Scorsese, la voz de Apple para motivar a los realizadores amateurs

 

Frente al alcance que tiene la tanda del Super Bowl, los espacios publicitarios durante la transmisión de la ceremonia de los Oscar no tienen los mismos niveles de popularidad. Aunque los 36,6 millones de televidentes que según la medidora Nielsen observaron la entrega de premios a través de la pantalla de ABC en la noche del domingo (un 16% menos que en 2014) representan menos de la tercera parte de los 114,4 millones que NBC consiguió el 1 de febrero pasado, las marcas saben que las estatuillas que entrega hace ya 87 años la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas son sinónimo de Hollywood y se erigen como faro de atracción absoluto para los fanáticos del cine.

Mientras Lego se ocupó de robarse todas las miradas durante la transmisión gracias a una estatuilla hecha de ladrillitos y una inversión millonaria, en la tanda hubo algunos comerciales interesantes. Es el caso del nuevo spot de Apple para iPad, pensado para ser emitido durante la transmisión del evento y narrado por uno de los realizadores más trascendentes de la industria:

Creado por TBWA\Chiat\Day, la pieza comunica las infinitas posibilidades que un iPad entrega para quienes quieren soñar con ser directores de cine, una idea que motoriza gracias a la voz de Martin Scorsese, que tiene apenas un solo Oscar en su poder (2007, por “Los infiltrados”) a pesar de su profuso aporte al mundo del espectáculo.

“Make a film with iPad” promueve la marca, consciente de que su gadget es uno de los favoritos de los realizadores independientes y amateurs. Protagonizado por estudiantes de la High School of Arts del Condado de Los Angeles, el aviso refleja las alternativas que la tableta ofrece para cada uno de los pasos que implica la realización de un film, desde la producción hasta la edición.

Las palabras de Scorsese que acompañan diversos momentos del rodaje de los cortos dirigidos por los estudiantes Juliet Chin, Minu Jun y Chester Milton no fueron generadas por la agencia. Son fragmentos extraídos del discurso que el realizador de “Taxi Driver”, “Buenos muchachos” y “El Aviador” dio en 2014 a los graduados de la Tisch School of the Arts de Nueva York, casa de estudios de donde egresaron Scorsese y Oliver Stone, entre otros grandes directores de cine.