Los maestros de la lección

La discusión era un poco la de siempre: ¿Se puede enseñar fotografía? Si así fuera, ¿Quién estaría capacitado para enseñarla?. Y otras más: ¿Es válida todavía la relación maestro-alumno, o eso ya es el pasado?

Seguir leyendo

¿Fotografia de moda?

Fotografía de moda no quiere decir que la fotografía está de moda. Yo pienso que estuvo de moda ser fotógrafo durante 20 años, entre 1980 y el 2000. Y estoy siendo generoso.  Ya en los últimos tiempos de este período que les señalo, la moda se venía desvaneciendo.

Seguir leyendo

La voluntad

Como todos ustedes saben, cualquier foto que llegue a ser colgada en la pared de un museo, inmediatamente se constituye en una pieza de arte.

Seguir leyendo

El ojo de la época

Hubo un tiempo en que la imagen que todos teníamos del fotógrafo era la de aquel intrépido solitario que viajaba por el mundo buscando historias exóticas. Con dos cámaras colgadas al cuello y una chalina palestina, preferentemente.

Seguir leyendo

Ojos que no ven

Si no ampliamos nuestro campo de visión, vamos a quedarnos ciegos. Es así. Hace tiempo que venimos haciendo fotos como si todavía usáramos analógicas, como si todavía tuviéramos asignado “un horario” en el día para ver televisión. ¿Se acuerdan?

Seguir leyendo

Soy el mensaje

Si una forma hay de subvertir el orden establecido es explorar los límites del medio y ver que hay más allá. Así lo han hecho durante todos los tiempos las vanguardias en la historia del arte.

Seguir leyendo

El caminante incansable

Araki publica Sentimental Journey, su primer libro, en los años 70. Si no lo han visto se los recomiendo (click aquí).

Seguir leyendo

La pasión por los bordes

Las estoy buscando, sobre todo entre autores jóvenes, pero me cuesta encontrar. Por eso les quería pedir ayuda a ustedes.

Seguir leyendo

La plancha y la tabla

Me decía una señora, chaqueña y ya anciana, que trabajaba lavando la ropa: “Para planchar bien, lo importante no es tanto la plancha como la tabla. Si no tiene tabla buena, no hay plancha que valga”.

Seguir leyendo

Un día perfecto para comenzar

Cada uno tiene su propio sistema. Yo no sé ustedes, pero a mi me funciona el mío y no otro. Lo principal es volver a la calle. Sentir que, después de una razonable cantidad de disparos sin dirección, el tema empieza a vislumbrarse en mi mente. Aunque después lo que vea no me convenza del todo.

Yo les cuento entonces cómo empiezo un proyecto después de una temporada sin fotografiar. Ustedes me cuentan el suyo.

1. Primero que nada, me compro una cámara nueva. Si no tengo suficiente plata, me compro un lente. O si no, pido una cámara prestada. Cambio el formato, el soporte. Necesito que la herramienta sea distinta, qué tenga nuevas y desconocidas dificultades. Es la única manera de vencer “mi estética estática”

2. Con equipo nuevo ya siento que el aire circula más libremente por mi cerebro. Ahora necesito un tema. Entro en el blog del New York Times y busco el tema. Luego entro al blog de Alec Soth y encuentro el estilo

3. Busco la inspiración en esta entrevista a Rob Honstra!

4. Ya me sietno mucho mejor!  me imagino los premios que voy a lograr por tan soberbio proyecto :)

5. Ahora si, tengo equipo, tema, estilo, inspiración y premios!. Nada más puedo pedir.

¿Ustedes cómo hacen?

 

Fotos: Rob Honstra