Sábado de cine y milonga gratuita en La Boca

Para celebrar que el documental Don Fernando Todos los Tangos Del Mundo ha sido nominado e invitado a participar en varios festivales internacionales, este sábado se proyectará en forma gratuita en el mismo espacio donde se filmó, en Boca a Boca Tango, un precioso bar y restaurante ubicado en la antigua ochava de un boulevard en el barrio de la Boca, en Benito Pérez Galdós y Ministro Brin (va el mapa abajo).

Don Fernando y Mi Tango Nació en Sarandí con guión y dirección de Elina Roldán, bailarina y maestra de tango, en colaboración con un equipo, participan como finalistas de los prestigiosos certámenes internacionales como el New York Jazz Film Festival de USA, Sirocortos Short Music Festival de España, y el Pietrasanta Film festival, de Italia. “Nuestro objetivo es seguir realizando un producto de alta calidad que promueva la difusión y el acercamiento del tango a la mayor cantidad de gente posible en todo el mundo” dice Elina, que para para poder realizar el tercer corto de esta saga de 4, abrió hace unos meses un crowdfunding con el fin de recaudar fondos y completar la saga que incluye en total 4 películas. “Esta es la razón por la cual los queremos hacer parte de nuestro nuevo film, Por unos Zapatos. Es un proyecto independiente y auto gestionado, una propuesta aún más ambiciosa que las anteriores por lo que pedimos colaboración voluntaria. El aporte monetario y/o de otro tipo será recompensado de alguna manera, sea en los créditos del film, con clases particulares de tango y milonga, etc.” agrega.

 

La proyección será a las 20 en esta antigua casona de ladrillo a la vista, y que tiene además una pequeña pista de baile que linda a un jardín interior lleno de jazmines, por lo que también habrá milonga. Los que quieran cenar el restaurante tienen un menú accesible y muy bien servido.

Un patrimonio tanguero al borde de la topadora

Las ciudades avanzan y resistirse a los cambios sería casi una quijotada. Aunque cierto es que no por ser vieja toda construcción tiene valor patrimonial, para muchos vecinos es triste ver como algunos espacios de significación histórica van perdiendo su estatus ante la vertiginosa la dinámica urbana que todo lo transforma en torre “inteligente.”

Hace unos días trascendió que el Estado nacional planea darle otro destino a la antigua sede del Instituto Antártico, un edificio señorial de principios del siglo XX ubicado en Cerrito al 1200. El inmueble es parte de un circuito que alberga espléndidas arquitecturas como la de las embajadas de Brasil y Francia, y otras tantas residencias palaciegas levantadas cuando había vacas gordas en la Argentina. Se ha dicho que el terreno está ocioso, léase, fértil para algún emprendimiento inmobiliario. Un destino similar amenaza a la casita palermitana (Honduras al 3800) que ocupó el poeta Evaristo Carriego hasta su muerte en 1912, y que hasta 2012 integró la red Bibliotecas populares de la ciudad. La propiedad está en obra desde 2012, víctima de una remodelación mal realizada que nunca concluyó, y que sigue afectado la integridad de las casas linderas. Idas y venidas judiciales no logran darle fin a la situación.

Vale recordar que Evaristo Carriego fue uno de los grandes escritores que pintaron los arrabales palermitanos de fines del siglo XIX, cuando aquellos terrenos baldíos eran patria chica de compadritos, cuchilleros y tangueros, arquetipos que Carriego supo retratar en obras como El alma del suburbio y La canción del barrio, entre otras.

Días atrás, la Cámara 2 del Fuero Contencioso Administrativo aceptó la apelación del Gobierno de la Ciudad y revocó la sentencia del Juez Trionffetti que ordenaba la reconstrucción de la propiedad.

