Conciertos gratuitos hoy en recuerdo de Aníbal Troilo

A comienzos de los años sesenta el poeta Julián Centeya bautizó a Aníbal Troilo como el “Bandoneón mayor de Buenos Aires”, algo que desde entonces los argentinos  asumimos como un dogma.

Hoy 11 de julio, a 102 años de su nacimiento, y a propósito del reciente Dia de la Independencia, hasta Google lo recuerda con un doodle obra del dibujante Liniers. Para muchos tangueros la figura de Pichuco encarna la esencia de esta ciudad y sus habitantes, es un símbolo que trasciende el tiempo, y cualquier explicación, algo que en términos borgeanos diríase que lo juzgamos tan eterno como el agua y como el aire…

Así lo describía Horacio Salas, hace unos años, en un párrafo de su libro El Tango:“Quienes alguna vez lo escucharon, quienes lo vieron, especialmente cuando la orquesta lo dejaba en la penumbra a solas con el fuelle, acaso digan, si pueden traducir aquellas sensaciones, que Troilo quedaba instalado en el misterio. En ese instante, cuando parecía que Pichuco soñaba mientras sus dedos regordetes se deslizaban por el teclado del doble A, se producía una corriente profunda que conjuraba un aleph. Allí convivían las historias ajenas con los propios recuerdos, las calles y los seres anónimos de la ciudad. Durante los tres o cuatro minutos que duraba esa magia estaban a su lado los protagonistas de los tangos. Acaso por ello Troilo no miraba a su público, o lo hacía con los ojos desmesuradamente abiertos, como en trance, sin ver a los fanáticos que lo rodeaban silenciosos, expectantes. “Ocurre que cuando toco el bandoneón estoy solo, o con todos, que viene a ser lo mismo” explicó alguna vez…

Hoy a las 20 hay un concierto en su homenaje en el Bar Los 36 Billares (Av. de Mayo 1265) donde se presenta el grupo Sciamarellla Tango y también a las 21 en Clásica y Moderna (Av. Callao 892) donde toca el Sexteto Maceira Esquina Escalada, todo con entrada gratuita. 

Salú, maestro!

Sin comentarios

Los vecinos en pie de guerra por el antiguo Cine Urquiza

Los vecinos de Parque Patricios, cuna del arrabal porteño, están en pie de guerra desde hace varios años, cuando las topadoras llegaron hasta la puerta del antiguo Cine Urquiza con la intención de aplastarlo para dejar paso a una torre de oficinas. Su dueño original, un empresario que entonces había alquilado la planta baja de la propiedad a un supermercado chino y luego a una concesionaria de autos, intenta deshacerse del inmueble con el fin de levantar propiedades para comercializarlas, aprovechando que el Gobierno porteño declaró al barrio Distrito Tecnológico. El hombre está en su derecho, pero los vecinos también.

Fundado el 20 de mayo de 1921, el mítico Cine Urquiza fue, como tantos otros espacios barriales de Buenos Aires, un escenario histórico para la música popular, ya que grandes estrellas de nuestro firmamento como Carlos Gardel, Aníbal Troilo y Tita Merello, se presentaron en su escenario. Pero sobre todo en ese cine, que supo tener más de mil butacas, se proyectó la primera película sonora en Argentina, lo que duplica su valor patrimonial. Los vecinos nucleados en distintas organizaciones e instituciones lo defienden con uñas y dientes, pues forma parte de su propia historia, de la del barrio, es parte del paisaje urbano y emblema de un tiempo glorioso para el género rioplatense, incluso la construcción conserva detalles de la arquitectura ecléctica que caracteriza a la ciudad. Por eso esperan que sea declarado de interés público, para que luego el Estado local pueda expropiarlo, y recuperarlo. La Ley Nacional 14.800 permite demoler siempre que se mantenga la actividad cultural y la capacidad de butacas en un 90%, en otras palabras, dice que allí donde hubo un teatro o un cine, debe haber otro teatro, y otro cine. Pero la idea no es tirarlo abajo.

