Curador curado en 10 frases

 

El curador es, en el mundo de la fotografía local, un personaje relativamente nuevo. Hace unos pocos años apareció, de la mano de otras muchas innovaciones que llegaron para renovar un poco el aire de la práctica fotográfica local.

Hay curadores independientes, y curadores empleados de una institución. Hay curadores que escriben textos curatoriales, y los que no. Hay quien escribe textos curatoriales pero no cura. Hay “comisarios” que directamente inspiran temor en estos suelos. Hay críticos, que por falta de espacio en los medios se convirtieron en curadores. Y ya hay fotógrafos que alternan su actividad con la de curador.

El jueves pasado tuvo lugar en Espacio de Arte/Fundación OSDE el debate titulado CURADOR/NO CURADOR organizado por María Teresa Constantín y con la presencia de Eduardo Grossman (autor de la muestra Antología Posible), Marcos Zimmermann (que seleccionó las obras junto al autor de dicha la muestra), Santiago Bengolea, Guido Ignatti, María José Herrera, Edurado Médici, y varios curadores más que estaban presentes entre el numeroso público.

Tomé algunas notas del intercambio de ideas que se produjo. Lo quiero compartir con ustedes y comenzar el debate:

1 . El artista debe tener un discurso, para eso están las clínicas de obra. Para que aprenda a desarrollarlo

2 . La curaduría es un acto creativo. En algunos casos es un arte.

3 . Una obra siempre está en un contexto. El curador le agrega un plus. Le pone un discurso al artista. Le agrega valor simbólico.

4 . La curaduría trabaja en la memoria. Es una protesta contra el olvido.

5 . ¿Cuál es el peso que tiene la teoría sobre la experiencia artística? El que maneja la palabra (el curador) y maneja los medios, es el que tiene el poder.

6 . El curador es un intelectual precario.

7 . El curador es el contexto.

8 . Si sos artista, podés entrar en el mercado. El fotógrafo que elige ser artista tiene que aprender a elaborar un discurso.

9 . Es aburrido ver fotografías en una muestra. El libro es su medio natural.

10 . “Cuando dos se necesitan, siempre hay problemas”

…………………………….¿Quién empieza?

Fotos: De arriba hacía abajo: Marcos Zimmermann, María José Herrera, Eduardo Grossman, Eduardo Medici, María Teresa Constantin.

 

 

 

 

 

  • https://www.facebook.com/marcoscouchh Marcos Couch

    la importancia del curador es innegable, imagino que no siempre fluida o ductil con el artista,,,( supongo que sera´parecido al rol del critico ,,,)

    • Daniel Merle

      Fijate vos Marcos, en esta charla fue la primera vez que vi asociadas la función del curador con la del crítico. Para mi el crítico sigue siendo el periodista especializado, pero no forma parte del ensamblaje de la obra. Todavía no lo entiendo bien

      • https://www.facebook.com/marcoscouchh Marcos Couch

        interesante complementariedad,,, quizas,,,

        • http://www.flickr.com/photos/juandiprospero/ Juan_Di_Prospero

          A mí me parece que esa suma puede ser un poco peligrosa ya que el crítico cuando trabaje de curador va a tener que enfriar su cabeza y ser muy estoico pq si no terminará haciendo una curaduría parcial sobre “su” mirada de la obra y no trabajaría en complementar la mirada del autor. Creo que el curador tiene que conducir el mensaje, no aplastarlo para modificarlo o potenciarlo para enfatizarlo. Simplemente guiarlo para que se conduzca sólo en el espacio físico en donde se va a mostrar (tomar las decisiones de enmarcado, iluminación, color del entorno, formas circundantes, etc.) Pero es sólo un pto. de vista pq en esto no estoy formado.

          • https://www.facebook.com/marcoscouchh Marcos Couch

            Juan, Quizas sea importante diferenciarlos bien,,,

      • Jonathan Térriz

        En efecto, el crítico es justamente aquél especialista que “pone en crisis” el valor y la trascendencia de la obra de acuerdo a sus componentes formales, simbólicos, discursivos, dando a relucir los aspectos trascendentes, los prescindibles y lo que habría sido preferentemente omitible (con fundamentos teóricos, claro está). De lo dicho, y como entiendo yo la crítica, deduzco que esta se elabora justo con este fin. La curaduría es una práctica creativa que se involucra con la obra, con el fin de reinterpretar o consolidar el discurso de la obra y/o la muestra, produciendo algo que, en palabras de Didi-Huberman “no es ni una obra de arte, ni una obra filosófica, sino que está entre ambas”. (http://www.lanacion.com.ar/1739946-georges-didi-huberman-yo-no-se-lo-que-es-el-arte).

