Apropiadores de arte se solicitan

Lunes 23, una tarde rara en la redacción. Hay poca gente y el clima es muy tranquilo. Tanto que me tuve que enchufar a un sitio en internet que te pasa audio de todo tipo de ruidos, asi escribo. No hay nada que hacerle, si no tengo el “clima” de la redacción bombeando alrededor, no puedo hacer nada.

Seguir leyendo