cosas incluyen, quieran o no, lo que a veces hasta pretenden desdeñar porque es “del pasado”. A eso hay que agregarle las nuevas visiones, lo inesperado, lo creativo, y del cóctel sale el resultado, que es evolución.
    Pero que una pregunta venga de una visión no actual (no digo que éste sea el caso), no quiere decir que no se pueda aplicar. Posiblemente ciertas preguntas no las hacen hoy, no porque las hayan superado, sino porque las han olvidado.

  • ricardo

    “La pasión es como un dios”, canta Maria Rita en un bonus-track de su segundo disco “Segundo” -valga la redundancia-. Paradójico -para mis oídos, cierto- es que la siento bastante más apasionada en el primer disco. No recuerdo exactamente la letra -y tampoco sé portugués- pero dice algo así como que la pasión ocupa tu pensamiento; dirige tus movimientos.
    Volviendo a lo visual, Arheim tiene un librito flaco: “El poder del centro”.
    Creo que la pregunta de Merle, para nada anecdótica -a mi gustoso calendario existencial, claro- es la capacidad de determinados fotógrafos de desplazar ese ‘poder del centro’; ese eje sujeto/objeto; esa entrega más que anecdótica; sin duda espontánea. Con el absoluto respeto del no-respeto. LIFE: cosas que suceden. Que NOS suceden, perdón! Y algunos fotógrafos lo revelan muy bien. Pasión, canta Maria Rita. Encantadoramente.

  • Albano

    Por ahí estoy interpretando el post para cualquier lado, pero bueno, si hablamos de materia, a mi me viene el tema de la materialidad.
    En estos tiempos digitales, todo tiende a desmaterializarse, y no es una frase hecha. Las fotos ya casi no se imprimen, no tocamos más rollos ni tiras de negativos ni diapos ni químicos. Miramos pantallas y como mucho hacemos algunas copias de lo mejorcito. Esto me parece que genera mayor distancia con lo físico, lo material como cosa (por algo traes la escultura como ejemplo), y creo que también te referís a poner el cuerpo.
    Los dos que me vienen a la cabeza por embarrarse en materia son Diane Arbus, fotografiándose en plena orgía o Alberto García Alix, haciéndose autorretratos mientras raquetea merluza con sus amigotes.
    En un plano totalmente distinto, Wolfgan Tillmans con sus fotogramas color concretos me parece un ejemplo de juego con la materialidad de la foto novedoso (sí, ya se que Man Ray y Moholy hicieron rayogramas 60 años antes).
    Se que me fui para cualquier lado, pero bueno, es lo que me disparó este post.

  • lola

    yo finalizo mi participación en este post con un fragmento de la filosofia de vida de Josef Koudelka: “Soy un hombre simple y fotografío lo que veo. No me hago ningún planteamiento filosófico previo”. ¿capice?

  • Ariel

    Yo me pregunto, Lola, si lo que vos bien planteas está bien, o si no es como la fábula de la zorra y las uvas.
    Si tu objetivo es sacar fotos, si eso te hace bien porque te gusta, te distrae, etc., tu postulado está bárbaro.
    Ahora bien, si querés trascender tenés que distinguirte por algo. Si el as de espadas de Daniel es Cezanne, entiendo que lo que te está diciendo es que si querés que se te nombre 100 años después de muerto, como a Cezanne, tenés que hacer algo diferente. Y eso probablemente sea algo extremedamente difícil. Tan difícil que parezca imposible.

    Contra tu apostolado por la juventud (y eso que tengo tan solo 38 años!) cito a Yuko Mishima, de su libro después del banquete:
    “Los jóvenes de ahora hacen exactamente lo que siempre hicieron los jóvenes. Sólo la indumentaria difiere. Los jóvenes creen estúpidamente que lo que es nuevo para ellos debe serlo también para cualquier otro. Por mucho que abominen de los convencionalismos, están simplemente repitiendo lo que otros hicieron antes. La única diferencia es que la sociedad ya no se asombra tanto como antes de sus extravagancias y que para llamar la atención han de incurrir en exageraciones cada vez mayores.”