        • Mercedes Perez B

          Daniel, Jonathan, durante la charla se habló de la relación entre el crítico de arte y el papel que ocupó como “productor cultural” o “gestor” (antes de que existiera la categorización o definición de “curador” dentro del campo artístico) durante las décadas de mediados del S XX. Es decir, se lo mencionó no desde la contemporaneidad sino desde una perspectiva histórica.

          • Santiago Bengolea

            Yo concluí mi presentación justamente diciendo que estaba en el límite de ser un curador o un productor cultural, dados los trabajos que vengo realizando

          • Santiago Bengolea

            y tampoco tengo mi foto, Merle jajaja

          • Daniel Merle

            La perspectiva histórica nos sirva para las definiciones de hoy, que en el campo de la fotografía todavía son necesarias, para después abolirlas supongo. En ese sentido, ya existen en el medio algunos curadores específicos que no son fotógrafos, pero que se dedican exclusivamente a la fotografía. Eso es bueno también. La fotografía argentina avanza (los autores) y nos lleva por delante en su impulso

          • Mercedes Perez B

            ¿Quizás cierta perspectiva histórica sirva para comprender ciertas situaciones desde otros lugares, no tan sólo para abolir…? ¡Sí, por suerte la fotografía -no sólo argentina- avanza! O quizás sea mejor decir: comienza a circular dentro del sistema artístico como “obra de arte” (¿cuándo comenzó a hacerlo, especialmente a nivel local…? No hace tanto, ¿no?) así como también otros géneros y disciplinas del campo artístico, visual, audiovisual, expresivo… También hay algunos que quedan totalmente relegados: en relación a los géneros/disciplinas vinculadas a la producción de “múltiples”, recurro siempre al mismo ejemplo: algunas técnicas del grabado y arte impreso.

  • http://www.flickr.com/photos/juandiprospero/ Juan_Di_Prospero

    Hablo desde lo mínimo que alguna vez leí sobre el tema…

    1 – Toda persona que quiera aprender a desarrollar mejor sus ideas tiene que aceptar que no se nace sabiendo. Siempre hay alguien que atravesó un camino similar y está dispuesto a compartir la experiencia. Averiguar quienes tienen planteos similares y si dan cursos personales o talleres: Ya está todo inventado, lo que difiere es la posibilidad de contarlos con nuestros ptos. de vista, nuestra subjetividad. El control y la práctica constante con la técnica nos ayuda a focalizar el mensaje, (x técnica entiendo el armado desde la pre-producción; las decisiones de toma en la producción y el control desarrollado desde nuestras ideas en la postproducción).
    2 & 3 – Una vez me contaron que la curación de la obra nunca puede llamar más la atención que la misma, ya que le robaría protagonismo y terminaría interfiriendo en el mensaje que el artista expositor (en este caso) quiere transmitir.
    4 – GUARDA: basándome en los ptos. 3&4, hacer algo que quiera quedar en la memoria del espectador desde la curación puede transformar la obra del artista en una simple excusa para salir de casa. Por otro lado, una curaduría que te presente la obra y te invite a recorrerla armónicamente te predispone en mejores condiciones para percibir el mensaje del artista.
    5 – No sé cuanta gente cuestiona lo que ve. No sé cuantos van por el vino. No sé cuantos van a hacer sociales. Supongo que depende de esto. Si quiénes van a las muestras lo hacen para abrirse a mensajes y cuestionamientos a la obra o lo hacen por pasear…si es lo último, que el curador funcione de publicista pq nos vamos a pique.
    6 – No lo creo, ser intelectual es una actitud, no un adjetivo. Si es un intelectual se va a preocupar por lograr lo mejor desde su pto. de vista para potenciar al artista. Aquello me imagino, se hará si fomentan la comunicación entre ambos. Siempre desde la humildad, para construir el mensaje final. Si imperan los egos y es un “intelectual” podemos caer en el riesgo del pto. -2&3-.
    7 – Será la idea que genere el contexto para la coyuntura, que es la obra.
    8 – Hay que dejar en claro: ¿El discurso depende de la capacidad del fotógrafo o el mercado necesita que el mensaje baje sus niveles intelectuales para que se adecue a una salida comercial más dinámica? ¿El discurso se puede adaptar a la subjetividad del fotógrafo en su plenitud o se recomienda una dosis de superficialidad que legitime su accesibilidad?
    9 – Los libros de fotografía (para la mayoría de los no fotógrafos) son lindos para decorar la mesita del living. Ahí mientras hablamos con nuestros amigos podemos llenar los momentos de silencio con un “hitaso visual”. Algo así como cuando ponés música para acompañar otra acción como, cocinar. Ahora, si le preguntamos a la gente ¿usted dedica 1.30 hs para ver una película? seguro dirán: Si. Entonces continuamos ¿usted dedicaría 1.30 hs sentado en un sillón sólo para escuchar música? Lo más probable es q digan: “¿pero mientras tanto puedo hacer otra cosa?”. Utilizo este ejemplo para relatar como cuando voy a ver fotos a una muestra me quedo unos 6-10 min. mirando c/u o más, pero la gente pasa caminando como si estuviera en el super…bueno, un poquito más lento. Para mí el problema es que no sabemos entrenar a un espectador crítico…enseñar el juego del Qué, Quién, Para qué, Con qué, Cuándo, Cómo…-Hay que enseñar masivamente a observar fotografía e incluso esto hará q se vendan más libros….bueno, NO “hay qué” si no mejor, buscar la manera de fomentar la curiosidad del espectador para que elija “ser” espectador crítico.
    10 – Tal vez la idea podría ser que los dos se complementen, se re-articulen para formar algo nuevo pero que siga teniendo impronta de la obra. La necesidad siempre lleva al lado oscuro de la fuerza…jeje

