Conciertos gratuitos hoy en recuerdo de Aníbal Troilo

A comienzos de los años sesenta el poeta Julián Centeya bautizó a Aníbal Troilo como el “Bandoneón mayor de Buenos Aires”, algo que desde entonces los argentinos  asumimos como un dogma.

Hoy 11 de julio, a 102 años de su nacimiento, y a propósito del reciente Dia de la Independencia, hasta Google lo recuerda con un doodle obra del dibujante Liniers. Para muchos tangueros la figura de Pichuco encarna la esencia de esta ciudad y sus habitantes, es un símbolo que trasciende el tiempo, y cualquier explicación, algo que en términos borgeanos diríase que lo juzgamos tan eterno como el agua y como el aire…

Así lo describía Horacio Salas, hace unos años, en un párrafo de su libro El Tango:“Quienes alguna vez lo escucharon, quienes lo vieron, especialmente cuando la orquesta lo dejaba en la penumbra a solas con el fuelle, acaso digan, si pueden traducir aquellas sensaciones, que Troilo quedaba instalado en el misterio. En ese instante, cuando parecía que Pichuco soñaba mientras sus dedos regordetes se deslizaban por el teclado del doble A, se producía una corriente profunda que conjuraba un aleph. Allí convivían las historias ajenas con los propios recuerdos, las calles y los seres anónimos de la ciudad. Durante los tres o cuatro minutos que duraba esa magia estaban a su lado los protagonistas de los tangos. Acaso por ello Troilo no miraba a su público, o lo hacía con los ojos desmesuradamente abiertos, como en trance, sin ver a los fanáticos que lo rodeaban silenciosos, expectantes. “Ocurre que cuando toco el bandoneón estoy solo, o con todos, que viene a ser lo mismo” explicó alguna vez…

Hoy a las 20 hay un concierto en su homenaje en el Bar Los 36 Billares (Av. de Mayo 1265) donde se presenta el grupo Sciamarellla Tango y también a las 21 en Clásica y Moderna (Av. Callao 892) donde toca el Sexteto Maceira Esquina Escalada, todo con entrada gratuita. 

Salú, maestro!

Sin comentarios

Polémica por la restauración de la Casa Museo Carlos Gardel

Varias semanas atrás quedó inaugurada formalmente la puesta en valor de la Casa Museo Carlos Gardel, ubicado en la vivienda que el cantor le regaló a su madre Berta Gardes, en el barrio del Abasto, a principios del siglo XX. El notable y sorpresivo cambio que experimentó la propiedad de la calle Jean Jaurés al 700 alentó largas discusiones, cartas de lectores y críticas en los foros de proteccionistas y en las redes sociales, donde nadie parece estar conforme con el criterio aplicado en la intervención.

El cambio de aspecto es notable, sí, pero cierto es también que de la propiedad original quedaba poco y nada desde hacia décadas, solo la planta de esa tipologia “chorizo”, tan porteña. La primera gran transformación fue en 1973, cuando allí abrió una tangueria y los dueños de entonces no tuvieron peor idea que tirar abajo las paredes interiores para convertir el espacio en un único salón.

Carlos Gardel la había adquirido el 9 de junio de 1926. Ya era una estrella consagrada. Allí vivía su madre en forma permanente y él cuando estaba en Buenos Aires. Tras el accidente de Medellín, su madre siguió ocupándola hasta que falleció. Más tarde se vendió, y luego en 1973 alojó a la mencionada tanguería.

El Gobierno porteño se hizo cargo en 2000 para inaugurarla como museo en 2003, y hoy, 14 años después, la actual Dirección General de Museos decidió recuperar el edificio y adaptar su patrimonio a los estándares museológicos del siglo XXI.

