Dos milongas clásicas dejan el Club Villa Malcom

 

Con mucha pena recibo la noticia de que dos milongas emblemáticas del circuito se van del Club Villa Malcom. Después de 9 años de sostener un espacio que nació como una alternativa diferente, y desafiante en su momento, donde muchos jóvenes iban buscando un tango más relajado y con menos código, Tangocool cierra hasta nuevo aviso. El viernes pasado se hizo la fiesta de despedida, y hubo lágrimas y un poco de bronca. Ayer me entero que Los Cachirulos, la milonga de los sábados, también se va del lugar por diferencias con las autoridades del club.

 chau Tangocool, la milonga de Gabriel Glagovsky Foto Gza Oscar Pereiro

Sin duda es difícil mantener una relación comercial con instituciones donde las comisiones directivas no apuestan al tango, sino a ganar plata sin invertir un peso en la estructura. Todos sabemos que los baños de Malcom están siempre sucios, que no los limpian cuando hay baile, a veces en verano durante clases clases tampoco encienden el aire acondicionado, y así miles de trabas que a la larga impactan en el que paga la entrada a la milonga. Los organizadores se cansan de pedir, y es lógico. Cachirulo se muda desde el 13 de abril a un salón de Av Entre Ríos al 1056, y de Tangocool habrá que despedirse hasta nuevo aviso.

En fin!