    • Daniel Merle

      A mi me impactó ese comentario, el 9. En verdad fue un sincericidio, algo así como que la muestra que nos reodeaba era aburrida. Yo me pregunto: ¿Es que la bidimensionalidad ya no nos llama la atención?

      • Guido Ignatti

        No es eso, Zimmerman hablaba que la reproducción de la obra es la esencia de fotografía misma. Su multiplicidad. Se quejó del coleccionista que le pedía controlar la serie del negativo! Me pareció una bofetada inteligente hacerle notar que estábamos en una sala “curada” por él mismo, contemplando exactamente lo opuesto a esa idea, en una muestra de fotos enmarcadas como si fueran originales. Aplausos a M. José que puso en evidencia la ambigüedad de su discurso.

        • Daniel Merle

          De acuerdo Guido, Pero el comentario de María José me parece que se dirigía a la necesidad de renovación en el medio, y a un hecho abslutamente cierto: el libro es el ambiente ideal para la fotografía… casi siempre. Nunca compraría un libro con fotos de Gurski por ejemplo. Yo coincido con la necesidad de renovar el modo de mostrar fotografía. Tampoco pienso que la solución sea incorporar fotos a objetos tridimensionales. Para mi, el que mejor lo hace, utilizando las herramientas propias del medio, es Wolfgang Tillmans, sin dudas

          • Guido Ignatti

            Es verdad lo que decís. La imagen fotográfica ha perdido su sentido en estos últimos años con la proliferación de la teléfonos celulares con cámaras incorporadas y las redes sociales. Maria José remarcó la necesidad de renovar el modo de exhibir fotografía. Yo agrego que me parece que ya no se puede pensar más las disciplinas artísticas disociadas entre sí, no por el hecho de incorporarle un objeto sino por entender la curaduría como una práctica más y no como el rol de alguien ajeno a la producción de esa obra. La fotografía es la que, sin duda para mí, necesita más de la hibridación con el contexto actual.

          • Daniel Merle

            Si, de acuerdo. Lo dijo María José también: en el mundo del arte uno empieza con algunas clínicas, un curso de historia del arte, etc. y empieza a pensar su obra, y como mostrarla, de una manera renovada (tal vez). En el mundo de la fotografía esto viene pasando mucho más puntualmente en algunos autores. Y arriesgo a decir que además, no hay mucha cultura fotográfica en los curadores. Entonces la hibridación se vuelve más conflictiva, lo cual es una buena señal!, pero a veces los resultados son pobres. Se pudo ver en algunos espacios en el último Buenos Aires Photo. En resumen: algunos fotógrafos no están preparados todavía, y algunos curadores tampoco…

        • Daniel Merle

          Creo que María Teresa nunca o identificó a Marcos Zimmermann como curador. Entonces, ¿será que habrá un rol que no es precisamente el de curador, y que todavía necesita de una definición?

          • Guido Ignatti

            Sí porque Marcos se corrió el mismo de ese lugar. Yo voy por la idea de abolir el rol de curador como el que identifica a la persona que ejerce la curaduría porque creo que confunde. La curaduría para mí es una práctica que puede ser ejercida por historiadores, académicos, filósofos, críticos y artistas, por nombrar algunos. Para mi no es un rol sino una práctica en sí misma y que resulta bastante amplia en su campo de acción. Es por eso mismo somos muchos los que desde diferentes perspectivas la podemos aplicar, incorporar, absorber y hasta diluir.

  • Guido Ignatti

    Merle no salgo en ninguna foto, todo mal.