 

Además de un nuevo sistema de iluminación por led en las salas de exposiciones, se la dotó de seguridad electrónica, cámaras, sensores de humo y alarmas, cloacas nuevas, se acondicionaron muros, el cielo raso y las carpinterías del acceso, además de los solados y la puerta de entrada. Pero sin dudas la novedad es el guión curatorial que ofrece otras aproximaciones a la obra de Gardel, ya que hace foco en los momentos de su carrera que coinciden con su paso por la casa, cuando había llegado al punto más alto y era un artista internacional.

foto FB Patrimonio de Buenos Aires

El patrimonio se distribuyó en cuatro salas de exhibiciones permanentes. Además de imágenes y objetos que le pertenecieron, se sumaron audios y proyecciones inéditas que los verdaderos fans sabrán valorar. De hecho los visitantes pueden escuchar la versión digitalizada de las más de 800 grabaciones que dejó y que permiten apreciar la progresión de su voz, también hay audios con las canciones de cuna que su madre le cantaba, aquí interpretadas por una soprano elegida por el parecido con su tono de voz. La sala de funerales emociona hasta las lágrimas. En la habitación casi a oscuras se proyecta un video inédito sobre los últimos momentos de su vida, cuando se despide de los amigos en el aeropuerto de Medellín y sube al avión que lo devolvería a Buenos Aires, luego, su multitudinario entierro en la Chacarita.

La casa ya no es la misma, claro. Más bien parece el lobby de un hotel boutique. Pero a algunos nos bastará con ver su divina sonrisa en el mural del acceso para hacer el ejercicio de abstracción y disfrutar lo que Carlitos nos dejó, su inimitable voz. Los miércoles de 11 a 18 hay entrada gratuita. No dejen de ir.

Tango, del ghetto a la milonga, en la AMIA

Injustamente relegados, casi siempre escondidos detrás de un seudónimo o perdidos entre la fila de instrumentos, la mayoría de los músicos de origen judío no alcanzó a brillar con luz propia en el ambiente tanguero local pese a que, tal como contaba Julio Nudler en su libro Tango judío (del ghetto a la milonga), en el circuito había menos antisemitas que en la sociedad argentina de aquellos años, entre 1910 y 1960. Sea por olvido o prejuicio, su ausencia fue notable entre los cantores y directores de orquesta, los cargos más relevantes de entonces. “Si querés cantar tango no podes llamarte León ni Zucker” dicen que le aconsejó el poeta Celedonio Flores al hermano mayor del fallecido actor Marcos Zucker, que debió rebautizarse como “Roberto Beltrán” para poder trabajar.

guapos de una única patria, el tango

En las últimas décadas hubo sendas publicaciones, como la de Nudler, además de peliculas y documentales de televisión que intentaron revertir aquel doloroso descuido rescatando la contribución de los inmigrantes judíos a la formación y crecimiento del género musical en Argentina. Pero nunca será suficiente, por eso mismo este jueves 29 de junio dentro del programa de actividades de difusión que lleva adelante el Instituto Argentino del Tango, y con el auspicio de la AMIA (Asociación Mutual Israelita Argentina) habrá una conferencia abierta para recordar y honrar a esas figuras olvidadas del tango.

Conducida por el historiador y escritor Ángel Herreros, durante el encuentro se repasará la historia del tango desde sus orígenes hasta la actualidad, exponiendo el aporte de los inmigrantes judíos y sus descendientes, revisando su desempeño empresarial y también artístico mediante la trayectoria de autores, compositores e intérpretes judíos. La cita es el jueves a las 19 en microcine de la AMIA, Pasteur 633. La entrada es libre y gratuita, hasta agotar la capacidad de la sala, antes escribir a cursos@amia.org.ar

Sin comentarios

La comunidad se une al reclamo de Juan Carlos Copes

Para quienes no lo conocen, Juan Carlos Copes fue el primer bailarín argentino que se propuso legitimar el tango danza en los principales escenarios del mundo. A fines de la década del 40 del siglo pasado, sin contar con sponsors ni subsidios ni más aliento que su convicción y su arte, acompañado por quien entonces era su pareja de baile, María Nieves Rego, se largó a conquistar Brodway. De ahí, no paró. Por su trabajo y dedicación se convirtió en el primer embajador que tuvo el tango de escenario en el siglo XX.

