La otra cara del sol

Habitualmente mi vida transcurre entre la realidad en la que vivo (no todo el tiempo) y la pantalla de mi celular 3G. ES así, hay que reconocerlo.

Seguir leyendo