Descubro, descubrimos. Nos descubren

Alejandra Laviada es una chica bonita (foto de abajo), delgada, muy de hacer fotos dentro de su casa, o un estudio o un edificio abandonado. Junta las cosas que allí encuentra (en el edificio abandonado) y arma unas extrañas esculturas. Les dispara una fotos. Las mira, piensa sobre esas fotos. ¿Qué ha pasado?.

Seguir leyendo

La conversación 03

Ya estoy en la redacción. El vuelo llegó más temprano de lo previsto! Dormí toda la noche como el muñeco verde de msn. Tuve cantidad de sueños ¿Qué soñe? Si, si, están en lo cierto: “la lista de los diez mejores fotógrafos de todos los tiempos”. Aqui les paso la que hizo Dani Yako medio a las apuradas:

01 Henri Cartier Bresson

02 André Kertesz

03 Irving Penn / Richard Avedon (acá ya se empezó a complicar)

04 Josef Koudelka

05 Robert Frank

06 Martín Chambí

07 Sebastiao Salgado

08 Robert Capa

09 Raymond Depardon (porque le gusta como escribe…)

10 Lee Friedlander (el autor que más lo influenció…¿?)

Por lo menos cumplió  la regla de un  máximo de cuatro autores muertos. Dani reconoció que a él también le gustan más los muertos que los vivos (a los fotógrafos me refiero, claro). En la próxima les paso la lista de de Hans-Michael Koetzle. Esa sí que es complicada (algo pueden ver en la foto de mi libreta…) Pero les doy un adelanto: Hans ama a Tina Modotti y odia a Edward Weston!

Madrid es una fiesta

.

.

Estoy en Calle de San Bernardo y Gran Via. Me tomo un capuchino y me conecto. Todavía no hace calor. La tarde transcurre hacia su final ineludible y todavía resuena en mis oidos el cante de Chorrohumo que ayer nos alegró la vida hasta bien entrada la madrugada en el bar Violeta. Como pueden ver en la pic de arriba, el Chorro es un gitano oscuro y fibroso, con una bocota enorme llena de dientes blancos. Y cuando comienza a cantar todo el mundo hace silencio como si estuviera en misa. Y cantó, se cantó todo. “Es un salvaje” me dijo un parroquiano mientras yo trataba de sacarme el disfraz de turista (imposible) y empezar a dispararle al Chorro sin ninguna piedad. Pero no hombre! Me dijeron, hay que esperar que el maestro se ponga de humor, y que no se pierda el duende!

Asi que no tuve más remedio que esperar apurando varias copas de vino blanco y sintiendo una deliciosa punzada en el corazón cada vez que este noble salvaje se dignaba a entonar una breve canción.

Más temprano, estuve en la mesa redonda que se organizó en el Instituto Cervantes con motivo de la muestra Descubrimientos PhotoEspaña 2009. La charla estuvo bien buena. Estaban los diez fotógrafos seleccionados y el curador Claudi Carrera. Claude Bussac, la directora de PHE, las autoridades del IC y Pepe Baeza, editor de fotos de La Vanguardia.

Ya saben queridos lectores, mientras los integrantes del panel terminaban sus discursos yo pensaba en la maldita “lista de los diez mejores fotografos de todos los tiempos” y esperaba el debate. Y la conversación se puso animada cuando Alejandro Castellote disparó la primera descarga: ¿Por qué este premio no tiene un curador latinoamericano? Preguntó. Mi lista mental se evaporó como un globito de comic arriba de mi cabezota y ya no pude distraerme, porque se hablaron cosas muy interesantes que se las voy a pasar en una lista ahora mismo, que si no este comentario no se termina más:

El premio “Descubrimientos…” tiene el curador que quiere tener, que para eso es una empresa de gestión cultural privada. Si fuera el estado, tal vez habria más razón para cuestionar. Me dije a mi mismo, lleno de culpa!

“Los españoles sienten culpa por América Latina de vez en cuando”, dijo alguien del público. Y se gastan la culpa haciendo actividades que promocionan nuestra fotografía en el mundo entero (pensé culposamente, y ya estaba llegando tarde a lo del Chorro…)

Nos cuidamos bien de no ser demasiado folclóricos en los tópicos que seleccionamos, se defendió Claudi. Pues no se cuiden tanto, (seguí pensando. Y no llego, no llego!)

“Los festivales son mediadores con los medios”, dijo Pepe Baeza. Ahí si, descubrí un argumento muy interesante para encontrar una salida (o una entrada) a la fotografía en general y especialmente al fotodocumentalismo para lograr una difusión masiva.

“Los medios gráficos están en deuda con la buena fotografía”… “El fotoperiodismo no se ha renovado y aquí estamos, luchando para encontrar un lugarcito y publicar fotos que se comprometen con la realidad”… “La edad de oro de la prensa nunca exisitió” remató Pepe lo más campante. Y yo recordé las fotos maravillosas de la exposición del italiano Ugo Mulas ( a la izq.  un retrato de Fontana en 1962) curada por Enrica Viganó (genia!). Una especie de Jorge Aguirre milanés, un genio del blanco y negro y de la experimentación. Pero entonces hubo una edad de oro, pensé. Esas fotos se publicaron! ¿Por qué ahora no se podrían publicar?

