“Es una joda para Tinelli”

 

No sé si está todo armado y los sorprendidos son actores. No parece. No sería la primera ni, probablemente, la última vez que una marca desarrolle y ponga en marcha una activación en un espacio público a partir de una simulación controlada hasta el más mínimo detalle. No parece. Si lo fuera, no sería extraño. Al fin y al cabo, en su versión más popular y masiva –los comerciales de televisión– la publicidad muchas veces es una ficción que se disfraza de realidad.

Escrita la aclaración, quería invitarlos a observar esta reciente idea que la agencia Felix & LAMBERTI activó en un aeropuerto alemán como parte de la campaña del antitranspirante Nivea Stress Protect. Los creativos imaginaron la situación más estresante que un ser humano podría vivir, la recrearon en formato “jodita para Tinelli” y la utilizaron como vehículo para demostrar el poder del producto contra la transpiración.

Aquí el resultado:

A través de un destacable nivel de producción y realización, la idea ofrece un firme compromiso con el atributo clave del producto, cuestión que debería ser motor de cualquier acción publicitaria pero que muchas veces queda en el camino, ensuciada por una mala ejecución o un exceso en la búsqueda creativa.

Más allá de las persistentes sospechas sobre la veracidad de la acción, su carácter de broma pesada ha generado opiniones adversas en algunas redes sociales, básicamente a partir de las posibles consecuencias en la salud de las víctimas, la objeción más común que siempre se le hecho a las cámaras ocultas, género que supo capitalizar Marcelo Tinelli a través de sus programas.

Ante tales comentarios, una respuesta que Nivea le ofreció a uno de los usuarios críticos en su canal oficial de YouTube sirve para conocer algunos detalles más de la acción. “Nuestras ‘sospechosos’ fueron llevados al aeropuerto por sus amigos. Con su ayuda, hemos podido chequear a los participantes para excluir cualquier peligro vinculado a cuestiones de salud y asegurarnos que puedan soportar una situación de semejante estrés“.

Para respaldar los argumentos de la compañía, en el making of (sólo tengo versión en alemán, lo siento) se puede ver a las víctimas luego de ser advertidas de la broma.