Sin embargo hoy, como muchas glorias del cine, la danza, la música y el arte local, al final de su carrera, Copes no consiguen el conocimiento económico que merece.
Hace unos días el canal Encuentro difundió un hermoso reportaje en el que recorre las vicisitudes de su vida y de su larga trayectoria. El documental refleja la memoria ágil y la lucidez de su ingenio, pero también el peso de los 86 años que, aunque físicamente no parece, están. A propósito de eso, recuperado de una reciente neumonía, Copes acaba de difundir en su perfil de Facebook el difícil momento que le toca vivir debido no solo por su salud precaria sino también el padecimiento por una deuda que se suma a las dificultades por las que atraviesa, ya que percibe una jubilación mínima. “Ya no bailo más. Estoy retirado. Mi salud es muy precaria y, día a día, tengo una batalla con la vida. La verdad es que tengo muchas dificultades para caminar. Estoy muy desmejorado y no tengo ganas de nada“, relató en su texto y recordó que desde hace dos años está retirado de los escenarios.

al Maestro, salud

 “Estoy enfermo y con una jubilación de diez mil pesos y un juicio a Tango Porteño (Metro S.A), de Diego Masser y Víctor Blanco (presidente de Racing). Desde el momento que me enfermé, los primeros días de agosto de 2015, nunca más me pagaron mis haberes, usando mi imagen y mi nombre en la puerta y en la marquesina durante diez meses” publicó en la carta que fue compartida por cientos de personas de la comunidad tanguera de todo el mundo: “Desde el momento que me enfermé los primeros días de agosto de 2015, nunca más me pagaron mis haberes, Me correspondían mis 10 meses de haberes y por el uso de mi nombre e imagen. Han pasado 2 años y seguimos igual, ahora con un juicio. Yo trabajé 6 años en ‘Tango Porteño’ y ellos no me lo quieren reconocer. Señor Víctor Blanco usted que ocupa un cargo público, ya que es presidente de Racing y está en la AFA, que lo vi sentado en la mesa de Mirtha Legrand diciendo que era el dueño de ‘Tango Porteño’, pague lo que debe. Si me hacen esto a mí que soy un mito del tango danza, que les espera a los demás…”.

La comunidad de artistas y amigos sensibilizados por su causa reclama que no solo se le reconozcan los haberes adeudados, sino también que el Estado le asigne una jubilación honorifica que le permita llevar una vejez digna. En este pais sabemos que sigue habiendo casos de beneficiarios que la perciben, sin merecerla. Copes es uno de los pocos que se ha ganado ese derecho, sin duda.

Sin comentarios

Tangos en el tranvia y en el Mercado del Progreso

Los festivales barriales son la mejor oportunidad para bailar, confraternizar con los vecinos (ese es el fin ultimo del abrazo) y disfrutar al mismo tiempo de los espacios públicos que, en este caso, ofrece Caballito, un barrio porteñísimo que va por la tercera edición de su prestigioso festival de tango, declarado de interés por el Gobierno de la ciudad. El proyecto, que se realiza cada dos años a lo largo de la primera semana de abril y reúne a más de 200 músicos, bailarines, poetas y especialistas de distintas disciplinas, nació en 2013 con la intención de darle visibilidad a los artistas locales y rescatar su larga tradición tanguera.

Por eso uno de los principales objetivos de esta nueva edición es el trabajo en escuelas y la inclusión de plazas y mercados entre las sedes, por lo que contará con escenarios preciosos como el querido Club Premier, el Mercado El Progreso, la Escuela Primera Junta, Barbería La Época, Club Oeste, el Bar El Buzón y el Club Ferro, donde se realizará la gran milonga de cierre. Y quizá lo más lindo de todo el programa: la fiesta incluye paseos en tranvía al ritmo del 2×4. Vale recordar que Caballito abarca un vasto territorio anclado justo en el centro geográfico de la ciudad. Condensa muchos edificios y sitios de valor patrimonial, además de tener su tango homónimo, obra del pianista y compositor Adolfo Avilés, grabado en 1923 por la orquesta de Roberto Firpo (Fue en Caballito una tarde, fue una tarde en un bailongo, fue en un bailongo mistongo donde yo la conocí. La pebeta era una papa y como buen milonguero, me agarré un camote fiero, al momento en que la vi…). Osmar Maderna, que vivió en la calle Espinosa 112, fue uno de sus vecinos más ilustres, junto con Ignacio Corsini y Agustín Magaldi.

