De lectores atentos y copias infieles

Por suerte este blog tiene lectores atentos e informados. Reúno, entonces, el aporte de dos de ellos para completar los dos últimos posteos publicados. Primero fue Juan Pablo Manazza, fundador y director general de la agencia mexicana Viva!, que me avispó desde @manix2005: “Creativos sin Google”, escribió para criticar la idea del “Border football” de Carlsberg que había colgado horas atrás y que vuelvo a citar aquí:

Con brevísima contundencia, Manazza me decía que la ejecución de la agencia belga Duval Guillaume no era original y me invitaba a clickear en YouTube para ver esto: Seguir leyendo

Sin comentarios

Fronteras en conflicto, la mejor cancha de fútbol para palpitar el Mundial

Faltan apenas más de 40 días para que comience Brasil 2014, el evento deportivo más trascendente para el mundo, y las marcas buscan su lugar bien cerca del acontecimiento, sean o no patrocinadores oficiales de la competencia. Esta vez desde “el otro lado”, es Carlsberg la que utiliza al fútbol como vehículo de sus mensaje.

Con creatividad de la agencia belga Duval Guillaume, esta cerveza de origen danés profundiza su vínculo con el fútbol (es actualmente uno de los cuartos sponsors oficiales de la Barclays Premier League de Inglaterra) e intenta asociarse a este deporte muy pocas semanas antes de que se inicie el Mundial. La campaña se llama Border football (fútbol de frontera) y se desarrolló en Belfast (Irlanda del Norte), Kosovo (en los Balcanes) y Nicosia (Chipre), todos espacios territorialmente conflictivos.

Aquí el spot: Seguir leyendo

Sin comentarios

Vivir marcados

Las marcas son parte de nuestra vida. Nos importe o no. Dormimos sobre un colchón marca “A”; abrimos los ojos y apagamos el despertador de la marca “B”; nos lavamos los dientes con el cepillo de la marca “C”, sobre un lavabo marca “D”. Mientras tomamos un café marca “E” con unas galletitas marca “F”, leemos el diario marca “G” o espiamos las noticias del canal marca “H”. Y así el resto de nuestros días. Vivimos marcados.

Impulsados por las lógicas necesidades cotidianas y por el correspondiente bombardeo publicitario, las adoptamos como propias y naturalizamos su presencia en nuestras rutinas, mientras ellas invierten miles de millones para conquistar nuestras preferencias. No es extraño, entonces, que en esa pelea incesante por ser parte natural de la vida de la gente, la publicidad ocupe cada vez más espacios para seducir a los consumidores.

Si no, veamos la activación no tradicional que la agencia belga Duval Guillaume desarrolló para la cerveza Carlsberg, con un cine repleto de rudos motociclistas como escenario: Seguir leyendo