Obama y Hollywood, contra el abuso sexual

 

A casi 20 años del escándalo protagonizado por el entonces presidente de los Estados Unidos Bill Clinton y Mónica Lewinsky, la exbecaria abandonó el silencio y aceptó hablar y posar para la revista Vanity Fair. “Fue una relación consensuada”, dice Lewinsky por si alguien tenía alguna duda. Semanas atrás, por esas casualidades del destino, la Casa Blanca lanzó un spot contra el abuso sexual, con el propio Barack Obama en cámara, acompañado por su vicepresidente Joe Biden y un grupo de celebridades de Hollywood.

1 is 2 many (algo así como “un caso es demasiado”) se llama este mensaje de bien público que tiene como objetivo impulsar a los hombres a denunciar si ven a alguien en peligro de ser abusado. De acuerdo con las cifras difundidas por el gobierno estadounidense y el organismo que la Casa Blanca creó a fines de enero de este año para proteger a los estudiantes del abuso sexual, aunque cualquiera puede ser víctima, hay grupos de riesgo: 1 de cada 5 mujeres sufre algún tipo de abuso sexual en la universidad; jóvenes, también mujeres, de 16 a 24, experimentan las más altas tasas de violencia sexual de parte de alguien que conocen.

Por eso Obama, Biden, Daniel Craig, Seth Meyers, Benicio Del Toro, Steve Carell y Dulé Hill hacen su aporte en este video:

“Si ella no da su consentimiento o no puede darlo, es un crimen”, comunica este anuncio. Y agrega: “Si ves algún abuso sexual ocurriendo, ayudala, no la culpes”. El spot, que se puede contextualizar con más información en el sitio www.whitehouse.gov/1is2many, se empezó a difundir este mes en cines de las cadenas Regal Entertainment Group y Cinemark, además de hacerlo en salas ubicadas en bases militares y en barcos estadounidenses alrededor del mundo.

Interesante iniciativa comunicacional del gobierno de Obama, cuyo origen se remonta a septiembre de 2011, cuando su vice Joe Biden lanzó “1 is 2 many” en Twitter y a través de la web de la Casa Blanca.