    • Daniel Merle

      Ahi va la foto :)

      • Guido Ignatti

        gracias!!! :P

    • Mercedes Perez B

      Es verdad! En la foto hay mayoría de fotógrafos, jajaja!

      • Guido Ignatti

        y eso que me puse la camisa más llamativa que tenía… jajaja!

        • Daniel Merle

          La de Marcos era más llamativa. Hay que combinar antes…

  • https://www.flickr.com/photos/forrest_talbot/sets/ Derek Miles Forrest Talbot

    Estimado Daniel:
    1: Discursos, nunca me gustó la palabra, me suena a otra cosa.
    2:Obvio, embola el ego, sobre otros.
    3: Agente de prensa, equivale a todas la épocas.
    4: Para nada, trabaja en la corriente de moda.
    5: Obvio, relacionados a la corriente artística , y no puede salir de su propio ego. no promueve ni dicta nuevas ideas, solo trabaja sobre ellas
    6: No tan, se mueve en los círculos de prensa, y los promueve, el artista harto de eso.
    7:Es fashionable,
    8: Tenés que acostarte con un mercader, es la base, ahora si quieres decir algo, no entres en el arte, no tiene difusión política y/o corrientes.
    9. Si, son aburridas, sobre curadas, enfrascadas, el libro, genial, queda para siempre, pero me gustan los libros, con una buenas fotos, pero sin el nombre de fotógrafo o la editora, ANONIMO….. Lo que no entiendo es por qué como fotógrafos no estamos escribiendo lo que sentimos. La Escritura y la fotografía van de la mano, esa parte es nuestra,… cuando la foto y la palabra son mucho más.

    10: Un fotógrafo, necesita de un Editor, no un curador, el curador necesita de un editor con muchos clientes.

    11:Que vuelvan los Editores

  • http://www.sub.coop Nicolas Pousthomis

    Muy interesante la charla del jueves pasado. Diferentes puntos de vistas y buena predisposición para confrontarlos. Creo recordar que en el comienzo prometieron que iba a estar mejor que el debate presidencial pero afortunadamente no estuvo tan imprevisible.
    Anoté, como vos Daniel, que hay diferentes tipos de curadores y se nota que su
    tarea está muy condicionada por quien la requiere. Maria Jose Herrera parecía
    cómoda en su rol de curadora institucional pero la situación del curador de galería o del curador independiente parece más delicada. Eduardo Medici comentó que en su espacio de trabajo recibía demandas de tres sujetos: la institución, el artista y el público. Se habló mucho de mercado del arte y el que rol cumplía el curador en ese nuevo panorama. Marcos dijo que la incidencia creciente del curador era una señal negativa y que el curador era un engranaje que tenía más que ver con las variables del mercado que con pautas artísticas. Se trató de ir al origen del término “curador” para tratar de quitarle gravedad o
    aumentar la incomodidad que genera. Se asocia con el encargado de ajustar una
    muestra a los criterios comerciales o con él que esta a cargo de que todo salga
    bien. Incluso se hablo de traductor, o del encargado de explicar y darle
    sentido a ciertas muestra. Pero se habló también de cuidador del artista y de compromiso con las obras. Cómo fotógrafo me identifiqué mas con esa idea. Es muy importante recibir la interpretación de otras personas y es muy placentero descubrir como ganan intensidad con una buena disposición. Se dijo que la práctica de la curaduría era un acto creativo (aunque no artístico) que muchas veces implicaba más de una persona, que era un trabajo de equipo. Tenía otras notas pero me quedo con esta última frase: Cómo hay artistas buenos y artistas malos; también hay curadores malos y curadores buenos. Ios hay incluso geniales.

  • Diego Lapiz

    Faltan críticos sobran curadores*

    Del 1 al 10:
    1…
    2 De acuerdo. Si es artista sí.
    3 completamente de acuerdo!
    4 puede ser
    5 el curador hoy en día es una especie de intermediario, con todo lo que ello significa.
    6 Es casi un intelectual
    7 a veces sí a veces no
    8 Estoy bastante de acuerdo…
    9 Para mi no, ver fotos en un museo o galería o lo que sea es una experiencia única, bi y tridimensional, también hay muestras aburridísimas… ; el libro es otro más de sus medios naturales.
    10 Completamente!

    *Creo que faltan críticos fotográficos en Argentina, gente que escriba, que sepa, que piense y opine sobre la fotografía y artistas argentinos, sin ser consecuente, como la gran mayoría de nuestra prensa; Y sobran curadores, pero eso no está mal, a mi modo de ver mientras tanto sean conocedores, apoyen el arte y lo hagan por placer es loable su trabajo.
    DL