La situación es semejante a la del célebre Teatro Odeón que funcionó en Esmeralda y Av. Corrientes hacia 1891, construído con fondos aportados por el empresario alemán Emilio Bieckert. En 1991 durante la gestión del Intendente Carlos Grosso fue demolido y devenido hasta hace poco en estacionamiento para coches.

El gobierno de Carlos Menem eximió al propietario de la obligación de construir un espacio con fines culturales, pero mediante una acción de amparo presentada por el abogado Beltrán Gambier ante la justicia federal, la ley debió cumplirse. Hoy se sabe que ahi levantarán la Torre Odeón, un portento de vidrio con 38 pisos y una sala teatral en planta baja.

Torre Odeón,  Esmeralda y Av Corrientes (Dujovne-Hirsch & Asociados)

Los vecinos de Parque Patricios presentaron tres alternativas en la Legislatura Porteña, pero ante la ausencia del estado y la falta de respuestas volvieron a convocarse semanas atrás en un abrazo simbólico frente al edificio, y lanzaron una campaña para recolectar firmas.

Quienes quieran colaborar, solo hay que firmar https://www.change.org/elurquiza

Una visita a Chacarita en recuerdo de Carlos Gardel

A poco de cumplirse un nuevo aniversario de la muerte de Carlos Gardel este mes de junio, el Gobierno porteño dedicará dentro del ciclo de visitas guiadas un recorrido especial por el cementerio de la Chacarita con el fin de visitar la tumba del Zorzal y, de paso, la de otros ídolos del firmamento tanguero que yacen en la necrópolis más populosa de la ciudad, como el Polaco Goyeneche, Enrique Santos Discépolo, Agustín Magaldi, Aníbal Troilo y Julio y Francisco de Caro, entre otros.

Cuenta Germinal Nogués en su libro Buenos Aires Ciudad Secreta que el terreno ocupado por el cementerio (al lado hay otros dos, el británico y el alemán) equivale a cien manzanas, es decir, 10 hectáreas. La entrada principal (por Av. Guzmán ) fue diseñada por el gran arquitecto Mario Buschiazzo y, además de árboles añosos y vegetaciones varias, conserva obras de arte valiosas, entre ellas, una réplica de La Piedad de Miguel Ángel y piezas originales de los escultores argentinos Luis Perlotti, Troiano Troiani y Orlando Paladino. Respecto de su “edificios” temáticos posee 10.000 bóvedas privadas ubicadas en las cuatro manzanas del frente, más 105 panteones, 94.000 sepulturas y 350.000 nichos, eso según datos registrados una década atrás, cuando se editó el libro de Nogués.

Carlitos eterno Foto El Nuevo Herald

Valga la excusa del programa para darse una vuelta por la zona que, aunque suene a humor negro, está más viva que nunca desde que Palermo perdió su trono a causa de la saturación del espacio público y la decadencia de su paisaje urbano.

Distintos factores colaboraron para que la movida joven se fuera corriendo lentamente hacia las áreas vecinas, y así el barrio – cuyo origen quedó asociado a la desgracia cuando en 1871 la cantidad de muertos por el cólera obligó a fundar un cementerio en las antiguas chacras de los jesuitas- empezó a sacudirse el sino funesto. En 2011 la zona fue incluida dentro del Distrito Audiovisual y eso provocó una renovación natural de vecinos y comercios.

Hoy los millenials le llaman Chacatown, Chacalermo o Palermo Dead, y alberga teatros alternativos, galerías de arte, centros culturales, talleres de artistas y tiendas de diseño que conviven con espacios patrimoniales y gastronómicos históricos, pues Chacarita fue tierra de cantinas y bodegones familiares como Albamonte (Av. Corrientes 6735) y el mítico Bar Rodney (en Rodney y Jorge Newbery) donde van a zapar los rockeros pasada la medianoche.

Arte en las calles del barrio

La visita del gobierno porteño no incluye otros puntos que vale la pena conocer, como el famoso Museo Anconetani del Acordeón (Guevara 492) fundado por una familia de inmigrantes italianos afincados en el barrio hace un siglo y dedicados a fabricar y reparar estos instrumentos. Si les dan permiso, pidan subir a la terraza para ver el observatorio meteorológico propio que levantó el padre de la familia. A metros ya de la frontera con Colegiales está el Cine Teatro Regio (Av. Córdoba 6056), un bello edificio estilo neo Tudor construido en 1928 que hoy alberga la escuela de titiriteros del Teatro San Martín, pero en su escenario cantaron Carlos Gardel y Azucena Maizani, entre otros artistas.

