Economía III: Y si el maná del agro no cae del cielo?

El Gobierno está viviendo, más que nunca, de prestado luego de que implosionaran la ilusión de vivir con lo nuestro y de pesificación compulsiva de la economía: subió las tasas de interés para enfriar la demanda del dólar -al costo de encarecer el crédito y frenar el nivel de actividad-, le pidió dinero adelantado a las cerealeras a través de una suerte de préstamos a 180 días, vendió caro bonos de la Anses, prometió pagarle a Repsol, las empresas del CIADI y al Club de París para lograr nuevos fondos…y la lista continúa.

El desafío que se presenta cuando uno pide prestado es que debería aprovechar esos fondos para mejorar su situación estructural; de lo contrario luego deberá pedir más y más. Basado sobre la premisa de que el segundo trimestre será mejor que el primero por los “dólares del agro” el Gobierno espera encontrar esas soluciones para poder pasar el 2014 sin mayores sobresaltos.

El problema es que en el Gobierno hay funcionarios importantes que creen que el maná de dólares que ingresen al país por la liquidación de la cosecha 2014 no será ni de lejos lo abundante que muchos hombres del equipo económico y analistas privados -críticos o no- aguardan con esperanza para los próximos dos meses. Y lo alertaron en las más altas instancias gubernamentales. Por lo tanto, no descartan un escenario de crisis.

Habrá que ver si se toma nota de estas advertencias y se adoptan medidas más profundas o continúan los papelones como el del impuesto a los autos de “alta gama”, anunciado en noviembre pasado (ver desde el 1:20 del video de Coquiland) que buscaba más recaudación y terminó frenando a uno de los sectores más dinámicos de la economía argentina.

Sin comentarios