Paso a paso para armar tu kokedama

¡Hola Jardineros! Hoy tenemos un aporte por demás interesante: hace poco me encontré en Facebook con la noticia de que Nuria Bascialla, amiga y ex compañera de facultad, estaba haciendo un curso de Kokedamas. Me encantaron las fotos que subía de sus progresos y le pedí que compartiera el proceso de armado de este arte en el blog. Nuria gentilmente accedió, y este es el resultado. Espero que les guste tanto como a mí, y que les sirva para poner manos a la obra.

“Nunca tuve en mi casa más que un potus y un palo de agua (regalados ambos) y la realidad es que siempre preferí las plantas que se cuidaban solas y a las que no había que prestarles mucha atención. Hasta que un buen día se me dio por hacer un curso de kokedamas. ¿Por qué? Porque me encantan y porque son bastante caras. Así que en lugar de salir como una frenética a comprarme 3 o 4 y fundirme, decidí invertir y tirarme a la pileta haciéndolas yo misma. Veía los kokedamas por todos lados … si, LOS veía … y hago esta aclaración porque casi todos se refieren a ellos en femenino (lo que resulta comprensible cuando uno piensa que su traducción literal es “bola de musgo ” en japonés) cuando en realidad lo apropiado es referirse a ellos en masculino.

En este momento me encuentro en plena etapa de práctica, regalándole ejemplares a familiares y amigos y llenando mi casa de bolitas de musgo,  tanto que al día de hoy mi depto parece showroom.

 Para hacerlas necesitamos estos materiales:

- Una planta enraizada

- Un recipiente donde hacer la mezcla

- Barro arcilloso

- Mezcla de tierra

- Rociador

- Hilo/tijera Seguir leyendo

Kokedamas: la última moda en jardinería

Vía Wikispaces

Originarias de Japón, las Kokedamas son sin lugar a dudas una forma novedosa y creativa de apreciar las plantas. Lindísimas desde todo punto de vista, plantean un desafío para los que amamos el verde y queremos incursionar en nuevas formas de cultivo. Parientes de los bonsáis, las Kokedamas (Koke, musgo, y dama, bola en japonés) no son otra cosa que plantas contenidas en bolas de musgo y sustrato, que necesitan mantenerse hidratadas.

Cada día las veo con más frecuencia en viveros, e incluso en puestitos en la calle, y parecen algo complicado de llevar a cabo, pero la realidad es que cualquiera puede hacerlas ;) Veamos cómo: Seguir leyendo

Glicina, la planta venenosa más linda de todas

Una glicina increíble, vía Feverblue

Viendo todos los comentarios que generaron estas bellísimas plantas en la página de Facebook de Jardín de Bolsillo, opté por dedicarles un post, que bien merecido lo tienen, sobre todo porque a desde mi punto de vista, están entre las plantas más espectaculares que hay. La idea de esta entrada es darles un poco de información si es que están pensando en darles un espacio en su jardín o balcón, o bien si simplemente les interesaría conocer un poco sobre ellas.

Esta planta tiene flores que se ven a la distancia, tan pintorescas que parecen surgir de un cuadro impresionista. Pertenece a la familia de las leguminosas y es originaria de América del Norte, China y Japon. Su nombre científico es Wisteria, y se lo debe al americano Gaspar Wistar, médico y anatomista en cuyo honor se la bautizó. Su tronco es leñoso, grueso, poderoso y retorcido y sus hojas son caducas. Seguir leyendo

Remedios caseros contras las plagas N° 2

Como lo prometido es deuda, vamos con la segunda entrega de las opciones NATURALES que existen para combatir bichos y hongos maléficos, incluyendo TRAMPAS. ¿Ustedes conocen algún otro preparado? ¡Se agradecen todos los aportes!

Una huerta orgánica, sin pesticidas, vía julieGibbons

  • Para larvas de mariposa (esas que encontrás arrolladitas en el borde de las hojas): un litro de agua caliente y un puñado de hojas de salvia triturada. Lo dejás filtrar un ratito y después pulverizás.
  • Infusión de Tabaco: reutilizá las colillas de tus amigos/familiares fumadores y metelas en un recipiente con un litro de agua (de paso, avisales que con eso vas a hacer un veneno, a ver si toman conciencia). Al día siguiente vas a tener una preparado nicotínico (y horrible) al que le tenés que sacar las colillas. Con eso rociá tus plantas para alejar a la arañuela roja, a los pulgones y a las cochinillas. Ojo que es tóxico.

Colillas, vía Mark Ramsay

  • Polvo de hornear: sirve para combatir hongos. Mezclas una cucharada en un litro de agua y aplicás todas las semanas. Chau oidio ;) Seguir leyendo

Remedios naturales contra las plagas

En pleno siglo XXI la ecología es y debe ser un asunto de todos, y como ya es de público conocimiento, usar pesticidas y fungicidas industriales no ayuda en lo más mínimo a la causa ecologista. Mi intención en este post no es ser más papista que el papa y condenar su uso (porque a veces no queda otra que aplicarlos…) sino hacerles llegar algunas opciones que nos da la madre naturaleza para reestablecer el equilibrio en nuestro jardín/balcón. Tenemos que entender que las plagas no son malas en sí (muy por el contrario cumplen un rol fundamental en el ecosistema) sino que simplemente uno a veces preferiría que no se instalen justo en NUESTRAS plantas.

La idea es que antes de aplicar venenos de cualquier tipo (que no sólo matan bichos, sino también a otras plantas y animales – y que además pueden ser potencialmente dañinos para tu salud y la de tu familia) pienses en toooodas las demás opciones, NATURALES, que existen.