Toda la buena fotografía se agradece, lo que importa son “las cuotas” dijo Pepe. Y se refería a la pequeñisima porción que la buena fotografía documental ocupa hoy en dia en los medios. Me quedé mudo.

Ya estababa garabateando toda esta data en mi libreta y el Chorro cada vez más lejos en el bar de Chamberí!. Asi que no sigo con esta crónica, se las voy a deber por un dia amigos mios. Me fui al bar Violeta, y alcancé a escuchar en la voz cascada del gitano: “Con la sangre de quien tu ofendes, yo tendré que lavar mi calle”

Fotografiar el futuro

Esta mañana me desperté bien tarde. Quería compensar las corridas de la última semana . Hoy fue domingo de paseo con Eulogia por Madrid, y nada más. No blog, no Facebook, no Flickr, no Twitter, no muestras, no lista de los diez mejores fotógrafos de la historia. Hoy descanso le dije a Eu. Asi que nos fuimos caminando hacia el Museo Reina Sofía y pasamos por la Caja de Madrid, donde redepente Eula me hizo entrar casi de un salto. “Mirá esto pa, te va a gustar”: “Retratos de Nueva York: Fotografías del MoMA”.

Más fotos! Entré desconfiando. Confieso que tenía más ganas de tomarme una caña en alguna terracita, cerrar los ojos, soñar con fotos incluso, pero no verlas!

Recorrimos cuatro salas enormes y vimos copias de época de la colección del MoMA. Estaba lleno de gente. Fotos, fotos de las que te pegan en alguna parte de la mente y del cuerpo, que te mueven. Los mejores fotógrafos norteamericanos de todas los tiempos reunidos admirablemente en una secuencia temática y de a ratos cronológica. El futuro (nuestro presente) podía intuirse en esas imágenes del pasado. La fotografía es la última caja de sorpresas de la memoria.  Nadie repara demasiado en ella hasta que alguien la pone en el lugar indicado, la abre y nos permite adivinar el povenir.

Me acordé de la muestra del histórico Bartolomé Ros que se expone en PhotoEspaña 2009. La imagen de Franco y Millán de Astray entonando cánticos legionarios en Ceuta en 1926 fue una anticipación de la ferocidad de una guerra civil que se llevaría consigo la vida de millones de españoles.

Eulogia se fue a visitar a una amiga y yo segui hacia el Reina Sofia. Pero ya no quería cerrar los ojos.  La lista de los diez mejores fotografos de la historia apareció otra vez!,  y el ruso Sergei Bratkov, que me tiene obsesionado desde que lo descubrí aquí, junto con la lista. Desde el primer momento lo vi como un fotógrafo que abre cajas de sorpresas, como Diane Arbus. Aqui les muestro su foto “Mickey Mouse” de la serie  Detención Juvenil de 2001 que tiene una extraña relación con “Niño con granada de juguete en Central Park”, la famosa foto de Arbus que vi en la exhibición de La Caja.

Llegué al Reina Sofía disparando mi maquinola a todo aquel que se me cruzaba por la Calle de Atocha. El museo ya había cerrado. Di una vuelta por la plazoleta llena de turistas que como yo se habían quedado afuera. Miré las fotos que había tomado (qué decepción!) Abrí mi libreta y repasé la lista inconclusa de “los diez mejores…” que hizo Hans. Lei también la que escribió Dani Yako. Me fui a un bar y comencé a escribir este comentario. Ahora son las dos de la madrugada y lo termino en el hotel. Me voy a dormir. No quiero olvidarme de incluir en mi lista a Dorothea Lange que en los años 30 ya estaba fotografiando el futuro.

La lista de los diez mejores y la fiesta en Cuenca

En un ratito nos volvemos a Madrid. Ayer la recorrida por las muestras en esta sede de PhotoEspaña estuvo de “puta madre” como dicen aqui. Dos recomendaciones: el trabajo del británico Julian Germain “Classroom Portraits”, y “Pages”, una nueva generación de libros de fotografía, de un joven colectivo holandés. Germain retrata estudiantes 15 minutos antes de que suene la campana! Imaginen las caras de los pibes…   Pero además hace una encuesta sobre los gustos de los chicos en materia de estudio, entretenimiento, ambiciones, etc. y lo vuelca en  un gráfico que publica junto a las fotos. El conjunto se resignifica y la comparación entre diversos alumnos de muy variados paises se convierte en un juego interesantísimo que no tengo tiempo ahorita mismo de explicarles! Es que se me  va el autobus!

Les cuento además que una de las mejores mejores mejores muestras de Madrid es la del ruso Sergey Bratkov. Por favor, búsquenlo en Google que ya estoy escribiendo mientras bajo las escaleras de la catedral de Cuenca a los tropezones (y no tropiezo por el alcohol que nos tomamos anoche para celebrar el final de la semana de la prensa, no). Decía que Bratkov es sin duda uno de los grandes fotógrafos del  momento. ¿NO tendríamos que incluirlo en la lista de los diez mejores de todos los tiempos?. Aquí les muestro solo una foto de su serie de panorámicas. Vean su trabajo de veinte años y después me cuentan.