tanguitos nocturnos en el Parque Rivadavia

Este 2 de abril la cita es en el Parque Rivadavia (Av. Rivadavia 4800) al pie del monumento Simón Bolívar, donde desde las 15 habrá conciertos y clase abierta de baile, pero durante toda la semana habrá oportunidad de escuchar a los referentes contemporáneos como Amores Tangos, Cucuza Castiello, Cardenal Domínguez, Noelia Moncada, Victoria Di Raimondo la divina Orquesta Típica Ciudad Baigón y al gran cantor Osvaldo Peredo. También se destaca en el programa la inclusión de una conferencia magistral en la Facultad de Filosofía y Letras en la que participan, entre otros intelectuales, el filósofo Gustavo Varela, investigador y ensayista, director académico del posgrado Historia Social y Política del Tango Argentino en Flacso. Varela dictó conferencias y seminarios sobre tango en distintas universidades extranjeras, y es autor de muy buenos libros (Mal de tango, La filosofía y su doble: Nietzsche y la música, Tango, una pasión ilustrada y el más reciente Tango y política. Sexo, moral burguesa y revolución en Argentina.

Tangos en el Mercado

Todas las actividades del 3º Festival de Tango de Caballito son gratuitas y libres. Entre los imperdibles figuran la milonga el lunes 3 de abril a las 22 en el Club Premier (Campichuelo 472), y el miércoles 5 a las 19 el concierto en el Bar del Mercado El Progreso (Av. Rivadavia 5430) uno de los pocos mercados centenarios que conserva la ciudad (visiten los puestos de verduras y el almacén). El 7 de abril a las 19 en la Facultad de Filosofía y Letras (Púan 470) destacada conferencia sobre el “El tango como expresión de género, política y estética”, y el sábado 8 de abril tangos en el tranvía, saliendo de Emilio Mitre esquina Bonifacio, entre las 16 y las 19. Por la noche milonga de cierre con música en vivo en el Club Ferrocarril Oeste (García Lorca 350). Tocan desde las 22 Amores Tangos, María Laura Antonelli y canta Osvaldo Peredo, también Noelia Moncada.

Sin comentarios

El CCK recuerda a Astor Piazzolla con una muestra multimedia

Marzo se siente como un primero de año. Todo vuelve a su ritmo, ejemplo, la programación tanguera en el CCK, que ha decidido prolongar los ciclos de clases de baile y peñas milongueras durante todo este año y también rendirle tributo a las grandes figuras del 2×4 incluyéndolas en sus ciclos de conciertos y muestras. Es el caso del gran Astor Piazzolla, de quien se cumplen 25 años de su muerte. Desde este sábado 11 de marzo (día en el que cumpliría 96 años) hasta el 26 de mes habrá una serie de conciertos y una exposición interactiva en recuerdo del revolucionario músico marplatense, amado y (en su momento también odiado) dentro del ambiente del tango argentino.

El programa ofrece 6 grandes conciertos (desde este sábado 11 al 26 de mes) que intentan abarcar todos momentos clave de su intensa trayectoria, tomando piezas menos conocidas de su repertorio hasta las más populares, en nuevas y originales versiones ahora ejecutadas por los mejores músicos locales, entre ellos, el Quinteto Fundación Astor Piazzolla, Walter Ríos, Néstor Marconi, Jairo y Pablo Agri con la Camerata Argentina. También habrá un homenaje al violinista Fernando Suárez Paz que acompañó a Piazzolla en el último tramo de su carrera, y que ya anunció su retiro definitivo de los escenarios.

Paralelamente el mismo sábado 11 inaugurará Astor Piazzolla. El revolucionario del tango, una muestra que promete ser tan visionaria como lo fue el mismo Piazzolla. Fotografías, libros, audios, partituras y objetos personales (como el smoking que usó en junio de 1983 durante su presentación en el Teatro Colón y una armónica que le regalo su padre siendo niño) serán expuestos al público con un novedoso criterio interactivo y multimedia, aplicado a recursos museográficos tradicionales, para animar al espectador a involucrarse con los contenidos. Lo que dice una muestra del siglo XXI.

Según reza la gacetilla de prensa, se tomaron elementos de simulación holográfica de su bandoneón, se podrán descargar álbumes de fotos a través de tablets con código QR y apreciar los objetos proyectados en pantallas 3D, además de la posibilidad de elegir sus discos y escucharlos.También los curadores dedicaron un espacio a evocar las figuras más influyentes de su vida, entre ellos su padre Vicente “Nonino” Piazzolla, el bandoneonista Aníbal Troilo (integró su orquesta entre 1939 y 1944) y el poeta Horacio Ferrer, con quien compuso canciones míticas (Balada para un loco, María de Buenos Aires y más)

Las entradas se entregan hasta agotar capacidad de sala, y la muestra se podrá visitar de miércoles a domingos y los feriados de 13 a 20, en la Sala 613.

