Esteban Pastorino y sus cámaras

Ayer fui a la casa de Esteban Pastorino. Me recibió en el living con sus tres cámaras preferidas sobre la mesa, listas para mostrármelas. Aquie les cuelgo los videos que hicimos. La primera, increible! con ese aparatejo hizo sus más conocidas fotos aéreas:

.
Y con la cámara de placas que les muestro aquí abajo hizo las fotos de la obra del arquitecto Salamone en la provincia de Buenos Aires:

.

Y esta última para las panorámicas!

Para la próxima intentaré entrevistar a Juan Travnik.

Blanco y negro en colores!

Este fin de semana largo, mientras seguía los comentarios al último post (La Vida en Blanco y Negro), fui a ver dos pelis en color: “El Secreto de tus ojos” de Campanella, y “Cous Cous” de Abdel Kechiche. Bueno, además de ir al cine también hice otras cosas. Pero no saqué ni una sola foto que valga la pena (as usual) ni en blanco y negro ni en color. Fui al cierre de la Feria de Libros de Autor, Hablé con Esteban Pastorino para hacer la primera entrevista de la serie “Qué cámaras uso”, salí a trotar y me quemé las piernas haciendo estocadas (mi profe Mariel es muy estricta!).

Pero ya me fui al diablo otra vez. Quería decirles que me quedé pensando en el blanco y negro y en las   ganas de hacer “buen color” que tengo. Sigo pensando que el blanco y negro fue… ¿y ustedes? Pero rescato algunos autores en blanco y negro que jamás los podría imaginar en color:

. Walker Evans (aunque hizo unas polaroid muy interesantes, pero nada más)

. Sebastiao Salgado. Hizo color para medios editoriales pero eran unas fotos bastante pedorras.

. Josef Koudelka! (abajo, del libro Gitanos)

. Garry Winogrand. Un genio genio genio machado. Que también hizo un color soberbio utilizando Kodacrome. ¿Vieron alguna vez esas fotos?

En la película de Campanella el color es utilizado de forma consciente. Todos los cieneastas usan el color con intención. Y los fotógrafos en ese sentido tienen menos formación. Bueno, ahora en Flickr se pueden ver miles de fotos donde seleccionan una partecita, la dejan  en color y el resto lo mandan a blanco y negro, etc. O los filtros de photoshop. Pero como Alec Soth en “Dog Days”, o Martín Parr -arriba- (por mencionar los más vigentes) no veo a nadie en el horizonte.

Y el color, como en Cous Cous, es importantittititisimo! Imaginen la escena del almuerzo dominguero -arriba izquierda- ¿Cómo hubiera sido en blanco y negro? Seguro que perdía la mitad de la intensidad y el dramatismo, los detalles, la exhuberancia. Ooops! por mi hemisferio izquierdo (o el derecho) entra “Stranger than Paradise”, de Jarmusch, y no puedo imaginarla en color.

Estoy en problemas, extraño esa limitación de tener que elegir antes. Ahora casi todo se puede elegir después. Cualquiera sabe que si haces un buen RAW, tenés la posibilidad de iluminar lo que no iluminaste en la toma, porque no se te ocurrió o porque no sabías cómo hacerlo, cambiar la temperatura del color, pasarlo a blanco y negro, y una lista infinita de posibilidades más.

Pero yo creo que lo primero es la técnica. Cuánto mejor la dominás, más fácil te resulta expresar una idea de una manera sencilla, en blanco y negro o en color. Como decía Paco de Lucía: “Al principio me daba reparo la computadora, luego descubres que es como el magnetofón de siempre pero con mil posibilidades más, pero es un arma de doble filo. Siempre he tratado de que lo que hago en un disco lo pueda hacer en el escenario. Porque ahí se te ve el rabo. Hay mucha gente que en disco puede hacer lo que quiera, pero si luego subes a un escenario debes
ser capaz de demostrarlo.”

¿Conocen algún fotógrafo “no consagrado” que sea un genio usando el color?

La vida en blanco y negro

Yo pienso que la vida es en colores, y es digital. Ya lo dije varias veces. Es una tontería intentar armar un debate con este tema. ES  una cuestión de gustos y listo. Algunas fotos en blanco y negro son más, más, más ¿románticas? ¿más documentales? ¿más veraces? Aquí en la redacción algunos piensan que el blanco y negro hay que usarlo sólo cuando se trata de temas históricos (¿?). Lucio Boschi está por publicar su libro Ranchos de la Argentina (con bellísimo texto de Isabel de Estrada), y se empecinó en que tenía que ser monocromo.

Daniel Muchiut (gran amigo de Chivilcoy, y  excelente fotógrafo) también ve como los perros que fotografía. Y ojo! esto no va en contra de los pichichos… Sucede que ellos ven en blanco y negro nomás (¿Será cierto?).  Edward Weston decía: “previsualizo una foto, y lo hago en blanco y negro”. Yo tengo sueños que no tienen color, pero tampoco son en blanco y negro. Debo ser medio perro…¿Y ustedes?