La lista de los diez mejores se ha convertido en toda una encuesta entre los periodistas que estamos cubriendo (corriendo!) PhotoEspaña. Ayer, durante el camino a Cuenca, tuve una larga conversación con el curador Hans-Michael Koetzle acerca de la lista. Les doy solo un avance de su pensamiento: “Me gustan más los fotógrafos muertos que los vivos” ¿Qué tal?

Vivir en Madrid

Si, me gustaría vivir en esta ciudad. Pero no en un departamento de 28 metros cuadrados y compartiendo la renta! Da igual, yo estoy aqui para reportar lo que pasa en PhotoEspaña 2009 solamente. Nada de hacerse ilusiones. Tengo la lista de los diez mejores fotografos de todos los tiempos pendiente con Kate y recién vengo de una corrida de cinco inauguraciones en tres horas. Me caminé todo el centro de Madrid y no me pude tomar ni una copa de vino!. “Es que las “canaperas” copan las bandejas y los tragos. Estan muy organizadas!” Me contó Alvaro Matías, el Director de Comunicación de PHE2009.

Atravesado por el calor y el cansancio (no paro de sufrir…) llegué hasta el Instituto Cervantes y me encontré con un grupo de amigos muy queridos: los expositores de Descubrimientos PHE2009. Livia Corona tenía cara de cansada pero estaba muy feliz de ver  sus fotos tan bien expuestas.

Emily, Inés, Alvaro y cía (en la foto de la izquierda) intentaban atrapar alguna caña, pero las “canaperas” estaban al acecho como ratones hambrientos. Yo, mientras tanto buscaba desesperado algún punto de equilibrio (¿?) para intentar “ver” algo de todas estas muestras. Me impresionó muy bien el trabajo de Patrick Faigenbaum y me impresionó muy mal tener que recorrerme las cuatrocientas fotos pintadas de Gerhard Richter!

Mejor no opino sin saber y mañana le pregunto a Sergio Mah, el Curador General de PHE. Tengo miedo de meter la pata. HOy estaba medio mareado, y la verdad es que hubiera dado un brazo por un vaso de cerveza. Qué calor que hace en Madrid!

No me quejo y no le busco el lado negativo a este autor. NO, no, nooo. Pasa que Richter tenía unas fotos familiares de lo más divertidas, y apenas se pueden ver de tanta pintura que les aplicó encima. Se ensañó con la familia!

Después de todo, el tema de este festival es “LO COTIDIANO” y la fotografía es el medio ideal para las cosas de todos los dias, hoy más que nunca. Las “canaperas” están en todas las presentaciones. son algo cotidiano me decía Alvaro. Tan arregladas las señoras, son capaces de deglutir una bandeja de tostaditas con salmón en un minuto, delante de tus ojos. Son pirañas estas señoras. Y a mi me parecieron unos personajes exóticos y muy simpáticos. A veces, nada mejor que acercase y ver con un poco de detenimiento la realidad para darnos cuenta de lo extraordinario que contiene. Y si no, lo mejor es ponerla patas para arriba, que seguro tendrá más sentido.

El amor de todos los días

El gran Walker Evans (sigo mirando sus fotos y cada vez me gusta más Atget en comparación) decía en 1938 que había que concentrar el ojo en cómo vive la gente, sus costumbres, qué visten, qué comen. En una palabra, lo cotidiano.

W.E. es un grosso. Siempre lo fue. Pero no me banco esos aires de “dandy” que tenía (ya entró The Negative Man…). En fin, no me quiero ir de tema! LO COTIDIANO es el título que englobará todas las muestras de PhotoEspaña 2009 (allí estaré blogueando del 3 al 9 de junio). La bellísima foto de William Egleston (arriba) formará parte de una muestra sobre los años 70. Y hay más, Leibovitz, Lange, etc.

Lo cotidiano es lo que veo cada mañana cuando navego en mis favoritos de Flickr. Imágenes sin pretensiones, que de eso se trata la fotografía. Fernando de la Orden inaugura hoy en el Centro Cultural Borges una pequeña muestra acerca de su hijo Ezequiel. Lo de todos los días, incluso la ausencia… NO se la pierdan!

Y mañana también inaugura Martin Parr en el Centro Recoleta. Y que hizo Martín Parr? dejar de lado un poco los colores estridentes, los objetos en primer plano, el lamparazo saturador…. y volver a lo cotidiano. Sus fotos recuerdan sus primeras imágenes de las playas de Brighton.

Volver a fotografiar lo cotidiano, si. Pero como escribió Walker Evans: “Mirar concentradamente. Es el camino para educar tu ojo. Y más aún, mirar fijamente, entrometerse, escuchar a escondidas. Morir por descubrir algo. No estamos aquí por mucho tiempo”