Los premios, la política, y los medios

Fin de semana de premios. El sábado se juntaron dos importantes. Al mediodía  el premio de la Bienal de Fotografía de Arte x Arte cuyos ganadores fueron Res y Leo Vaca con su obra “Iluminando el expediente del atentado a la Amia”. Y a la noche, el premio FELIFA al libro de fotos de autor, fue para “Donde la luna es ronda” de Agustina Tato

Durante la entrega de premios en Arte x Arte, Eduardo Médici habló de la importancia (relativa) de los premios. Y citó a Hemingway: “Cuando hablan mal de mi, no lo tomo en serio. Cuando hablan bien, tampoco.” La lectura literal de esta frase nos haría pensar que los premios no tienen ninguna utilidad; si no fuera porque Eduardo la utilizó para captar la atención del público e invitarlo a reflexionar sobre esta institución que en el mundo del arte nunca pierde su capacidad de crear polémicas, es decir: generar movimiento. Y eso siempre es positivo

Médici, en su brevísima y lúcida intervención no se ocupó tanto de los premiados o los seleccionados, como de los que fueron rechazados. Y, más que desalentarlos, los invitó a que tomaran los premios como una forma de desafío crítico.

En mi opinión los premios están compuestos de cuatro elementos: La obras, los artistas que las producen, los jurados que las eligen, y la instituciones que los crean. En algunos sistemas (Premio BAP), hay un quinto protagonista que es el curador que invita los jurados que a su vez convocan a los artistas, quienes eligen con qué obras participar (corriendo el riesgo de decepcionar a sus propios promotores).

Es famoso en la historia del arte local el caso del Salón Nacional de 1971, cuyos ganadores Ignacio Pereyra (con su obra “Made in Argentina” en la foto de arriba), Gabriela Bocchi y Jorge de Santamaría (con “Celda”) no recibieron sus galardones porque fueron anulados por el gobierno militar, y el director del Palais fue encarcelado. Así nomás. Si no me equivoco, estos premios fueron elegidos en complicidad con el jurado. Es decir, artistas y premiadores querían expresar un duro mensaje sobre la situación social y política que se vivía en esos momentos. El hecho tuvo un fuerte eco en la prensa.

Como contrapartida, en esta democracia que nos ha costado tanto lograr, la obra “Iluminando el expediente del atentado a la AMIA”, seguramente será ignorada (o casi) por la gran mayoría de la prensa nacional.

Como decía León Ferrari“Nosotros fabricamos cultura para nuestros enemigos ideológicos. Y ellos fagocitan todo: los cuadros lindos y también los cuadros denuncia.” 

 

Sin comentarios

¿El mejor fotógrafo argentino es una mujer?

Este no quiere ser un post ganchero amigos/amigas. Tampoco es la idea armar un debate interminable! Pero si tuviera la posibilidad de escribir un  artículo con el material de alguno de los posts más comentados, estoy seguro que sería de una gran utilidad para entender mejor los temas que les voy tirando al voleo, sin agenda, de acuerdo a mis humores, mi ignorancia, mis interrogantes, mi tiempo disponible!

Seguir leyendo

Salón Nacional. Los Premios

Criollitas (Santa Fe - Argentina 1996)

“Mi mejor foto es la última” decía, decía…. ¿quién decía?. A mi, siempre me pareció una frase pretensiosa, bienpagaaá… pero cierta. A tal punto me parece adecuada al campo de la fotografía que este concepto me ha impedido valorar algunas fotos mías que, debo reconocer, han mejorado con el tiempo.

Seguir leyendo

La foto de domingo… es un libro

Buen día, buen día amigas y amigos. La foto de Cecilia Reynoso del domingo pasado fuer la más comentada en la corta historia de este glog. 60 comentarios y todos ellos con aportes a una discusión que abría puntas cada vez más interesantes. Tengo que hacer algo con todo este material! ¿Qué se le ocurre?. Porque yo solo no creo que pueda. Y el Nano tiene 120 amigos, pero pocas propuestas.

