Lost in Canon

 

 

Este post iba a titularse “Lost in translation”, pero la metáfora, aunque cierta, me pareció demasiado obvia. Además, aquí no encontré ni a Bill Murray ni a Scarlett!. Todo lo demás que ustedes vieron en la pelí de Sofía Coppola es cierto, y no hay exageración alguna.

Ayer fue nuestro primer día en la sede central de Canon en Tokyo. Las fotos están prohibidas fuera de las areas autorizadas (arriba el museo de las cámaras Canon). La limpieza, los grandes espacios, el control constante es la norma en esta verdadera catedral de la empresa.

Tuvimos reuniones informativas durante la mañana y durante la tarde (arriba). Los recesos eran para ir al baño, y hasta almorzamos en nuestras respectivas posiciones (abajo). Agotador pero tan interesante que no alcanzaban los ojos ni los dedos para tipear tanta tanta información. Ahora, después de tres días increibles aquí, nos vamos a Kyoto en tren bala. Pero antes, entrevista con el chairman de todo Canon. Habrá oportunidad de preguntas también. En el post que sigue, les transcribiré las respuestas a todas las preguntas que ustedes, queridos lectores me escribieron tan gentilmente.

Se me está copiando la cordialidad japonesa!