Revelados contra los prejuicios

 

Luca Poncini, por Urko Suaya.

El año pasado, la dura pelea contra la discriminación que experimentan las personas con síndrome de Down tuvo su gran batalla ganada. De las entrañas de su propia experiencia, el publicitario Pablo Poncini parió una idea que, luego de atravesar los filtros por los que debe pasar cualquier propuesta creativa que busque impactar, se transformó en un mensaje certero para concientizar sobre la normalidad de quienes han nacido con este síndrome.

A fines de 2013, les mostré de qué se trataba “Las 1.000 millas de Luca”, el cortometraje que Poncini, socio de TBWA\Buenos Aires, protagonizó con su hijo Luca como parte de una campaña de bien público del Consejo Publicitario Argentino. La idea, redondeada por el equipo creativo de la oficina local de TBWA, dejó una huella profunda también en la industria creativa local gracias al León de Oro que obtuvo en la edición 2014 de Cannes Lions, el festival de publicidad más popular del mundo.

Perseverante, Poncini decidió insistir, como para que las enseñanzas como padre de un chico con síndrome de Down no se agoten en una estatuilla prestigiosa. Y así nació “Revelados”, un proyecto que incluye una muestra fotográfica, un libro, un sitio web, un video y una campaña publicitaria que nos hará pensar, un objetivo que debería cumplir cualquier activación de bien público.

Aquí el trailer de esta propuesta pensada por TBWA en colaboración con ASDRA, la Asociación de Síndrome de Down de la República Argentina, y en sintonía con el Día Mundial del Síndrome de Down, que se celebra todos los 21 de marzo desde 2011:

“Grandes personas retratadas por grandes fotógrafos” es la frase clave de esta campaña. A través de una muestra de imágenes obtenidas por reconocidos artistas de la fotografía, Poncini vuelve a hacer su aporte para desmitificar el síndrome de Down y es nuevamente su hijo el que lo acompaña en esta búsqueda, tal como se ve en el retrato que encabeza este posteo, imagen capturada por Urko Suaya, uno de los profesionales que colaboró, ad-honorem, en esta acción.

“No hay personas down, hay personas con síndrome de Down. Se puede ser tenista, dibujante o rugbier. También tímido, alto o malhumorado. Pero no existe ser down. Lo que sí existe es tener un síndrome que implica algunas limitaciones intelectuales”, describe Poncini. “Este proyecto nació para mostrar a las personas con síndrome de Down tal como son. Con los gustos y el estilo de cada una. Y quitando el velo con que la sociedad muchas veces las tapa. A eso nos referimos con revelarlas”, agrega el publicitario, que trabajó junto a la productora Casta Diva Buenos Aires, el director Franco Verdoia –que también participó como fotógrafo– y Noroeste, a cargo de la música.

Además de Suaya y Verdoia, se sumaron al proyecto: Sol Abadi, Sebastián Arpesella, Lucila Blumencweig, Ale Burset, Félix Busso, Juanjo Bruzza, Julia Cabrera, Andy Cherniavsky, Coni Dietrich, Martín Estol, Pompi Gutnisky, Lorena Fernandez, Fabián Laghi, Bob Lightowler, Charlie Mainardi, Gaby Messina, Diego Ortiz Mujica, Natacha Pisarenko, Gabriel Rocca, María Schefer, Martín Sigal e Inés Tanoira.

Aquí otra de mis gráficas favoritas, con foto de Andy Cherniavsky:

Todos los trabajos serán exhibidos en Plaza San Martín, desde el 20 al 27 de marzo. A partir de esta continuidad, Poncini se ha convertido en un referente en esto de hablar del síndrome de Down desde un lugar natural y sin dramatismos. “Obviamente me siento muy bien con eso, pero además creo que implica una responsabilidad linda e importante”, explica el publicitario.