Un gimnasio que va del ruido a la música

 

Por suerte la publicidad ha evolucionado y vender desodorantes ya no sólo implica un hombre que sortea un día duro de trabajo y diversión sin transpirar. Y se queda con la chica al final de la historia, claro. Un ejemplo es la campaña de BBDO Nueva York que puso en marcha recientemente Gillette para su desodorante Clear Gel con motivo del comienzo de la nueva temporada de la National Football League (NFL), una poderosa alianza que la marca de Procter & Gamble tiene con la liga profesional de fútbol americano.

La idea, resumida en la plataforma de patrocinio “Built for training” (“Hecho para entrenar”), une deporte y música con originalidad bajo el comando audiovisual de la productora Partizan y del francés Michel Gondry, responsable de dirigir esta campaña bautizada “Tracks for training”, cuyo primer videoclip pueden ver aquí:

Los ruidos surgidos de movimientos típicos de un gimnasio adoptan sentido gracias a la ingeniería de sonido a cargo de Phil Mossman, miembro de LCD Soundsystem, encargado de mezclar los audios que provocaron estrellas destacadas de la NFL: Champ Bailey y Kayvon Webster de los Denver Broncos, Gio Bernard y BenJarvus Green-Ellis de los Cincinnati Bengals y el ex Notre Dame Mike Golic Jr.

Y si faltaba algún detalle para que el trabajo tuviera garantía de calidad, la grabación de los audios se hizo en Ocean Way Studios, en Hollywood, elegido por artistas como Frank Sinatra, Nat King Cole, Ray Charles, The Rolling Stones, Eric Clapton, Michael Jackson, Green Day, Radiohead, Kanye West y los Red Hot Chili Peppers.

Gondry, ganador de un Oscar por el guión original de su película “Eterno resplandor de una mente sin recuerdos” (2004) y realizador de clips para artistas como Björk, The White Stripes, Daft Punk, ha puesto su capacidad varias veces al servicio de la tanda. Aquí uno de mis comerciales favoritos:

“Drugstore”, pensado por la agencia Bartle Bogle Hegarty (BBH) para Levi’s en 1994, ganó un león de oro en Cannes al año siguiente.