Para cerrar el tour está el imperdible Bar Palacio o Museo Fotográfico Simik (Lacroze 3901), donde se puede tomar un rico café y apreciar la vasta colección de cámaras, desde las oscuras del principio del siglo XX a la mítica Leica. Otra imperdible visita merece la librería y restaurante Bistro de los Periodistas, un lugar para leer y comer rico (carta elaborada por el critico Pietro Sorba y tragos del bartender Carlo Contini).

Sin comentarios

El CCK recuerda a Astor Piazzolla con una muestra multimedia

Marzo se siente como un primero de año. Todo vuelve a su ritmo, ejemplo, la programación tanguera en el CCK, que ha decidido prolongar los ciclos de clases de baile y peñas milongueras durante todo este año y también rendirle tributo a las grandes figuras del 2×4 incluyéndolas en sus ciclos de conciertos y muestras. Es el caso del gran Astor Piazzolla, de quien se cumplen 25 años de su muerte. Desde este sábado 11 de marzo (día en el que cumpliría 96 años) hasta el 26 de mes habrá una serie de conciertos y una exposición interactiva en recuerdo del revolucionario músico marplatense, amado y (en su momento también odiado) dentro del ambiente del tango argentino.

El programa ofrece 6 grandes conciertos (desde este sábado 11 al 26 de mes) que intentan abarcar todos momentos clave de su intensa trayectoria, tomando piezas menos conocidas de su repertorio hasta las más populares, en nuevas y originales versiones ahora ejecutadas por los mejores músicos locales, entre ellos, el Quinteto Fundación Astor Piazzolla, Walter Ríos, Néstor Marconi, Jairo y Pablo Agri con la Camerata Argentina. También habrá un homenaje al violinista Fernando Suárez Paz que acompañó a Piazzolla en el último tramo de su carrera, y que ya anunció su retiro definitivo de los escenarios.

Paralelamente el mismo sábado 11 inaugurará Astor Piazzolla. El revolucionario del tango, una muestra que promete ser tan visionaria como lo fue el mismo Piazzolla. Fotografías, libros, audios, partituras y objetos personales (como el smoking que usó en junio de 1983 durante su presentación en el Teatro Colón y una armónica que le regalo su padre siendo niño) serán expuestos al público con un novedoso criterio interactivo y multimedia, aplicado a recursos museográficos tradicionales, para animar al espectador a involucrarse con los contenidos. Lo que dice una muestra del siglo XXI.

Según reza la gacetilla de prensa, se tomaron elementos de simulación holográfica de su bandoneón, se podrán descargar álbumes de fotos a través de tablets con código QR y apreciar los objetos proyectados en pantallas 3D, además de la posibilidad de elegir sus discos y escucharlos.También los curadores dedicaron un espacio a evocar las figuras más influyentes de su vida, entre ellos su padre Vicente “Nonino” Piazzolla, el bandoneonista Aníbal Troilo (integró su orquesta entre 1939 y 1944) y el poeta Horacio Ferrer, con quien compuso canciones míticas (Balada para un loco, María de Buenos Aires y más)

Las entradas se entregan hasta agotar capacidad de sala, y la muestra se podrá visitar de miércoles a domingos y los feriados de 13 a 20, en la Sala 613.

Sin comentarios

Dos leyendas bailan en el ex cabaret Marabú

De las épocas doradas, el cabaret Marabú fue uno de los más convocantes y refinados de la noche porteña. Fundado en 1935 por el inmigrante español Juan Sales, en el subsuelo de un espléndido palacio de estilo italiano ubicado en la calle Maipú al 300, enseguida se integró al competitivo circuito tanguero de entonces, convirtiéndose en un punto obligado para músicos y milongueros. Era el tiempo de las grandes orquestas, que además de un presentador contaban con cantores cuya fama era capaz de movilizar a miles de seguidores por los distintos clubes y antros bailables de la ciudad. En el Marabú debutó Aníbal Troilo el 1 de julio de 1937 con su propia formación, luego pasaron Astor Piazzolla, el gran Carlos Di Sarli, Ángel Vargas y Ángel D’ Agostino, entre otros próceres del firmamento local.