Sin comentarios

Clases de musicalidad con un erudito del tango

La musicalidad no pareciera ser la virtud más cultivada por los bailares de tango de las generaciones recientes, que han profundizado más en la técnica y en las coreografías que en los dictados del oído. El mejor bailarín siempre será musical, no importa si abraza lindo, si tiene un repertorio de tres o de mil pasos. Por lo general es el más codiciado en la milonga porque es el que sabe qué notas pisar, cuales pausar. La ductilidad de movimientos siempre son visibles a los ojos de los demás, y sensibles a los brazos de su agradecida compañera.

Los eruditos en la materia coinciden en señalar que la música bailable está compuesta de cuatro elementos: el compás, el ritmo, la melodía y la letra,. Lo esencial es poder escucharlos y distinguirlos en cada pieza. Quienes cuentan con esa habilidad natural eligen bien la orquesta que quieren bailar, y, la bailan diferente que a las demás, pues no es lo mismo un D’ Arienzo que un Di Sarli, ni hay dulzura que se parezca a la de Fresedo. Todo esto para decir que en el ambiente del tango danza abundan los seminarios dirigidos a perfeccionar la técnica, las figuras etc., pero no hay muchos docentes que hagan foco solo en la música como herramienta fundamental del baile, quizá la más importante junto con el abrazo. Por eso, el próximo 19 de marzo Horacio Godoy, más conocido como DJ y por ser uno de los fundadores del salón La Viruta, dictará por primera vez un seminario intensivo de musicalidad dirigido a hombres y mujeres, lo que representa una oportunidad imprescindible para los bailarines, ya que no todos saben cuánto sabe Godoy sobre orquestas y tango.

“Razones, motivos, buenas y malas decisiones, distinguir estilos y las orquestas, estilos de marcato, legato, síncopa, medios tiempos, frases musicales, el rol de cada instrumento dentro de la orquesta. Justificar el por qué de un movimiento, el baile literal, el baile con perspectiva y el intento de poder llegar al baile poético como llegaron los grandes Milongueros” dice Godoy acerca de los contenidos del seminario.
“La Musicalidad es un mundo en sí mismo. Es poder sentir y ver la música. Con solo escucharla no se llega. Hay que tener una sensibilidad a flor de piel o estar seguro y contento de uno mismo para poder liberar la receptividad. La inseguridad personal no nos permite pasar por el ridículo, por la vulnerabilidad o por un estado perdedor, todos atributos y virtudes mayores del género Tango, si es que uno tiene como meta interpretarlo y NO interpretarse. Musical es aquel que se permite escuchar, probar nuevos sabores, es no cocinarse siempre uno mismo lo mismo durante toda la vida. Es salir a un restaurante o a lo de un amigo y no tener idea que estás comiendo, ni tampoco querer saberlo, solo dejarse llevar y disfrutar de ese momento único de los sabores en la boca. Con la música pasa lo mismo. Te lleva a lugares que no conocías, a cosas nuevas que te sacan de la monotonía de tu vida.”

Son tres clases consecutivas que no se pueden tomar aisladas, y hay descuento del 20% para quienes se inscriban hasta una semana antes. No hay que dudarlo, esas clases valen lo que cuestan…

Sin comentarios

Clase con los Rivarola en el ciclo de milongas del CCK

La lluvia del domingo pasado no impidió que arrancara la programación de las peñas milongueras en el CCK, que ha dedicado la explanada principal del ex Palacio de Correos para que cada domingo se convierta en una gran pista abierta y gratuita, sumándose así a la oferta veraniega de tango al aire libre.

El ciclo se realizará los últimos tres sábados de febrero al pie de las escalinatas principales del divino edificio reciclado gracias al proyecto del estudio de arquitectos Becker Ferrari (nunca se los menciona). El sábado la clase previa estuvo a cargo de Maxi Cristiani y este próximo sábado 18 llegan nada menos que Carlos y Maria Rivarola. Luego de la clase habrá milonga, exhibición a cargo de parejas de reconocidos bailarines y presentación de la orquesta Romántica Milonguera.

clase con un Campeón mundial de Tango Salón Gza CCK

Es importante destacar que Carlos y Maria Rivarola forman parte de la leyenda del tango argentino. Fueron una de las primeras parejas de artistas que integraron el elenco del mitico espectáculo que llevo el tango a Broadway hace 30 años, de la mano de Claudio Segovia.