“El fallo en primera instancia demuestra contundentemente que la Casa de Evaristo Carriego es Patrimonio de la Ciudad, y que el hecho de no haber sido protegida e incluida en un Catálogo es producto de una falla del sistema de protección y la impericia y desidia de algunos funcionarios” aclara un grupo de vecinos movilizados por la causa. “La Cámara de Apelaciones invierte los términos para concluir que por no haber sido protegida y catalogada por los encargados de hacerlo la Casa no es Patrimonio y no debe ser preservada. Los amparistas patrocinados por el Dr. Keselman hemos recurrido la medida, pero la acción no impide que se renueven las obras mientras tanto. Cobran ahora nuevo sentido las gestiones que llevamos a cabo con la Dirección de Bibliotecas del Gobierno porteño, cuyos funcionarios se comprometieron a la reconstrucción de la Casa” concluyen.

La planta original de la casa fue prácticamente devastada, aunque eso no justifica la desaparición total de este espacio que es parte de la memoria del barrio.

Sin comentarios

Más de 600.000 personas disfrutaron el Mundial de Tango

Después de que Hugo Mastrolorenzo y Agustina Vignau hicieron llorar de emoción al Luna Park entero con su interpretación de Balada para un Loco, que unió danza y teatro en dosis justas y que les valió el primer puesto de la categoría Tango Escenario, llegó a su fin otra edición del Festival y Mundial de Tango.

Cada año el encuentro va afinando la organización, y la propuesta. Este año se sumaron por primera vez distintos espacios significativos de la ciudad, unos 42 entre bares, centros culturales y academias de estudios por donde pasaron a lo largo de quince días más de 1200 artistas. Según el balance oficial se realizaron 215 actividades que convocaron en total a 650.000 espectadores, lo que no es poco mérito para el flamante Director Artístico del festival, Gabriel Soria, tambièn presidente de la Academia Nacional del Tango. 

Hugo y Agustina Festivales de la Ciudad 

En la competencia participaron, contando las dos categorías, unas 632 parejas de 45 países, y 12.000 personas pudieron disfrutar de las rondas finales en el Luna Park. Como viene pasando en los últimos años, los títulos principales de la competencia quedaron en manos de dos parejas argentinas, Cristian Palomo y Melisa Sacchi (Salòn) y Hugo Mastrolorenzo y Agustina Vignau (escenario), lo que siempre es una grata sorpresa para quienes creemos que eso sigue validando a Buenos Aires como la capital del tango danza, pese a que en Europa y el resto del mundo hay cada vez más escuelas, festivales, academias, bailarines y profesores aficionados al 2×4.

Gza Aires de Milonga

Esto me recuerda unas palabras que le escuché decir hace unos años a Eduardo Arquimbau, que “nadie como los porteños para caminar el tango”, algo que reafirma aquella frase del Evaristo Carriego, de Jorge Luis Borges, diríase que sin atardeceres y noches de Buenos Aires no puede hacerse un tango”…

 

Más de 400 milongueros bailaron por la Ley de Fomento al tango

Si todos los dìas las milongas tuvieran la convocatoria que tuvo ayer la milonga abierta en reclamo de una Ley de Fomento, habría algo menos que reclamar. Más de 400 parroquianos y muchos curiosos se dieron cita ayer frente a la Legislatura porteña, y tal fue la cantidad de gente que era imposible circular por el lugar. “Hasta el momento no nos ha recibido nadie, pero al menos no nos echaron”, señaló Julio Duplaá a los colegas de Télam, y aprovechó para dejar en claro que  “las constantes inspecciones” y las clausuras de los salones son el principal problema que afecta la actividad. Las demoras en la entrega de las habilitaciones impiden trabajar a los organizadores. Sumado a eso, la temporada baja y las tarifas de los servicios, imposibles de pagar. “Es como mínimo llamativo este mecanismo, no sucede en Recoleta, y mucho menos en los boliches” agregó respecto de las clausuras.

 Todos apoyando la inciativa original de Tito Palumbo Foto Gza Juan Amadeo

 En vísperas del próximo Mundial de Tango que tendrá lugar en agosto, y que convoca a cientos de parejas y turistas de todas partes del mundo, el panorama es desalentador. La más clásica de las milongas del circuito, como el Club Sunderland, sigue cerrada.

