Lego y Barbie: innovar o morir

 

Cambiar para que nadie cambie. Renovarse es vivir. Salir de la zona de confort. Innovar o morir. De manual barato de autoayuda, de enfoque filobudista, de bestseller del anaquel de Negocios o de un blend de todo eso junto, las referencias sobre adaptación y supervivencia que pululan en el mundo corporativo son constantes.

En estos días, dos grandes marcas se transformaron en ejemplos vivos de estas máximas aún cuando se trata de dos etiquetas que, a fuerza de trayectoria, se han convertido en referentes genéricos de sus respectivos rubros. Sobre contextos diferentes, Barbie y Lego fueron protagonistas de noticias que revelan esa capacidad de renovación.

Una, nacida en marzo de 1959 Nueva York y bautizada así en honor a Barbara, hija de Ruth y Elliot Handler, matrimonio fundador de la compañía Mattel en 1945; la otra, de origen danés, creada por Ole Kirk Christiansen en 1932 y llamada así por la frase leg godt, que en Dinamarca significa “jugar bien”.

El pasado jueves 28, Mattel anunció el lanzamiento de la línea 2016 de Barbie Fashionistas y el mundo, portada de TIME incluida, recibió el impacto de las novedades. La flacura extrema de la muñeca más conocida del planeta ya no es la única opción y ahora el cuerpo de Barbara Millicent Roberts viene en 3 versiones: tall, curvy y petitedenominaciones elegidas para la alta, la gordita y la petisa.

Para acompañar el revolucionario estreno, Barbie difundió un video con la evolución del juguete femenino más icónico de la cultura popular contemporánea:

Cuando en septiembre de 2014 se informó que Hasbro, la empresa estadounidense creada en 1923 por los hermanos Hassenfeld –de ahí el nombre–, le arrebataría a Mattel la licencia para fabricar muñecas de los personajes de Frozen y otras princesas de Disney desde este año, el panorama financiero de Barbie se oscureció un poco más.

A la posición siempre defensiva que Mattel debió adoptar para eludir acusaciones sobre su aporte negativo a la construcción de un estereotipo de cuerpo femenino, se le adiciona una cuestión que no requiere de una fase previa a la pérdida concreta de dinero: se estima que la decisión de Disney le costará no menos de u$s 500 millones por año a Mattel.

Con este restyling de Barbie anclado en un enfoque de promoción de la diversidad y la exitosa línea Monster High lanzada a fines de 2011, Mattel intentará superar el negocio y el brillo perdidos.

El renacimiento de Lego, que lleva más de una década, puede ser un patrón a seguir. El furor (de chicos y grandes también) por los ladrillitos despegó con la invención de la primera pieza para ensamblar, en 1949, alcanzó su esplendor entre los 70 y los 80 y transitó una pendiente desde fines de los 90 hasta que, en 2003, la compañía quedó al borde del colapso, con una caída en las ventas de casi un 30%.

Los ánimos en Billund, base de la empresa en Dinamarca, no eran precisamente los mejores hasta que, con el liderazgo del CEO Jorgen Vig Knudstorp, se inició un proceso de reconversión que incluyó venta de activos no ligados de manera directa al negocio principal, recortes varios y un cambio de filosofía.

El producto clave de la resurrección fue el Mindstorms, un juego que permite construir un robot con la incorporación de tecnología a través de bloques programables. Pensar fuera de la estructura clásica fue fundamental y así llegaron más ideas exitosas, que actualmente ubica a la compañía en 130 países, con una estadística de esas que son incomprobables pero que ilustran el peso de la marca: por cada ser humano, hay 62 piezas de Lego dando vueltas.

Ese mismo espíritu puede apreciarse en plenitud en el documental A Lego Brickumentary dirigido por Kief Davidson y David Junge en 2014, año que concluyó con 60.000 millones de piezas fabricadas y ganancias por u$s 1.000 milones:

Y el mismo día que Barbie anunció sus muñecas de cuerpos normales, Lego dio otro paso para consolidar su ya conocida mirada transformadora, también en temas vinculados a la aceptación de la diferencia. El jueves 28, durante la feria internacional de juguetes de Nuremberg, la compañía presentó su primera figura en silla de ruedas, que podrá conseguirse con el set que se pondrá a la venta desde junio.

Aquí el set del que forma parte esta novedad: