Un paseo por el Rosedal de Buenos Aires

 

Una de las tantas postales del Rosedal

El año pasado cumplió nada menos que 100 años. Es casi una abuelita ilustre, de esas que uno ve por la calle arregladísimas, llevando con gracia el glamour de antaño. Así veo yo al Rosedal. Y me imagino la época en la que estaba poblado de señoras de vestidos largos y sombreros de ala ancha, y señores de bigotín y bastón. Eran las épocas de mi bisabuela, de paseos largos cargados de distinción.

Se trata de uno de los parques más emblemáticos de la ciudad, el que eligen múltiples quinceañeras y recién casados para ser telón de fondo de sus fotos y a donde acuden muchísimos enamorados a pasear abrazados. Y no es para menos: se trata de un jardín cuidado con esmero, en el que las rosas embelezan y perfuman todo el ambiente. Tan lindo es, que en 2012 recibió el “Garden Excelence Award”, un premio de reconocimiento internacional otorgado por la Federación Mundial de las Sociedades de Rosas (WFRS). Fue el primer jardín de Sudamérica en ganarlo.

Las rositas “cocktail” que me encantaron

Un poco de historia:

Diseñado por Benito Carrasco, discípulo de Carlos Thays y por entonces Director de Parques y Paseos de la ciudad, abrió sus puertas por primera vez al público el 24 de noviembre de 1914 con 14.650 rosales de 1189 variedades distintas. Hoy por hoy cuenta con unas 18 mil rosas de 93 especies diferentes, todas dentro de un radio de 3,4 hectáreas, que a su vez están ubicadas dentro del Parque 3 de Febrero. (El dato curioso es que este enorme espacio verde solía pertenecer a Juan Manuel de Rosas. Con su posterior caída del poder, las tierras fueron expropiadas y luego bautizadas por Domingo Faustino Sarmiento “3 de febrero”, en homenaje a la batalla de Caseros en la que el caudillo fue derrotado.)

Si bien durante muchísimos años fue un espacio distinguido de nuestra ciudad, durante la década del 90 sufrió un prolongado período de descuido, que finalizó con el apadrinamiento de la petrolera YPF, quien financió en 2008 una gran remodelación y puesta a punto. En 2012, debido a la reestatización de la empresa, pasó nuevamente a manos de la Ciudad de Buenos Aires, quién ahora destina presupuesto para mantenerlo esplendoroso.

 

El parque incluye rosas híbridas de té, floribundas, trepadoras y arbustivas y desde el 2011 tiene asegurado su aspecto original gracias a que la Legislatura de Buenos Aires lo declaró patrimonio histórico por considerar que hace a la identidad de la ciudad. Desde entonces cualquier restauración debe hacerse siguiendo su diseño original.

Queda en Avenida Infanta Isabel al 900, y no puedo más que recomendarles que vayan a conocerlo. Es una delicia. ¿Fueron ya? ¿Qué fué lo que más les gustó?

 ¡Jardín de Bolsillo tiene página de Facebook! Click en ME GUSTA en este LINK para recibir día a día tips y consejos de jardinería y también para compartir fotos de los progresos de nuestro trabajo.

También podés seguir al blog vía Twitter. Sólo tenés que entrar a www.twitter.com/jardinDB y darle al botón de SEGUIR/FOLLOW


  • Rosa Favale Macías

    Qué buen post! También puse en mi blog un paseo que realicé hace unos años, pero los datos que aportas son un interesante recorrido por su inauguración y su pasado. Me encantó. Un abrazo

  • Lucila Runnacles

    Estuve el último fim de semana y la verdad que me encantó. Hace años que vivo acá y nunca había tenido el interés en ir. La verdad que me sorprendió mucho. Altamente recomendable la visita.

  • bartolo

    he visto un sitio que hay casetas de jardin super economicas http://www.casetasdejardin.es