Ayer se armó el baile frente al Palacio legislativo. Estuvieron todos los organizadores de las milongas de la ciudad, además de artistas, músicos, bailarines profesionales y figuras de la talla de Nacha Guevara, que desde que interpretó a Tita Merello en su musical, y tomó clases de tango, se ha vuelto una ferviente defensora de las milongas como espacio donde vive y se multiplica el tango real, no el de exportación. 

 

Sin comentarios

#BanquemosLaMilonga, por una Ley que fomente el tango

El tango se nutre de las milongas, que son el semillero de los nuevos bailarines, la cuna del fenómeno que llevamos en nuestro ADN. Los primeros bailongos porteños se organizaron en los barrios periféricos del sur de la ciudad, hasta que de a poco fueron alcanzado las casas de “vida dudosa” del centro, hasta conquistar los salones de clubes, palacios y mansiones, según la cronología que describe Horacio Salas en El Tango, (Ed Planeta). Asi es que ya desde fines del siglo XIX forman parte de la identidad porteña. Ahí donde hay un buen piso, florece una pista de baile.

Hoy en la ciudad funcionan cerca de 200 milongas, pero muchas están cerrado, entre otros factores, por las clausuras de los espacios donde se realizan, y por el reajuste de tarifas que afectó al bolsillo de todos, a los propietarios de los salones, a los organizadores y a la concurrencia. Según datos de la Asociación de Organizadores de Milongas, el público bajó un 55% respecto de otros años en esta época. Más de la mitad.


Como pasan los días y las soluciones tardan en llegar, los miembros de la AOM decidieron juntar esfuerzos para impulsar un proyecto de ley en la Legislatura porteña que proponga, entre otros, la creación del Instituto Público y un registro que permita a los actores del rubro acceder a subsidios, créditos y exenciones impositivas, habida cuenta que se trata de iniciativas que fomentan una actividad cultural protegida por la Unesco.

Reunidos semanas atrás en el despacho de la diputada Andrea Conde, del Frente para la Victoria, los representantes de la entidad empezaron a trabajar en el proyecto ProMilonga que busca promover el baile fomentando mejoras en las condiciones en las que se desarrolla y la adecuación a las normativas de seguridad vigentes, dijo su titular, Julio Bassan. “El proyecto de ley que trabajamos es un primer paso para comenzar a resolver la problemática de las milongas en la Ciudad. Pero sabemos que con una ley no alcanza, es necesario el compromiso de todos y todas para que esta actividad, que constituye una parte fundamental de la identidad de nuestra ciudad, pueda seguir existiendo. Si siguen cerrando las milongas, no sólo se pierden todos los puestos de trabajo relacionados a la actividad. También se destruye un patrimonio cultural importantísimo para nuestra Ciudad”, agregó desde la Web de la institución.

Los milongueros unidos en la AOM fotos Gza AOM

La campaña ya tiene su hastag y cuenta con el apoyo de toda la comunidad tanguera, hasta Juan Carlos Copes ha posado para la foto con el cartel y el slogan #Banquemos LaMilonga, viralizado en las redes sociales.

Entre las primeras medidas de apoyo al proyecto la familia milonguera convoca este martes 12 de julio a las 16 a bailar frente a la Legislatura Porteña, en Perú 130. Están todos invitados!

Sin comentarios

Tarifazo y clausuras, un cóctel letal para las milongas

En coincidencia con la llegada del invierno este lunes arrancó la cuarta edición de la Maratón Milonguera, una posibilidad de visitar durante una semana entera todas las milongas del circuito asociadas a la AOM, a un precio único de $180. Una oportunidad, ya que una sola entrada habitualmente no baja de $80.

Esta es una semana clave porque además estamos en temporada baja, y entre el frio, la gripe y el tarifazo, los salones porteños no alcanzan a llenarse como antes. “Suele ser la peor semana del año en cuanto a afluencia de público, entonces lo que hacemos es contrarrestar con una propuesta que también incluye clases gratuitas, y es una buena oportunidad para invitar amigos que tal vez no se animan a incursionar en el circuito”, dijo Julio Bassan, de Asociación de Organizadores de Milongas, y organizador de la del Club Fulgor, hace poco en una carta abierta publicada en el diario Clarín, a propósito de un viejo reclamo por la clausura de espacios y la falta de una política que proteja el sector.