El bahiense más ilustre, Di Sarli, con sus clásicos lentes oscuros

Ya entrada la década del 60, la decadencia económica y luego la irrupción del rock alteraron para siempre el mapa de la agitada vida nocturna de Buenos Aires, impulsando el cierre de estos históricos espacios y, peor, la disolución de aquellas inolvidables orquestas, las mismas que hoy seguimos bailando.

Como otros locales de la zona, el Marabú cerró sus puertas en 1968 para reinaugurar por muy poco tiempo en 1984, cuando además de Osvaldo Pugliese tocaron en el mismo lugar Soda Stereo y Los Abuelos de la Nada. Toda una paradoja. El cierre definitivo animó a un grupo de clientes nostálgicos que solicitó al Gobierno porteño de turno la colocación de una placa conmemorativa en la fachada del inmueble. Hoy en el mismo subsuelo, pero totalmente reciclado, funciona el salón Maracaibo.

Elina Roldán y El Turco Suaya

Este jueves a las 22 se presenta en lo que fue el antiguo cabaret, es decir el actual Maracaibo, la Orquesta Misteriosa Buenos Aires, y la noticia que justifica todo este post es que luego de más de una década separados, vuelve a reunirse una pareja emblemática para las nuevas generaciones de bailarines. El Turco Suaya y Elina Roldan fueron referentes de la danza a fines de los 80, cuando el tango resurgia de su cenizas. Son 100% aristocracia milonguera, como reza el flyer que promociona el show. La tercera razón para ir al Marabú a ver a estas leyendas es que la entrada cuesta $50, algo que se agradece en estos tiempos de vacas flacas.

Será una noche inolvidable para los que no conocen el lugar, y para quienes esperaron largamente este reencuentro.

Sin comentarios

El Día del Bandoneón en el Bar Los Galgos

Hoy cumpliría 102 años el gran Aníbal Troilo, por lo que en su homenaje se celebra en Buenos Aires el Día del Bandoneón, instrumento que ya es sinónimo de tango, y claro, también de Pichuco. Para conmemorar el aniversario habrá conciertos y presentaciones en distintos espacios de la ciudad pero uno especial en mi querido bar Los Galgos, donde se presentan hoy con entrada gratuita Pablo Agri (violín) y Horacio Romo dos destacados compositores, arregladores y directores de orquesta que recrearán piezas del repertorio troileano de todas las épocas.

Como nota al pie quiero destacar, para quienes no conocen el lugar, que Los Galgos pertenece al circuito de Bares Notables y está ubicado en una típica ochava de Lavalle y Callao, en el barrio de San Nicolás. Los que alguna vez ocuparon sus mesas recordarán que estuvo atendido durante años por una familia de gallegos y que empezó a decaer en las últimas décadas, cuando florecieron en Buenos Aires las confiterías con luces dicroicas, eclipsando el encanto de aquellos clásicos boliches urbanos. Un día el cierre se hizo inevitable. Yo solía estudiar cerca de ahí, y cada tanto repasaba para los exámenes en alguna de sus mesas, hace más de 20 años. Luego fue una parada obligada antes de ir a la clase de tango de El Beso. Cuando los dueños del Bar 878 (de Villa Crespo) supieron que cerraba sus puertas definitivamente tuvieron la lucidez de comprar el local y el gesto de devolverlo a este siglo tal como estaba, pero completamente trasformado.

Archivo La Nación

Unos meses de obra bastaron para sacarle lustre a las antiguas carpinterías de roble y a la boiserie, aggiornar las instalaciones gastronómicas y poner el servicio a la altura de un restaurante y bar contemporáneos donde se come y se bebe que es un lujo, a precios lógicos. No imaginan lo que es la Pascualina, la carta de tragos, los alfajorcitos de maicena y el café de impronta italiana. Y siguen ahí los viejos percheros donde colgar las camperas, los espejos biselados y esos grandes ventanales.