El post lo voy a dividir en 3 entregas, porque como verán, las opciones son MUCHAS. Yo no las he probado todas, por lo que voy a apreciar enormemente que compartan sus experiencias usando estos preparados.  :)

¡Disfruten!

Preparados caseros 1:

  • Purín de ortigas: se colocan 100 gramos de ortigas por cada litro de agua. Se deja fermentar durante 3 o 4 días, después se diluye en un poco más de agua y se utiliza para regar sobre las raíces o para rociar las hojas con un rociador. Es un MEGA fertilizante que va a mantener alejadas a numerosas plagas. (Ojo cuando recolectes las ortigas porque pinchan y dejan ronchas, si lo sabré yo…). También se pueden hervir las ortigas, hacer una infusión, dejar enfriar y colar. Es igual de efectivo. Seguir leyendo

La nueva página de Facebook de Jardín de Bolsillo

¡Amigos! ¡Jardín de Bolsillo ya tiene página de Facebook!

Un espacio en el que la idea es compartir experiencias, ideas, tips y toda clase de información relativa a este mundo que nos gusta tanto: el de las plantas, flores y jardines.

Para todos aquellos que ya tienen una cuenta en la red creada por Mark Zuckerberg, lo único que tienen que hacer es iniciar sesión, hacer click en ESTE LINK y luego click de nuevo en el botón de ME GUSTA.

Los que aún no tienen cuenta en esa red social, pueden REGISTRARSE AQUÍ, luego hacer click en ESTE LINK, y finalmente darle click al botón ME GUSTA.

Los espero por ahí :)

Saludos!

 

 

 

Nueva serie: plagas algodonosas

Los próximos dos posts los vamos a dedicar a un par de plagas blanquitas, pegajosas y algodonosas, que molestan bastante: las cochinillas algodonosas y la mosca blanca. Últimamente recibí bastantes consultas sobre estas plagas molestas, e incluso yo misma las estuve padeciendo. Afean mucho las plantas y son bastante problemáticas a la hora de erradicarlas. Veamos la primera:

- La  cochinilla algodonosa

Una Santa Rita atacada, vía Jardín Mundani

Estos bichitos horribles (de todo corazón, los veo y me dan urticaria) se ubican generalmente en el envés de las hojas y vienen pertrechados con una caparazón que los proteje de los ataques externos, por lo que son bien difíciles de erradicar. Si lo sabré yo, que casi me matan un malvón espléndido que tengo.

Los hay de distintos tipos, y de los que nos vamos a ocupar hoy es de una variedad que aparece recubierta de una suerte de algodón bien blanquito. Se dedican a chupar la savia de las plantas y hacen que las hojas se pegoteen con azúcares, las cuales primero se decoloran y después caen al piso, dejando tus plantas escuálidas y feúchas. Sobre esta melaza después suele instalarse el hongo de la fiumigina, que cubre las pocas hojas que quedan de un polvo negro.

Cochinillas algodonosas atacando una palmera, vía BarresFotonatura

Una buena forma de erradicarlos es limpiando las superficies donde se encuentran con un algodón empapado en alcohol etílico. También es muy efectivo el alcohol de ajo, que es bien natural y un antibiótico natural. Y si la plaga no desaparece tenés dos opciones: o la tirás u optás por un insecticida de amplio espectro. No es lo mejor (en términos ecológicos) pero sí bastante efectivo. Seguir leyendo

Fanáticos de los bonsai

¡Hola a todos! Hoy arrancamos con una nueva sección, dedicada a todos los que tienen ganas de acercar su pasión por las plantas o sus propios conocimientos de jardinería al blog. La idea es dejar el espacio abierto para que cada tanto tengamos “un invitado” que nos cuente sobre la parte del mundo vegetal que le apasiona. Para esta primera entrega, le pedí a mi primo Erwin Swoboda (quizás lo recuerden por la foto de los mini cactus que incluí en un post anterior) que nos cuente sobre los bonsai. Él hace mucho que estudia esta milenaria técnica de cultivo de árboles, que se destaca por la producción de ejemplares que a mí personalmente, me dejan muchas veces sin aliento. En fin: pasen, lean y conozcan un poco más sobre este interesante mundo. Quien les dice… en una de esas encuentran un nuevo hobby :D

¡Aquí va!

——————

La traducción más literal de la palabra japonesa Bonsai (Penjin en chino) sería “planta en maceta o bandeja”. Si bien su expresión más conocida es la japonesa, una de las muchas teorías sobre el origen de este arte sugiere que el mismo nació en China hace siglos, incluso milenios, cuando los monjes budistas extraían pequeños árboles y plantas que nacían atrapados entre los ladrillos y bloques de piedra de sus templos y monasterios, y los colocaban en pequeños recipientes como ser macetas o tejas para que continuaran viviendo. Con el tiempo, empezaron a darles forma y a guiar su crecimiento a fin de que resemblaran aquellos viejos árboles que han logrado crecer en zonas adversas como riscos y acantilados, y a los que los mismos elementos de la naturaleza han dado un sinfín de formas y tamaños diferentes. Hoy en día este arte está muy esparcido por casi toda Asia, y en proceso de expansión en varios países de occidente, a cuyos habitantes cautiva no solo por su estética individual, sino también por la gratificación y “terapia” que brinda a quienes nos dedicamos a su cultivo de manera más profesional.

Uno de los bonsais de Erwin que fue premiado en un concurso

Seguir leyendo