Sumado a estos factores, los clubes de barrio donde se realizan varias milongas semanales no pueden afrontar la reciente suba de tarifas. “Este bimestre vino $10.000 solo de luz, y solo por el buffet. Ya suspendí empleados y tuve que cortar proveedores para poder pagar las boletas de agua y gas” cuenta Norma Firpo, a cargo del restaurante del Club Sunderland, cuya mítica pista permanece cerrada desde hace tres meses, nada menos.  “La última clausura nos está arruinando porque al no haber milonga no hay consumo en el bufet. La última inspección significó una multa de 100.000, el Club ya venia poniéndose al día. Ya se presentaron los planos de evacuación nuevos y se achicó más la pista, entre otros requisitos que exigen, ahora hay que ir a pedir el levantamiento. Pero mientras tanto, no sé cómo vamos a sobrevivir” y agregó que esperan poder reabrir la milonga estas vacaciones de invierno.

 Volvé, Sunderland querido! Gza CIM . Campeonato Intermilongas 2016

Semanas atrás las autoridades de varios clubes cortaron calles en protesta por la suba violenta de tarifas que impactó en las actividades de todas las instituciones, por lo que el gobierno nacional anunció una rebaja del 40% en las boletas de luz de aquellos clubes que tengan entre 50 y 2000 socios. Y la situación de los espacios porteños podría revertirse si prospera la iniciativa del gobierno local, que destinó un fondo de $ 5.000.000 para las instituciones que quieran adaptar sus instalaciones eléctricas con iluminación LED, que procura un ahorro del más del 40% en la boleta.

Mientras tanto, a milonguear, que sigue siendo el mejor remedio contra todos estos males!

Sin comentarios

Se viene la 4° Maratòn Milonguera

Un proyecto loable y muy oportuno en estos tiempos es el de la Asociación de Organizadores de Milongas, que acaba de anunciar la realización de la 4°Maratón Milonguera en Buenos Aires. La idea partió hace unos años de los miembros asociados con el fin de colaborar con el bolsillo de los parroquianos y sostener los salones en temporada baja, cuando el invierno acovacha y faltan los turistas que vienen especialmente a bailar tango a la ciudad.

Vale destacar que en ese sentido el circuito porteño ya no es lo que era. Desde hace unos años ha ido bajando progresivamente la presencia de extranjeros , entre otras razones, por que muchos bailarines y maestros se han radicado en el exterior donde hay cada vez más academias, clases y milongas conducidas por argentinos. A eso se suma el cierre de pistas míticas como fueron Sunderland (sigue clausurado el salòn) y Niño Bien. Entonces era imposible conseguir mesa en una de estas catedrales que eran refugio obligado de famosos bailarines del ambiente cuando volvían de sus giras por el mundo. Muchos de ellos ya no están, y las nuevas generaciones de stars o estàn de gira, o salen menos porque dan clases y ensayan todo el día.

 la pista del querido Sunderland

La Maratón será del 20 al 26 de junio y le permite al público adquirir un pase único para concurrir durante esa semana a todas las milongas asociadas del circuito. En esta oportunidad tendrá un valor de $180 y además incluye clases, en ciertas milongas designadas, para quienes quieran mejorar su baile o aprender. La suma es realmente simbólica teniendo en cuenta el costo habitual de las entradas y tratándose de siete noches. El pase se consigue en cualquiera de las milongas asociadas a partir del 10 de junio (ver la lista en el link)o bien escribiendo a maraton@milongas.org.ar para reservar o averiguar el lugar de compra más cercano.

