Mi gato en el banquito

Se los digo así nomás. Yo, al despertar cada mañana no miro mi celular, ni mi iPad. No contesto mensajes, no wasaapeo. Yo, cuando todavía tengo los párpados medio pegados y mi sentido de realidad no se activó todavia, lo primero que hago es buscar a mis gatos.

Seguir leyendo