Además de una trayectoria impecable son de los pocos bailarines, junto con Gloria y Eduardo Arquimbau y Nito y Elba, que han sostenido a lo largo del tiempo su proyecto en el baile y en la vida, un mérito que profesionalmente les agrega valor. Hoy la mayoría de las parejas jóvenes se disuelven a los pocos años de haberse formado, no logrando reeditar por separado el éxito que tuvieron en su momento.

dos grandes en Paris Gza Carlos Rivarola

El domingo 25 en la misma explanada estarán Julio Balmaceda y Virginia Vasconi, milonga con Marcelo Rojas de DJ y gran cierre con la Orquesta Color Tango. Ojalá se sostenga el programa hasta marzo, que digo, todo el año!

Sin comentarios

José Garófalo celebra tres décadas de tango

Aunque son días de profunda extrañeza en el Hemisferio Norte, no todas son malas noticias para la gran comunidad milonguera de los Estados Unidos. Este 2017 uno de los grandes maestros de tango argentino celebrará sus tres décadas dedicado a enseñar, bailar y producir espectáculos con una gira memorable y memoriosa por el país que consagró la “internacionalidad” de la danza rioplatense, allá a fines de los 80, cuando llegó a Brodway el célebre espectáculo de Claudio Segovia. “Este es un viaje de reencuentros con colegas, ex alumnos devenidos en grandes amistades, un tour por las experiencias que a lo largo de estos 30 años he desarrollado como tanguero y artista plástico, intentando unir puentes y diluir las divisiones de los encasillamientos artísticos” cuenta un nostalgioso José Garófalo.

Provocador multifacético (pintor, actor, docente, performer, bailarín, coreógrafo), José es uno de los principales protagonistas de la historia reciente del tango bailado. Formó parte de ese privilegiado grupo de artistas emergentes que tras el retorno de democracia se acercó a los clubes y salones de barrio para aprender el baile de los grandes milongueros, ponerlo en valor, agregarle pedagogía y luego trasmitirlo a todo el mundo, además fue co organizador de la Milonga Porteño y Bailarín, que durante más de diez años fue reducto obligado para la élite del ambiente. También es uno de los fundadores del Taller de Tango de la Facultad de Ciencias Exactas de la UBA, un espacio cultural impensado que ya lleva 20 años de feliz resistencia. La gira que arranca en marzo abarca las ciudades de Nueva York, Austin, Aspen, Miami, Boston y Portland, entre otras, donde además de dar clases y mostrar su obra pictórica, Garófalo compartirá la pista con bailarinas que fueron significativas en su largo recorrido por el tango.

Teatro, tango y poesia en Intimos, la obra que protagonizó con Eladia Córdoba 

“Algunas de las ideas y obsesiones que me han seguido y que he investigado, desarrollado como bailarín, artista plástico, docente, director y coreógrafo comienzan a juntarse en un todo. Es así como volveré a bailar con Mariela Franganillo, con quien hice las primeras presentaciones de Los Tangueros en el Teatro Cervantes, el viejo Parakultural, en el Centro Cultural Recoleta y muchos otros espacios. Con Valeria Solomonoff nos encontramos en la misma búsqueda, abrir la improvisación usando el tema del rol en la danza como un diálogo abierto, más allá del género y a un público sin experiencia en este baile. Con Rebecca Shulman volveremos a encontrarnos en el placer de improvisar libremente. Todo esto sucederá en NYC pero también visitaré ciudades en las que no estuve, como Miami y Austin. Como dije, es un viaje plagado de reencuentros, amistades y Tango, después de 30 años” cuenta con entusiasmo.

En el circuito su nombre está asociado a momentos entrañables. Además de ser alguien muy querido, fue siempre un provocador profesional. Entre las actuaciones que particularmente recuerdo, fue el único que se calzó tacos altos para ironizar con gracia sobre el rol femenino en el baile (ver video). Las noches interminables en Porteño y Bailarín, y las exhibiciones que hacía con Stassi perduran en la memoria de quienes transitaron aquellos salones suspendidos en la neblina del cigarrillo. Ojalá los milongueros de Estados Unidos aprecien y disfruten su visita y sus clases, ahora que tanta falta les hace un abrazo verdadero….