 

Sin comentarios

Convocatoria para las Jornadas de Lenguaje, Literatura y Tango

Todos los que llegamos al tango por algún atajo queremos trasmitir lo que el tango ha hecho con nosotros. Cuánto y cómo nos ha transformado. Sin excepción cineastas, psicoanalistas, artistas plásticos, periodistas, historiadores, poetas, novelistas, músicos etc. etc. etc. intentamos descifrar el misterio que nos atraviesa cuando lo bailamos, escuchamos y pensamos. En los últimos años se ha multiplicado la inspiración, no siempre con los resultados deseables, pero en el intento por lograrlo esta música que amamos sigue respirando, agigantando su influencia y seduciendo a nuevos devotos. En Buenos Aires ha crecido la oferta de congresos, charlas y seminarios para abordar ese fenómeno tan singular, y la buena noticia es que ahora al calendario de la “reflexión” se suman las flamantes Jornadas de Lenguaje, Literatura y Tango: Cruces entre la Lingüística, la Crítica Literaria y el Psicoanálisis, tema de mi particular interés desde que leí el Evaristo Carriego de Jorge Luis Borges y entendí la dimensión universal de su poética.

Auspiciadas por el Departamento de Letras de la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA y La Docta Ignorancia Emprendimiento Cultural, las jornadas tendrán lugar del 3 al 5 de agosto en el auditorio de la Biblioteca Nacional. El encuentro pretende establecer un cruce entre distintos objetos, saberes y disciplinas a fin de comprender una continuidad discursiva relacionada entre el lenguaje, la literatura y el 2×4. “Creemos que si tanto escritores (Borges por ejemplo), como cineastas (Luis César Amadori), psicoanalistas (Retik, Alposta), poetas (Celedonio Flores), por nombrar sólo algunos, han sido atravesados por ese fenómeno tan singular, es porque hay en él mucho más que un baile. Se trata de una forma de expresión con una sensibilidad propia” explica Damián Alvarado, docente de Lingüística en la UBA y coorganizador junto con los psicoanalistas Violaine Fua Púppulo y Jorge Curcio.

 No recuerdo de donde saque esta foto, pero es perfecta!

La propuesta está dirigida a investigadores, docentes, doctores, tesistas y estudiantes de grado avanzados de las carreras de Antropología, Artes, Cine, Comunicación Social, Filosofía, Historia, Letras, Música, Psicología, Sociología y Teatro que les interese el tango y quieran participar activamente. Hasta el 8 de mayo inclusive pueden presentar un trabajo que será expuesto durante el encuentro, pero que deberá abarcar algunas de las áreas sugeridas por los organizadores, entre ellas, El lunfardo y otros léxicos populares, Idioma e identidad, Poesía y poética del tango, El tango en la literatura, Tango, teatro y cine, Tango y sociedad, El tango: enfoques psicoanalíticos, Aproximaciones históricas al estudio del tango, Cultura popular, mercado y tecnologías, Topologías: los suburbios y sus habitantes, Política y tango, Tango como género musical, Música y texto en la composición y en la interpretación del tango, El tango como fenómeno dancístico, Cuerpo y género en la danza del tango.

Es decir, hay para explayarse y compartir reflexiones. Quedan todos invitados, yo por lo pronto ahí estaré, pues en las mesas participarán reconocidas figuras de las disciplinas convocantes. Hasta el 8 de mayo inclusive se puede enviar un resumen (no más de 300 palabras) de la ponencia a jornadasdetango@gmail.com en formato de documento Word con el apellido del o los autores. Nos vemos ahí!

Sin comentarios

Un tango para Obama

Me animo a escribir estas palabras con la certeza de que para muchos amigos de la comunidad milonguera no ha pasado inadvertido el momento que registraron las cámaras días atrás, en la cena de gala que el gobierno nacional ofreció al presidente de los Estados Unidos y a su esposa en el Centro Cultural Kirchner.

Toda la prensa mundial se hizo eco de la performance tanguera de Barack Obama guiado por la bailarina Mora Godoy, que pese a las sugerencias de que no lo hiciera se acercó a mesa para invitarlo, según publican las crónicas del día. Lo que podría haber parecido un atrevimiento fue sin embargo un gesto amistoso, algo común y esperable dentro del protocolo, un convite que el hombre más importante del mundo ha sabido aceptar en todos los países que visitó oficialmente. Acá celebramos esa buena onda, su carisma y las ganas de animarse al 2×4, que sabemos no es nada fácil.

