La violencia doméstica, en la vidriera

 

La creatividad puesta al servicio del bien público siempre aporta originales ideas. En julio del año pasado les mostré cinco campañas desarrolladas para combatir la violencia doméstica, comunicadas a través de los tradicionales comerciales de televisión o vehiculizadas a través de internet, todas luego viralizadas.

En este caso, aunque también se trata de una idea destinada a concientizar sobre las consecuencias de la violencia de género, la activación se produce en un ambiente callejero, una decisión cada vez más frecuente: apelar cara a cara a los consumidores. Con creatividad de Leo Burnett Italia, la diseñadora británica Vivienne Westwood puso el tema en la vidriera de su tienda en Milán:

Una vidriera de una marca de moda, un espacio que disfraza su frivolidad con una puesta que impacta sin mal gusto: maniquíes “golpeados” acompañados por cartelería que informa sobre la situación de la violencia doméstica en Italia y la línea gratuita que el estado puso en marcha para que los ciudadanos puedan denunciar casos.

Vale la pena destacar cuando la industria publicitaria presta su inteligencia para que un mensaje de bien público se amplifique de mejor manera.