Un hit de los ’90, himno contra el cáncer

 

El cáncer de mama es, según el Instituto Nacional del Cáncer del Ministerio de Salud de la Nación, la primera causa de muerte por tumores en mujeres. Por año, cerca de 5.400 personas mueren por esta causa y 18.700 reciben este diagnóstico. Más del 75% de las mujeres con cáncer de mama no tienen ningún antecedente familiar de dicha enfermedad. Los tumores de menos de un centímetro tienen hasta el 90% de probabilidades de curación y, por esa razón, la detección temprana resulta fundamental.

El 21 de abril del año pasado, Christine Joy Amphlett falleció a los 53 años en su casa en Nueva York. Le había presentado una dura batalla al cáncer de mama, pero no pudo someterse a radiación ni quimioterapia: también sufría de esclerosis múltiple. A poco de cumplirse un año de su muerte, la voz de un hit inolvidable de los ’90 vuelve para convetirse en himno para la prevención del cáncer de mama.

Con la colaboración del viudo de Chrissy Amphlett, Charley Drayton, y a partir de una idea de JWT Sydney, nació el #I touch myself project, una campaña promovida por el Cancer Council NSW de Australia para crear conciencia sobre la importancia de la auto examinación como uno de los métodos más eficaces en la detección temprana de esta enfermedad. Interpretado por cantantes australianas populares, el tema de la banda Divinyls que supo ser ícono hot del pop se resignifica como tributo a Amphlett y motor de este mensaje de bien público.

Aquí el conmovedor cover:

Connie Mitchell, Deborah Conway, Kate Cerebrano, Katie Noonan, Little Pattie, Megan Washington, Sarah Blasko, Sarah McLeod, Suze DeMarchi y la célebre Olivia Newton-John –quien padeció este tipo de cáncer entre 1992 y 2007, y perdió un pecho para superarlo– protagonizan esta campaña que busca reducir el número de muertes que se producen en Australia por esta causa: 2.937 en 2011, de las cuales 2.914 fueron mujeres, según cifras del Cancer Council NSW.

Con producción de Collider, colaboración de la agencia de comunicación digital Soap Creative y coordinación musical de Mana Music, el tema fue grabado en Studios 301. En este video, backstage del trabajo:

Para cerrar el posteo, el videoclip de la canción con su intérprete original, material cedido por Sony/ATV Music Publishing para esta campaña: