Hidroponia, el cultivo del futuro

 

Un cultivo hidropónico de lechugas, vía MauricioGouvea

¡Hola a todos!  Como veníamos anticipando en nuestra página de Facebook, finalmente llegó el tan ansiado tema de la hidroponía. Y como sucede con la mayoría de los temas que tratamos en el blog, este también da para hablar mucho, por lo que opté por hacer más que nada una guía introductoria para entender de qué hablamos cuando hablamos de hidroponía, y no tanto sobre  “cómo hacer un huerto hidropónico en casa”, lo cual como verán, tiene su ciencia.

Para empezar a entender no tenemos más que prestar atención al significado de la palabra: Hidroponía es el resultado de la conjunción de las palabras griegas Hydro (agua) y Ponos (trabajo), por lo que podemos deducir que de lo que estamos hablando de es “trabajo en el agua”.

Hay quienes dicen que los afamados jardines colgantes de Babilonia no eran otra cosa que cultivos hidropónicos, a pesar de que no existen pruebas de semejante afirmación.

Pero… ¿en qué consiste exactamente esta técnica? Pues bien, si tuviésemos que decirlo cortito y al pie podríamos decir lo siguiente: se trata del cultivo de plantas, en vez de en la tierra, en agua, asegurándonos de aportarle al medio líquido todos los nutrientes que estas puedan necesitar.

Un cultivo hidropónico casero de albahaca en Japón, vía M-Louis

¿Y cómo es esto posible?

En la mayoría de los cultivos, el suelo tiene la función de ser depósito de nutrientes minerales, siendo estos (y no el suelo) los indispensables para que la planta viva. Esta los absorbe a través de sus raíces, para lo cual necesita antes que el agua disuelva los minerales. Siguiendo con esta línea de pensamiento, podemos sacar la conclusión de que es posible, si le aportamos a la planta agua conteniendo todos los nutrientes que necesita, “saltearse” la necesidad del suelo.

Casi todas las plantas pueden vivir a través de este método, pero la realidad es que hay algunas plantas a las que “se les da mejor”.

Tan eficaz es esta técnica que en todo el mundo existen cultivos hidropónicos de gran tamaño, los cuales tienen, entre uno de sus beneficios principales, el que permiten optimizar (y mucho) el espacio, produciendo en una menor extensión, mucho más que los métodos de agricultura tradicionales. Esto, para un mundo superpoblado e hipercontaminado, con suelos degradados y con un clima alocado a causa del calentamiento global, es una buena noticia, ya que otro de los tantos beneficios que ofrece la hidroponía es que permite controlar muchas de las variables de cultivo.

En el caso de los cultivos puertas adentro, es ideal para aprovechar bien los espacios: las ventanas, las paredes, el techo y cualquier otro lugar disponible.

Tomates hidropónicos en Italia, vía Wikimedia Commons

Veamos algunas otras de sus ventajas en relación a los cultivos tradicionales:

  • Casi no crecen malezas (menos trabajo y menos venenos)
  • Las plantas no sufren de lo que se llama “estrés hídrico”, porque, lógicamente, nunca les falta el agua.
  • Permite instalaciones superpuestas (una arriba de la otra) para aprovechar mejor la luz y el espacio.
  • El período de cultivo es mucho menor. Las hojas tallos y frutos de la planta crecen más rápido gracias a que tienen todo lo que necesitan.
  • Permite controlar la nutrición de la planta y corregir las deficiencias y excesos con mucha facilidad, incluyendo el PH.

Ahora sí, algunos conceptos generales

La hidroponía puede ser relativamente simple o muy compleja, dependiendo de los elementos con que se cuente y de la extensión y o profesionalismo del proyecto.  Lo que sí tenés que saber es que dependiendo del sistema de nutrición, hablamos de tres tipos de hidroponía diferentes:  de raíces en sólido, de raíces en líquido o de raíces en gaseoso. La primera forma consiste en humedecer el sustrato de anclaje en el que están ubicadas las plantas, la segunda en colocar las raíces directamente en el líquido de la solución y la tercera en aplicar los elementos nutritivos directamente sobre las raíces con un pulverizador.

Seguramente alguna vez viste los cultivos en líquido. Muchas veces se utilizan tubos de pvc con tapas en las puntas y agujeros en la superficie, desde donde salen, por ejemplo, plantitas de lechuga. Yo incluso las he visto así en el supermercado, como para que la gente las saque con raíces y todo, bien fresquitas, de la solución nutricia.