Jorge Drexler cantaba: “Nuestra primera intención era hacerla en colores…” y temina en blanco y negro… Yo pienso que el blanco y negro es “más suave” y que por más que la foto sea un “san dramón” termina siendo más poético, más “bello”, más “entrecomillado”. Y el color no. El color te pega una patada siempre. Pero es muy difícil de manejar. A veces lo saturan tanto que ya no se ve, y otras lo desaturan demasiado y se transforma en un mal blanco y negro, como el que ven los perros!

Pero yo pregunto: ¿cómo es la vida misma, sino en colores? Robert Polidori acaba de mostrar en el Instituto Moreira Salles de Rio de Janeiro (Gracias Lu!) un panorama desolador de los efectos de la naturaleza y del hombre sobre los colores de la vida.

Y yo que no encuentro mi agenda todavía! Si, ya sé, le voy a preguntar a los fotógrafos cuáles son sus cámaras preferidas, y que las muestren. Asi nos enteramos con qué ojo ven al mundo, ya sea en colores o en blanco y negro. ¿a quiénes les gustaría que entreviste? Ya lo tengo a Aldo Sessa… ¿No me hacen una lista? Ustedes arman la agenda y yo la sigo.

Fotografiar de ojito

Sigo metiéndome en la casa de mis amigos para charlotear sobre fotos, comida… celos! (si, se habla de todo) Todavía no encuentro alguien que me me cuente de la relación entre fotografía y música. Pena que W. Eugene Smith murió hace rato. Ese hombre tenía una relación extraordinaria con la música.

Pero no me bandeo. Ayer cené con Dalia (izquierda) y Fernando. Los dos se han convertido en fanáticos de la cámara estenopeica. Y sucedió después de ver la muestra del gran cubano/americano/italiano Abelardo Morell en el MNBA, que mencioné en este “glog”

En su momento, the negative man podría hacer un desastre con la fotografía de Morell, pero desde hace unos días lo tengo encerrado en el ropero. Si, lo muestro en las ferias y tertulias, y después lo vuelvo a guardar. Soy un alter ego del Doctor Caligari, y ya no sé qué hacer con el monstruo.

Fer me mostró su librito único de las bicicletas (hay una foto mia ahi!) y me contó que NO encuentra editor para tremendo proyecto colectivo. “Hay que aprender a gestionar por cuenta propia, y para eso tenés que creértela” le dijo el Dr Caligari a Fer, mientras ya íbamos por la tercera milanesa, sin prisa y sin pausa. No hay nada más rico que una buena milanesa con papas al horno y un buen vaso de… soda. :(

.

Si se trata de gestionar proyectos, los pibes de DOT prepress, tienen todo. El ojo, el conocimiento, los fierros y las ganas. Hace uno dias estuve con Eduardo Perone, uno de los capos de DOT, y en menos de cinco minutos me mostró veinte modelos distintos de libros que hacen bajo el sistema conocido como “print on demand” pero que ellos lo llaman de otro modo que ahorita mismo no me acuerdo.

Pero si se trata de usar el ojo para todo, la estenopeica es el gran desafio. Porque en verdad uno no ve nada de lo que está encuadrando. Es el máximo placer que brinda. Pararnos frente al mundo que vemos e imaginarlo con una camarucha que después de un tiempo prudencial, nos contará que sabe de nosotros.

Esta cena no fue una entrevista

Fuimos a cenar con Ane a Caseros Restaurante. La idea fue mia y ella no se resistió (no demasiado). Ir a cenar el viernes después del diario, tomar un vinito rico, hablar de “bueyes perdidos” (me encantan estas citas!). Aneta es una chica muy especial. Es buena fotógrafa y diseñadora, y le encanta cocinar. Sabe bocha de como trozar conejos recién cazados,por ejemplo (con la pinta de veggie que tiene…).

Y a la segunda copa de Pinot (que no era noir) nos enfrascamos en una conversación sobre fotografía de moda. Yo le empecé a hablar loas de mi superhéroe de la doompatrol alemana Juergen Teller. Ane miró hacia el boulevard en la Av Caseros por un momento, y después de una pausa, dijo: “Teller fue… Es un clásico”. Y ahí nomás me soltó una lista de nuevos photograpers que están apuntando alto:

Henry Roy, Mark Borthwick, Hedi Slimane, Ryan Mc Ginley (foto de arriba), Tim Barber (su autorretrato a la izq), Peter Sutherland. Como casi no conocía a ninguno, salvo a Borthwick, saqué mi libreta y empecé a anotarlos, mientra volvía a preguntarle más cosas entre fotos, revistas alternativas, sitios abandonados, comidas ricas y dónde comerlas. Me di cuenta que nuestra tranquila cena se estaba convirtiendo en un mini reportaje, mientras Aneta comenzaba a inquietarse levemente…

Estuve navegando las páginas de estos pibes y aqui les muestro algunas fotos para que vean. No tengo opinión todavía. Me parece que los grandes siguen siendo grandes, clásicos, extraordinariamente originales…. y técnicamente competentes. Ja! ¿Qué es la técnica hoy en día? Teller tiene mucha técnica (aunque no parezcca). Los invito a navergarlos y que me digan que piensan acerca de este temita de la técnica.