Sin comentarios

Imperdible muestra de Guillermo Monteleone en Salón Canning

Desde que en noviembre pasado el querido Salón Helénico (alias Salón Canning o Milonga Parakultural) puso en valor sus instalaciones, modificando el gran espacio para dejarlo adecuado a los estándares de confort contemporáneos y, fundamentalmente, a tono con las normas que rigen la actividad bailable en Buenos Aires, el lugar ha quedado irreconocible. Atrás quedaron los años de la moquette gris alrededor de la pista cuadrada de parquét (con algun que otro desnivel), atrás el amarillento apagado de los muros que le daba una atmósfera sepia al mundillo milonguero. Ahora las paredes lucen de blanco radiante, hay piso de mosaico en damero alrededor de la pista, aire acondicionado con frio polar y la estudiada iluminación a leds realza el clima de esa burbuja atemporal quenos hace flotar por encima de cualquier realidad.

Con mucho esfuerzo, se recicló el pasillo de acceso al salón, ahora convertido en una especie de galería de arte profesional iluminada y lista para recibir como se debe a la obra de los artistas que exponen, como siempre. La primera muestra que inaugura esta nueva etapa no podía ser otra que la del gran Guillermo Monteleone, un fotógrafo que desde hace 20 años se dedica a mirar de cerca el tango danza. Aunque su principal ocupación dentro del oficio es la fotografía publicitaria, quedó atrapado en el 2x 4 cuando décadas atrás retrató a Miguel Ángel Zotto con el ballet de Ana Stekelman durante el espectáculo Jamines, en el antiguo Casablanca. En el mundo Montelone es conocido por el famoso mural de 12 metros x 3 que compuso con la imagen de los habitués de la milonga Parakultural, un popurrí de caras, abrazos y recuerdos indelebles para los quienes hemos pasado madrugadas en ese mágico salón.

Renovado, y con el mural de Monteleone, al fondo Gza FB Parakultural

“Anhelos” incluye unas 28 imágenes de parejas profesionales y otras de situaciones que ocurren en la milonga. “No bailo, pero en una época tomé clases para poder entender el movimiento y capturarlo mejor. A veces pasa que vienen al estudio parejas profesionales que tienen una impronta muy propia y que aunque parezcan repetidos, mientras buscan sus poses y movimientos, siempre surge ese momento especial que es muy de ellos. Mi intención es registrar esa esencia” cuenta Guillermo. “Es lo que los hace diferentes. Hace unas noches estando en Canning salí a la vereda y vi entrar a una chica sola con un vestido azul, muy linda, era extranjera. Al rato sale otra y se cruzan. Eso es algo indescriptible. Todos van a buscar esa sensación que solo la da el abrazo del tango. No ocurre en ningún otro lugar ni en ninguna otra disciplina. Por eso la muestra se llama Anhelos.”

Viola, Plebs y Monte, en la inauguración Gza Monteleone Tango

Con las paredes luminosas y manteles azules sobre las mesas, las noches de milonga (lunes, martes, viernes) se animan cuando Omar Viola toma el micrófono para pasar anuncios y presentar a la pareja de la noche El lugar está cambiado, sí, pero es el mismo. Y claro, el espléndido mural de Monteleone conserva su majestuosa pared en el fondo. “El mural surgió de casualidad, porque Pipa, que entonces (hace diez años) era el encargado de los baños y vendía soouvenirs en la entrada, me pidió que hiciéramos algo para ofrecerle a los turistas. Compuse la foto e hicimos posters. Cuando hace unos años falleció, su hijo me llamo para avisarme que Pipa había dejado un sobre para mí. Era el dinero de las últimas ventas. Aún hoy la gente sigue preguntándome porque no está en la foto si siempre fue habitué del lugar” agrega no sin nostalgia.

La muestra puede verse hasta marzo. Es imperdible. Av. Scalabrini Ortiz 1331, Palermo. Durante la semana a partir de las 21. Tambien hay material en la web de Monteleone (link aca)

Sin comentarios