Tres años sin Pepe Eliaschev

 

Hoy hace tres años nos dejó José Pepe Eliaschev, luego de pelear contra el cáncer con mucha valentía. No podía ser de otra manera: desde que lo conocí a fines de los 80, entendí que Pepe era un apasionado de la vida. Fue director de radio Municipal y mantuvo un espacio de pluralismo ideológico importante en los albores del menemismo. Su programa “Esto que pasa” fue un ícono de la radio; mucha gente esperaba cada día su editorial para saber qué pensaba sobre los temas más relevantes de la actualidad nacional e internacional. Como los periodistas de raza, Pepe era punzante y culto. Claro está, también, controvertido. Cuando ya estaba bastante enfermo, nos dejó su último legado, perdurable: descubrió que el gobierno de Cristina Kirchner había hecho un pacto secreto con Irán. El kirchnerismo intentó descalificarlo, pero finalmente se supo la verdad. Lo extrañamos a Pepe. Hacen falta muchos referentes como él en estos tiempos de grietas absurdas y análisis frívolo. Periodistas, sin necesidad de adjetivos.