Lo que si está bien claro es que la moda, la gastronomía, el video, la música, la literatura, etc, etc, es algo que forma parte del  trabajo y de la vida de estos fotógrafos. Venden estilo. Venden sus gustos. Exponen su personalidad a la audiencia.

Terminada la cena, Ane tenía el caprichito de comer el postre en Club Social, que está a veinte metros de Caseros. Fuimos; Ane pidió una crème brulée y yo tiramisú. Aneta sentenció: el tiramisú no está hecho con mascarpone, y la crema está fria!. Pedimos inmediatamente que sellaran correctamente el maldito postre (no lo logramos).

Seguimos hablando del puchero (si, a esta altura ya hablábamos de cualquier cosa y yo seguía anotando por deformación profesional). Hicimos la lista de ingredientes y también cómo ir concinándolos. Al final hacer un “cocido” no es cosa fácil. Por las dudas la voy a consultar a Miriam Becker

Ane me contó de las noches Grimod, y me pareció una idea buenísima. Hay que volver a las tertulias!. Intercambiar gustos, fotos, regalos, mascotas, cámaras, recetas, música, montar proyectos y lanzarlos al ciberespacio… puff! Sigo navegando, me guardo la técnica en el bolsillo :) y me dejo llevar por las imágenes de estos fotógrafos. Menos Photoshop y más música.

“Yo soy los detalles”

Dice una costurera frente a la máquina de coser a fines de los años cuarenta. La costurera es María Merlino y está interpretando la obra “Nada del Amor me produce envidia”, de Santiago Loza. Anoté a oscuras la frasecita en mi libreta mientras miraba esta lindísima obra que me recomendó Eva. Los detalles, ¿son tan importantes en una buena fotografía? ¿Los detalles son importantes en general?

Ahora con el Gigapan vemos cuántos y quiénes son los miles de asistentes a una manifestación, y localizamos facilmente el lugar si lo buscamos en GoogleEarth. En Vimeo me sorprendo con la exahustiva investigación visual sobre Sidney que Keith Loutit está desarrollando con fotos y video.

Beached from Keith Loutit on Vimeo.

Me quedo pensando en lo que escribía Barthes en La Cámara Lúcida cuando indagaba en una vieja fotografía de su madre. Quería ir más allá, ampliar la imagen más y más, a ver si al fin llegaba a encontrar verdaderamente a su madre.

“Lo que importa es el detalle; puede ser la clave del todo” Decía un viejo maestro de fotografía. Estamos obsesionados por los detalles y las nuevas tecnologías agudizan el síntoma. “Estamos sonados, la fotografía va a desaparecer!” “Son juguetes tecnológicos y nada más!”, “Un elemento de control social!”, diría The Negative Man.

Mejor no le hago caso. Hoy estoy casi optimista. Se lo prometí a Funes!. Me voy a tomar el té. :)

La voz de los mudos y la multimedia

Hago una foto. Hago varias fotos de un tema. Mando a imprimir esas imágenes. Me gustan y las quiero mostrar. Me busco un lugarcito donde colgarlas e invitar a mis amigos a tomar una copa. Definitivamente la fotografía ya no se trata solamente  de estas pequeñas satisfacciones personales.

Ya estoy escribiendo demasiado! Por favor, vean el trabajo multimedia de Jim Goldberg en India que me recomendó Belén. Se llama Vuelta a la Vida y es parte de varios proyectos más comisionados por Global Fund.  El HIV es un flagelo de estos tiempos, ya sabemos. Pero gracias a esta idea de dar voz a los que no la tienen, pareciera que algo está cambiando…

Pero de lo que yo quiero escribir es de multimedia. Sisisi, ahora todos nos llenamos la boca con la multimedia. Y como en la primera frase de este ya larguísimo comentario, me doy cuenta que se puede caer en el error de pensar que MULTIMEDIA es: foto+video+sonido y ya.

No señores! si empiezan a navegar el trabajo de Goldberg verán que hay una serie de muestras itinerantes que comenzaron el año pasado. También hay varias empresas detras de Global Fund que ponen el dinerillo para semejantes emprendimientos. Además, el soporte tecnológico de Orange Logic para VER y ESCUCHAR BIEN en el maldito monitor es una contribución fundamental.