Solo le faltaba sumar propuestas culturales para rescatar la esencia de los viejos bares porteños donde se piensa, se lee, se escribe, se conversa con amigos y se mira la vida pasar, acompañados de un reparador pocillo de café. La cita es hoy a las 20 en Av. Callao 501.

Sin comentarios

Podestá y Godoy, dos potencias en el Marabú

De los que hicieron la historia y están aquí para contarla quedan muy pocos, por eso honrar la obra de dos glorias vivientes como Juan Carlos Godoy (93) y Alberto Podestá (92) es un gesto que trasciende la mera iniciativa. Protagonistas de la conocida “época de oro” del tango, allá en la década del 40 del siglo pasado, éstos próceres encuentran hoy su reconocimiento en un sencillo pero emotivo documental “Podestá Godoy, cantores” dirigido por Daniel Tonelli y Marcelo Turrisi y producido por The Argentine Tango Society, una entidad sin fines de lucro fundada en los Estados Unidos hacia el año 2000, que se dedica a fomentar y difundir actividades relacionadas con el género.

Entre los grandes aportes que ha hecho la entidad se destaca el rescate del histórico Cabaret Marabú, de calle Maipú entre Av Corrientes y Sarmiento, y el patrocinio de Todo Tango uno de los sitios más completos que ofrece información histórica sobre el género y sus protagonistas. Todo esto para destacar que la proyección del documental será esta tarde 20 de octubre en el mítico cabaret donde tocaron las grandes orquestas allá años á y que hoy sigue abierto ofreciendo espectáculos de nivel y milonga, en pleno centro. Por supuesto el espacio fué muy remodelado y se diría que no queda nada del salón original inaugurado en 1935, donde debutó la orquesta de Aníbal Troilo y tocó durante años la formación de Di Sarli.

Este documental de 47 minutos de duración nos muestra a Podestá y a Godoy repasando éxitos y algo de sus vidas privadas de la mano de un joven cantor, Roberto Decarre. Una revelación inesperada: Godoy conoció en persona y tuvo trato directo con Pablo Escobar, el célebre narcotraficante colombiano. Podestá pasó un poco pachucho estos últimos años, por lo que ya casi no se presenta como antes en milongas y festivales. pormeto averiguar donde se volverá a proyectar, vale la pena!

(Foto Cortesia Festivales BA)

Sin comentarios

Pichuco, el documental, en la Legislatura porteña

Hoy miércoles a las 19 en la sala de Exposiciones de la Legislatura porteña se proyectará, dentro del ciclo de Cine Independiente Argentino, la película “Pichuco” estrenada durante la última edición del BAFICI en coincidencia con el Centenario de Aníbal Troilo. Esta vez el director Martín Turnes participará del debate posterior que se realiza habitualmente desde hace tres años, cuando comenzó esta actividad cuyo fin es acercar al público los directores, protagonistas y productores de cine argentino. El ciclo cuenta en esta edición con la participación de 5 películas que se proyectarán semanalmente hasta el 6 de agosto.

La película evoca vida, obra y el precioso legado de Troilo a través de testimonios de quienes de alguna manera estuvieron vinculados personal o musicalmente a quien fuera uno de los cuatro grandes protagonistas del tango de la década del 40 (junto con D´Arienzo, Pugliese y Di Sarli). El documental registra, en otras perlas, la tarea de un profesor de la Escuela de Música Popular de Avellaneda y sus alumnos que actualmente están digitalizando cerca de 500 arreglos manuscritos originales que se conservan de la orquesta de Troilo.

La cita es hoy miércoles 23 de julio a las 19 en Perú 160, con entrada libre y gratuita.

Aníbal Troilo tiene su lugar en el Paseo del Tango

Finalmente después de mucho esperar y hacer la obra en tramos, la ciudad y tiene su Paseo del Tango, un circuito cultural tanguero ubicado entre las calles Jean Jaures, Anchorena, Carlos Gardel y Zelaya, barrio del Abasto, donde nacieron y vivieron artista representativos del género, como Aníbal Troilo y Carlos Gardel.