Aún así dentro del ambiente tanguero local el espectáculo ha despertado críticas, suspicacias, posiciones a favor y contra, básicamente porque lo que algunos esperábamos ver en semejante vidriera internacional era algo distinto de lo que suelen ofrecer las casas de tango a los turistas. Hubiéramos querido que Obama también conociera (e improvisara) el baile de salón, el que la gente común practica acá y en todo el planeta bailanteEsos pasitos erráticos a lo Rodolfo Valentino que le tocó hacer son más bien una caricatura del tango. No son siquiera parecidos a los que muchos bailarines profesionales exhiben en la versión for export de la danza porteña. El resultado en cualquier caso es de un grotesco insalvable.

Lo que queremos “vender”(en este caso como sinónimo de promocionar) a los foráneos es nuestro tango de pista, al suelo, elegante y alejado de cualquier estereotipo, ese mismo que hace 25 años subió a un escenario de Brodway de la mano de Tango Argentino, el espectáculo que desató el fenómeno mundial y alentó el crecimiento del turismo en Buenos Aires, fomentó la apertura de milongas acá y en el exterior y convirtió a grandes bailarines en destacados docentes. En fin, ojalá Obama se haya contagiado y vuelva algún día, y a tomar un par de clases. Se las debemos!

El sagrado ritual del cabeceo en la milonga

Observo con una mezcla de tristeza y desconcierto que de a poco se va perdiendo la sana costumbre del cabeceo. Volví a comprobarlo el pasado fin de semana en una milonga de muy bajo perfil, para mi sorpresa, pues al tratarse de ambientes con predominio de gente mayor pensé que el rito estaría sobradamente establecido. Sin embargo no fue así. Hubo varias incautas como yo que se vieron “asaltadas” por un señor de sombrero azul que se apareció en la mesa preguntando con la manito tendida quién de nosotras quería salirle. Y no era extranjero, ni estaba loco. Pensándolo después, tejiendo hipótesis sobre las posibles causas de tal desaprensión, coincidimos con las demás integrantes de la mesa que si bien se trata de una generación de bailarines que peinan algunas canas, llegaron a las pistas hace no más de una década.

Y aunque nacieron en familias de milongueros, en realidad son hijos del rock que recién descubrieron el tango cuando vieron que lo bailaban sus propios hijos. Contagiados de esa pasión, y viendo que era un espacio propicio para conocer gente nueva, se volcaron masivamente a las clases a mediados de los 2000, o antes quizá. Algunos lo tomaron tan en serio que ahora son “maestros”, viajan, hacen exhibiciones y enseñan promoviendo así la vigencia de la danza en todo el mundo, lo que está muy bien. Pero otra parte de esa camada creyó que con un par de clases bastaba para recorrer milongas y, fundamentalmente, pescar percantas, valga la redundancia. Y hete ahí el foco del virus, pienso yo: la ansiedad rockera les impidió asimilar los códigos del tango de salón.

sana convivencia gza nontourist

El cabeceo es la base de la Constitución que sostiene democracia dentro de la comunidad milonguera. Esta forma de selección natural por todos aceptada data de los orígenes de este espacio social, le permite a hombres y mujeres elegirse o evitarse libremente, sin sufrir decepciones y desprecios públicos. Convengamos que es injusto que te pongan en la situación de decir no, como triste es ver al caballero alejarse derrotado en su intento. Por eso, si querés bailar mirás y si no querés te hacés la tonta (o el tonto), practicás el histérico deporte de mirar sin ver, o lo que es lo mismo paseás la vista con gesto perdido hasta conectar con la del bailarín deseado. Si no se cruzan las miradas, a otra cosa. Esta discreta manera de proponer un abrazo e invitar a compartir una intimidad de menos de diez minutos, también nos pone a salvo la autoestima, por eso siempre digo que la milonga, aunque estén contenidos en la pose, nos pule los modales, nos vuelve más ingleses que el a té a las cinco. Claro, salvo estas lamentables excepciones…

Me pregunto si la evolución terminará por extinguir del todo esta bendita ceremonia, parte del patrimonio, si llegará el día en que las mujeres tengamos que cabecearle a los bailarines. Nunca se sabe…

Sin comentarios