El nacimiento de una inspiración.

Si señores y señoritas, es como lo cuentan varios artistas en la nota que publica hoy Celina Chatruc en adnCULTURA (click aquí). Es así, no hay remedio. La inspiración no viene si uno no se pone a trabajar. No hay técnica de concentración, postura, ejercicio, hora del día, color de anteojos que usemos, cábala, lugar, o día de la semana que valga. Si no le ponemos dedicación, las buenas fotos no aparecerán.

Seguir leyendo