Durante la presentación oficial del espacio quedó inaugurada una escultura con la míticafigura de Pichuco, el Monumento al Bandoneón que además incluye una placa conmemorativa. La obra, que evoca ese gesto tan suyo, los ojos entrecerrados, como en trance y tocando el instrumento, fue realizado por la artista Lucía Pacenza y donada por la Asociación La Reina del Plata, e integra el conjunto de piezas simbólicas que distinguen al Paseo del Tango.  La iniciativa impulsada por la Secretaria de Atención Ciudadana se centrará en las temáticas tangueras y contemplará intervenciones artísticas, institucionales y de desarrollo económico. También incluirá la colocación de esculturas participativas relacionadas con el Tango y la musicalización del espacio público con obras clásicas. Además, se montarán escenografías alusivas a la década del ́40, conocida como la “Época de oro” del tango. claro que sí.

El acto contó con la participación de Raúl Lavié, Daniel Binelli y Walter Ríos que tocaron el fueye de Troilo, prestado para la ocasión por el Museo de la Academia Nacional del Tango.  Por su parte, Christian Etchezuri, presidente de la Junta Comunal 3 destaco que los vecinos “están muy felices y orgullosos de concretar este Paseo del Tango, tan solicitado y esperado por los vecinos de la Comuna 3″.

Pichuco, en las veredas de Buenos Aires Foto Gza Gobierno de la Ciudad

Hoy, Bandoneonazo a las 12 en el Obelisco

Lleven gorro, bufanda y camiseta doble pero no se pierdan hoy a las 12 el “Bandoneonazo” que habrá en el Obelisco con motivo del comienzo de la semana del Centenario del nacimiento de Aníbal Troilo.

Más de 100 maestros del fueye se reunirán en el Pasaje Piazzolla, (Diagonal Norte, entre Libertad y Cerrito) en homenaje a Pichuco y para celebrar el próximo Día Nacional del Bandoneón, el viernes 11, cuando quedará inaugurado el monumento ubicado en el Pasaje Carlos Gardel, en el Abasto. Pero toda esta semana será troileana y que en la Usina del Arte programaron actividades culturales destinadas a recordar el nacimiento del gran maestro, que fue en 1914, el mismo año en que se empezó a construir el edificio de la Ítalo Argentina de Electricidad, donde hoy funciona la Usina. La programación se extenderá hasta el viernes 11 y es gratuita. Vayan anotando:

-Martes 8 proyección de la película “Los guardianes del ángel”, documental de Adrián Lorenzo y Juan Pablo Martínez con la participación de Pasta Dioguardi, Laura Novoa, Julio Bocca, Tito Reyes, Juan Carlos Copes, Rubén Juarez, Walter Ríos, Horacio Ferrer, José Colángelo, Rodolfo Mederos, Oscar del Priore y Raúl Garello, entre otros. Son entrevistas que recorren la vida de Pichuco. A las 20.30, en el Auditorio, toca la Orquesta del Tango de Buenos Aires dirigida por Raúl Garello, Néstor Marconi y Juan Carlos Cuacci.

Miércoles 9 a las 14 en la Sala de Cámara, conferencia de Oscar del Priore y Horacio Ferrer

los mejores fueyes, hoy en el Obelisco Foto Gza Centenario Aníbal Troilo/FB 

Jueves 10 a las 19 se presenta la muestra ”Pichuco, interpretación gráfica de Aníbal Troilo” de Hermenegildo Sábat. Una serie de retratos evoca la figura del músico, y a las 20 en el Auditorio toca la Orquesta del Colegio Nacional Buenos Aires, con Esteban Morgado Cuarteto y cantores invitados. Durante el encuentro se declarará a Troilo Profesor Honorario de la UBA.

Viernes 11 Día del Bandoneón, a las 19 en la Sala de Cámara se proyectará la película “Pichuco”, dirigida por Martín Turnes; a las 20.30 concierto a cargo de jóvenes músicos que interpretarán obras de Pichuco con el instrumento que le perteneció, y que se encuentra expuesto en la Academia Nacional del Tango.

Más info en www.usinadelarte.org (Agustín Caffarena 1, esquina Av. Pedro de Mendoza, La Boca)