Sábado 10, vuelven las clases de Graciela González

 

En el largo recorrido que le espera a una persona que empieza a bailar tango, en algun momento, después de haber comprobado que se puede bailar en cualquier pista (pero no con todos los bailarines que uno quisiera) el alumno/a se da cuenta de que necesita con urgencia clases de técnica. Hay que sacarse vicios, mejorar posturas y, sobre todo, sentirse cómodos con uno mismo.  Para la mujer la tarea es ardua: debe poder seguir cualquier abrazo, y sin descuidar nunca su propio baile.

Graciela González, docente de profesión, creó hace casi veinte años un seminario de técnica femenina que ya es un clásico en todo el mundo, de los pocos diseñados con criterio pedagógico y desarrollado de una manera amena, diferente, casi lúdica. Este sábado 10 y domingo 11 de agosto, dentro del gran cronograma de actividades paralelas al Mundial de Tango, arranca el segundo seminario del año en La Viruta, dos jornadas intensivas dedicadas a trabajar la percepción corporal para lograr una mejor respuesta a la marca en caminatas, ochos y giros, entre otros aspectos de la técnica. O de la actitud, como prefiere llamarle la misma Graciela. “En rigor, no hay “requisitos técnicos” para bailar en el salón: el baile de salón es el baile del pueblo. Todo el mundo debería poder bailar tango. En todo caso, se trata de hacer movimientos limpios, estéticos y naturales. Hoy la técnica es más importante para el tango de escenario, que no es el mismo que hace 20 años atrás. Ni mejor ni peor, es distinto” explica en una mini charla telefónica. “Hoy básicamente lo que necesita una persona para bailar es trabajar su actitud. Saber cómo va a pararse delante de la otra persona, con todos los elementos con que naturalmente cuenta. Un buen maestro debe tratar de que el alumno sea conciente de eso que tiene. Luego solo falta aprender a sostenerlo durante esos tres minutos que dura un tango, y no perderse en el camino.”

Clases multitudinarias, hay que inscribirse antes Foto Gza Gonzalo Clifton Goldey

¿Cuál es la demanda más notable del rol masculino en el baile?

Los hombres tienen que aprender a marcar. A diferenciar lo que es intención y lo que es fuerza. Es muy diferente marcar por fuerza a marcar por intención. La sensación para una mujer es muy distinta cuando se la invita al movimiento de cuando se siente obligada a seguirlo porque el bailarín se va solo.

¿Qué deberían trabajar las parejas de hoy? (hablando de amateurs y profesionales)

Lo que observo es que no hay cuerpos totalmente conectados, quizá porque hay mucha información y porque en vez de pensar en un “todo” se piensa en las partes.

Aclaración: El seminario consiste en dos jornadas con contenidos diferentes pero consecutivas, de modo que no puede cursarse el segundo módulo sin haber cursado alguna vez el primero. Más consultas a gracielagonzalestango@yahoo.com, latiasusanatango@yahoo.com

  • Héctor

    Muchas veces las mujeres se quejan porque los hombres no saben marcar, y lo peor es que ellos creen que si saben. He notado que muchos profesores no le dedican todo el tiempo que necesita el alumno para entender la importancia de saber marcar, firme, suave,con la música, y mantener el abrazo, en fin, es todo un tema.
    Pero este articulo no es sobre eso, pero muchas veces las mujeres creen que son ellas las que no saben, cuando en realidad es el varón quien no sabe marcar.

  • Georges

    La tecnica es importantisima, y tambien la actitud. Si una mujer no sabe caminar hacia atras, o como hacer un ocho, por mas actitud que tenga, poco podra hacer. Y con los hombres tambien, si no saben marcar. En esto me parece que los profesores se descuidan. Creo que despues de dos meses de clase deberian bailar con sus alumnos y corregirles los errores, cosa que pocos hacen.-