Tango en la cárcel con Chicho Frúmboli ¡en francés!

 

-todos los argentinos bailan tango, ¿no?

-todos, menos yo.

…¡mentira! El que contesta con cara de chico malo es el mismísimo Chicho Frúboli, el Chicho, uno de los ilustres representantes de la nueva generación de milongueros argentinos, por ahora está radicado en Francia. Chicho escupe la frase sentado en la única silla de su celda, en una cárcel donde el aire parece que va cortarse con un cuchillo filoso. Hay presos con ganas de pelear, otros matan las horas jugando al ajedrez, cuando de repente “dos hombres de aspecto tenebroso, mirada sombría y ceño fruncido se miran de arriba abajo. Se observan, giran alrededor del otro, se desafían. Se presiente una pelea, un ajuste de cuentas. De repente se abrazan y se sumergen en un baile ágil y viril al mismo tiempo, varonil y gracioso: un tango”.

…siiiiiiiii así es el tango! ay si todos lo bailaran, qué distinto sería el mundo! Qué emoción, que alegría ver que el tango llega otra vez al cine y esta vez de la mano de un director genial y un actor del carajo, como el español Sergi Lopez. La película Tango Libre es una pequeña gran muestra de los poderes sanadores de esta danza vieja, bruja, y tan necesaria. Está dirigida por Frédéric Fonteyne que recrea una relación triangular entre una bailarina que visita en la cárcel a su marido y a su amante (otro pedacito de realidad). Los muchachos empiezan a tomar clases junto con el resto de los sopres en el patio de la cárcel, y con el profesor Chicho, que dicho sea de paso está muy bien su papel. Otra perlita: la bailarina usa los zapatos de las diseñadoras argentinas de Gretaflora.

  • Manuela Pelati

    Aqui en Roma somos muy curiosos de ver la pelicula al cine!!! La Doble Hoja del
    Tango hizo una recensiòn, porqué la pelicula se presentò al Festival de
    Venezia el sept pasado y va a salir en unas semanas por aqui… Chico es perfecto!!!!