Y aqui viene la pregunta de siempre. Ya estoy podrido de escucharla, pero la cito: ¿cómo hacen?. Recuerdo la respuesta de Mary Ellen Mark cuando le preguntaron por su conmocionante ensayo sobre la prostitución en Bombay a fines de los los años 70. Ella respondió: “Me aguanté los escupitajos y los insultos de los proxenetas y la desconfianza de las prostitutas  durante todo el tiempo que pasé en Falklands Roads investigando sin disparar una sola foto”

De la mano de M. E. Mark hace treinta años volvemos al mismo espíritu emprendedor encarnado por Jim Goldberg fotografiando en el mismo país. Corren nuevos tiempos en el mundo de la imagen fija. El método es simple, ya lo dijo T.S. Elliot en alguna partecita de sus Cuatro Cuartetos: “Para acceder a lo que no conoces, debes seguir un camino de ignorancia / Para poseer lo que no posees debes seguir el camino de la desposesión. / Para poder ser quién aún no eres, debes seguir el sendero en el que no estás”

Sin comentarios

Ya no hay hombres 02

Estaba paseando por la red cuando vi estos retratos (abajo) que llamaron mi atención por un momento. Se parecen bastante a la serie de Eduardo Gil que tituló Paisajes. Terminé en el blog de Cara Phillips. Esta chica tiene una idea muy interesante de cómo transmitir la “esencia” de las personas. Llegar un poco más allá de la superficie de la piel haciendo fotografía ya es casi un milagro. Por medio del uso de rayos ultravioleta y tomando la idea de su aplicación médica, Cara hace el intento; no lo pongo en duda. Ustedes dirán. Si se fijan hay algunos hombres en la serie que expone en Contact Exhibition!

Esto me hizo pensar otra vez en el temita de que ya no hay hombres!. Una cosa lleva a la otra, y resulta que Cara es co-fundadora del sitio Women in Photography. Bingo! pensé. Allí encontraré algo de la esencia de los hombres… Pues nada che, evidentemente las mujeres están convencidas de que nosotros no estamos más. Los invito a ver el trabajo de manipulación digital de Kelli Connell (foto en color arriba de todo) y saquen sus conclusiones.

¿Tal vez el amor de las mujeres es el contraste imprescindible para visualizar la esencia de los hombres?. Paul Strand  lo describió como nadie en su foto “La Familia” que hizo en Luzzara en 1953. El “photoshop” lo hizo en el momento! Solo algunos aprendieron la lección del maestro.

Mujeres 01

Hace unos días the negative man hizo un comentario malvado en este blog acerca de una foto de RES. La chica crucificada. ¿Se acuerdan? Pues yo tengo grabada esa imagen! Por la chica, dirán ustedes. Y si, tienen razón, por la chica. Pero ahora que the negative man no está, aprovecho y lo escucho a Jorge Mara que me dice: “tenés que ver la obra de Miroslav Tichý. Es un genio!”

Pufff! ayer no tuve tiempo de googlearlo a este checo desconocido y genio que hacía sus cámaras con deshechos de cuero atadas con piolines, estenopeicas con teles de cartón. Lo encuentro en su sitio, que es donde se encuentran todas las cosas en internet. Pero su sitio es lento y aburrido, asi que me voy a la MIchael Hoppen Gallery de Londres, que es mucho más navegable. Además es más paqueta y está en King Road. Y tiene una lista de artistas que te deja perplejo. Caray! pero qué fotógrafos en la nómina!

Lo encuentro, paseando nomás mientras me imagino caminando por la vereda norte de King Road (dentro de unos meses nomás…) al gran Kishin Shinoyama. Éste si que hizo algo nuevo con las mujeres :p (o fue Bill Brandt al mismo tiempo y en Londres?) No sé, la verdad, no sé. Pero las fotos de mujeres de Shinoyama son una marca. Y creo que la diferencia con Brandt es que el japonés encuentra una asociación de la forma femenina y la naturaleza que es francamente atractiva… por decirlo de una manera elegante.

Bien lejos del vouyerismo del checo que fabricaba teles de cartón cada vez más largos con tal de llegar con algo de foco a las nalgas de las bañistas desprevenidas, están las fotos de Miles Aldrige que el mes que viene presenta su libro Pictures for Photographs publicado por Steidl.

Buehhh.. ya me mareo con tantas chicas. Me queda una preguntita rebotando entre tanto perfume femenino, técnicas varias, sofisticación, moda, etc., etc. Cuál ha sido el fotógrafo que pudo captar la esencia de la mujer (qué ambición!). Tiro nombres: Weston? Callahan? Friedlander? Arbus tal vez? Pedro Luis Raota? NOMBRES! quiero nombres….