  • rodrigo

    Justo Koudelka no tiene planteos filosóficos previos? Jaja! Andá a hacerlo sacar una sola foto que no quiera sacar!!!
    Las “frases célebres” son simplificaciones, y estereotipos, lola! Claro que mira y saca lo que quiere, pero para lograr esa simpleza debe haber estado años, debe haber nacido distinto, o lo que es más probable, las dos cosas, siendo Koudelka. Igual, si no tenés formación, personalidad y coherencia que delimiten tu arte (y, por qué no, algo de marketing), es muy difícil lograr esa simpleza.
    Encaja perfecto la frase de Mishima que puso Ariel. Como todo pensamiento constructivo y no marketinero, lleva más de diez palabras.
    Sin olvidarse de que Koudelka no es justamente de las “nuevas generaciones” que tan clara pensás que la tienen… lo cual convalida más la frase que puso Ariel.

  • julieta

    bueno no ha sido muy feliz este ultimo ejemplo,hay formas y formas de llamar la atencion y ya sabemos como Mishima lo hizo.Tampoco me imagino a nadie pensando hacer algo diferente para que dentro de 100 años hablen de vos, el que planea cosas como esas termina como Yukio.El talento no se construye, lo tenes o no lo tenes, asi de rotundo y simple.

  • rodrigo

    Es verdad julieta, uno no se plantea ciertas cosas, sino que pasan (o no). Habría que preocuparse menos por las reglas y más por los por qués. Si no nos interesan los por qués, por hacer lo que nos haga libres. Y solo somos libres si conocemos las reglas y sabemos decidir cuándo aplicarlas y cuándo romperlas. Es como un círculo virtuoso, no?
    Mishima no sé, pero su frase es bastante cierta!

  • Ariel

    Cezanne no debe haber planeado que 100 años después se hable de él, y no es el punto en realidad. Dejar huella simplemente por dejarla no es el objetivo, y Mishima tenía demasiada historia atrás como para creer que se suicidó de esa forma en busca de trascendencia.
    Te puedo conceder que el talento es una virtud con la que naces, pero eso no invalida nada a priori. Koudelka tiene talento… para qué? Para disparar en el momento justo? Para explotar al máximo los recursos técnicos de la cámara? Para estar en el lugar exacto en el momento justo? Para angustiarte con una imagen?
    Y cuál es el talento de Cartier Bresson? O ya está pasado de moda y no cuenta?
    La fotografía es bastante fácil, si querés. Ya no tenés ni que saber poner un rollo. La ponés en automático o prioridad de apertura, y salís a la calle. O no. Disparás, bajas a la compu, un poco de photoshop y a la web. En todo eso, cuál sería el talento que hay que tener, que eleva a unos a la gloria y entierra a la mayoría en el olvido?
    No hay fotos que se vean más simples y más fáciles que sacar que las de Parr. El tema es que ya las sacó Parr.
    La fotografía no deja de ser un medio, lo que pasa a través del lente sigue siendo lo más importante. Y como delante del lente podés poner cualquier cosa, sería interesante que pienses porque ponés lo que ponés, al menos para diferenciarte de tu tía Ernestina que saca unas fotos preciosas de sus vacaciones (así nos decía Goldenstein, creo).

  • julieta

    despues de este comentario (26) acompaño a lola al tocador,yo tambien finalizo aqui mi participacion en este post.chaucito !!!

  • veronica

    Le hablo a Rodrigo, me pareció muy interesante cuando contestas a Lola acerca de Josef Koudelka hablando del tiempo que ha estado sacando fotos y si ha nacido distinto. Creo que en esta última parte hay una clave, no sé si naces distinto y/o te haces distinto pero no creo que nadie con una vida y forma de sentir standard pueda hacer fotos distintas. Creo que cada uno muestra y vierte lo que es y hasta donde llega en la vida o la fotografía dependerá de su valentía, pero sobre todo de su valentía ante la vida.

  • daniel merle

    Un escritor necesita tres cosas: experiencia, observación e imaginación, y dos cualesquiera de ellas, y a veces una sola, puede suplir la carencia de las otras.

    (William Faulkner, The Paris Review)

    Gracias x todos los comentarios!

  • Silverstein

    Durante siglos, nos hemos preguntado que es el arte. Ahora, finalmente, ya se sabe lo que es: una palabra de cuatro letras.

  • andrea

    se estan repitiendo las fotosss!!!! tanto que hay para tomar y sacara y ponemos lo mismo?

  • blogs.lanacion.com.ar

    La culpa no es del chancho.. Awesome :)

  • blogs.lanacion.com.ar

    La culpa no es del chancho.. Keen :)

  • 1sjz pon videos og0g

    La culpa no es del chancho.. Nice :)