Seguir leyendo

Un libro a mitad de la noche

061207

Cuando tengo insomnio (casi todas las noches…) recurro a varios métodos para conciliar el sueño de nuevo. No les voy a contar aqui cuáles son! Les menciono sólo uno, el más efectivo. Me levanto, porque ya me han dicho que no hay que permanecer en la cama, y voy directo a mi libro preferido:

Seguir leyendo

Descubro, descubrimos. Nos descubren

Alejandra Laviada es una chica bonita (foto de abajo), delgada, muy de hacer fotos dentro de su casa, o un estudio o un edificio abandonado. Junta las cosas que allí encuentra (en el edificio abandonado) y arma unas extrañas esculturas. Les dispara una fotos. Las mira, piensa sobre esas fotos. ¿Qué ha pasado?.

Seguir leyendo

El tema está en todas partes

Dice Paul Graham en el texto que le publica AmericanSuburbX. Y ese es el problema! Fotografiar es tan fácil, y tan difícil al mismo tiempo que puede llegar a paralizar al tonto que empuña la cámara. Claro, Robert Frank no se estaba haciendo estas preguntas pavotas mientras disparaba sin fijarse mucho a dónde (o sí se fijaba?).

Y no hay nada peor que algo que es y no es al mismo tiempo. Lo tenés al alcance de la mano, y de la mano de cualquiera digo, porque con las digitales cualquier paparracho hace una foto decente. Graham recomienda no soltar la cámara en ningún momento. Yo, por ejemplo no puedo tener la cámara en la mano en algunas ocasiones. Es que hay cosas que se tienen que hacer con las dos manos! (y por favor, no escriban comentarios groseros aqui, que los voy a supermoderar al toque).

Pero digo en serio, ¿será ese el problema de tantos y tantos estudiantes y fotógrafos… y artistas visuales incluso! que están trabados, bloqueados, mal estacionados, mirando para todos lados y sin saber a dónde apuntar? O por el contrario, ¿será por esta facilidad asociada a la dificultad, que hay un montón de fotos buenas dando vueltas?.

La semana que viene se reciben portfolios para el premio Foster Catena. Yo me pregunto (Ooops!, perdón… un momentito. mejor le cierro la puerta a the negative man) ¿cuántos van a presentar a por los premios, la figuración, el prestigio, la rueda de la fortuna tentando a photographers y arrimados que buscan un lugar en la nueva constelación del circuito de galerías y medallitas con cinta roja?.

Tenía razón J.M. Coetzee: “¿Una novela?. No, ya no tengo esa persistencia. Para escribir una novela uno tiene que ser como Atlas sosteniendo el mundo entero sobre tus hombros, y aguantándolo por meses y años, mientras el argumento comienza a trabajar por sí mismo”

La cata flora

Cata tiene 24 años y hace dos que viene jugando con los cuerpos de sus amigas, amigos, el suyo propio! Cata es fotógrafa y tiene un Flickr muy popular. Pero ahora no está muy activa en su fotolog. Hace poco que empezó a fotografiar muy en serio y a dibujar “su perfil” profesional. Están los fotoperiodistas, los reporteros gráficos (que no son lo mismo, diría Anita), los fotógrafos de moda, los fotógrafos publicitarios, los aficionados de todos los pelajes. Y ahora tenemos a los autores, por no decir “artistas” (y las comillas no son peyorativas)

Cata está buscando su lugar entre todas estas calificaciones bajo el aluvión de las becas, premios, ferias, y exposiciónes que se derraman sobre la ciudad. Estamos en un gran momento! diría The Negative Man. Si, este pobre personaje, ya no encuentra traje a su medida, y mientras deambula desnudo por la ciudad, se topa con tantas fotos buenas, y tanta buena onda que al final se está desperdiciando….

Cata (Catalina Bartolomé) recibe esta noche el 5o. Premio de Fotografía de ExpoTrastiendas, en el Palacio de la Cultura. Su foto ganadora (arriba de todo) se llama “Rara”. Pero todas sus fotos son raras. “Retratos sin caras” dice Cata que hace. A partir de hoy veremos muchas más imágenes de esta joven artista, que es cata, que no es rara, y no para!