Trabajos experimentales de hidroponia en agua y sustratos. Laguna Larga, Cordoba, Argentina.

Algunos conceptos y elementos básicos:

  • Agua  de buena calidad (la de lluvia es la mejor, pero NO si vivis en la ciudad. Lamento decírtelo, pero la contaminación hace que esta se vuelva ácida. Bien distinto es si vivís en una zona rural de aire limpio y puro). Si optás por un cultivo hidropónico vas a tener que controlar todo el tiempo el nivel del agua, la cual al irse evaporando, concentra las sales nutritivas y daña las raíces.
  • Una bomba de aire (para proyectos caseros de hidroponía en líquido, sirve el aireador de los pecesitos de colores que supiste tener). El agua tiene que airearse con frecuencia: las raíces necesitan respirar.
  • Luz. Es fundamental. Algunas especies se contentan con 6 horas, otras necesitan más y otras menos, por eso es importante averiguar bien qué necesita la planta que vamos a cultivar.
  • Temperatura. Si tu cultivo es puertas adentro, prestale atención, ya que en muchos casos el calor es el encargado de activar la circulación de la savia. Siempre depende de la especie, pero sabé que por ejemplo, en general la temperatura ideal para la germinación está entre 21 y 25°C.

Lechugas hidropónicas, vía Wikimedia Commons

  • Recipientes de cultivo. Lógicamente va a depender del tipo de emprendimiento. Si es casero, podés usar muchos recipientes comunes, siempre y cuando sean opacos (no vale la luz directa a las raíces). Mientras más capacidad tengan, mejor. Un sistema caserito de cultivo consiste en hacer un pequeño agujero lateral y adosarle un pequeño tubo con un pegamento potente. Ese mismo tubito va unido a otro recipiente con solución nutritiva. La idea de este sistema  es que te permite llenar o vaciar el contenido subiendo o bajando el segundo recipiente.  Otra posibilidad es hacerle un agujerito en el fondo al recipiente principal y sellarlo con un corchito, el cual se saca cuando necesitas renovar el agua.
  • Sustancias nutritivas. Son el elemento fundamental alrededor del cual giran estos cultivos. Es muy importante fijarse bien las dosis de las sales, de la misma forma en que le prestas atención a las dosis de los fertilizantes. Si te pasas de la raya podés dañar las raíces.  ¿Qué contienen estas sales benditas? Pues todo lo que tus plantas pueden llegar a necesitar para prosperar: azufre, boro, calcio, carbono, cobre, fósforo, hidrógeno, hierro, magnesio, manganeso, molibdeno, nitrógeno, oxígeno, potasio y zinc, entre muchos otros elementos. Dependiendo de los síntomas de las plantas (por ejemplo, si amarillean puede ser falta de hierro) haremos las correcciones correspondientes. Las soluciones se venden ya preparadas en las casas especializadas, para que los que recién están aprendiendo no se vuelvan locos preparando las combinaciones manualmente.
  • Sustrato o estructura de anclaje. Se utiliza para el primer tipo de hidroponía que mencionamos.  Ayuda a que la planta se aferre al recipiente. Puede ser arena de río, grava, piedra pómez, virutas, cascarilla de arroz, perlita, fibras de coco, turba o lana de roca, entre otros.

Un cultivo hidropónico bien de cerca, vía MauricioGouvea

Eso es todo amigos, espero con este post haberlos ayudado a tener una visión un poco más acabada de lo que son este tipo de cultivos. Si les interesa adentrarse un poco más en la cuestión, en la escuela de jardinería Juan O Hall de la UBA dan cursos para principiantes.

 

¡Jardín de Bolsillo tiene página de Facebook! Click en ME GUSTA en este LINK para recibir día a día tips y consejos de jardinería.

También podés seguirnos vía Twitter. Sólo tenés que entrar acá www.twitter.com/jardinDB y darle al botón de SEGUIR/FOLLOW

  • Roberto

    Hola, muy bueno el post, si disponés de alguna direccion que provea datos de inversión y costos me interesa, desde ya gracias.

  • Drop

    Comparto nuestra experiencia en hidroponía:
    http://es-la.facebook.com/pages/Drop-Hidropon%C3%ADa/434433656604926

  • Romi

    hola! te cuento que estoy recieeen empezando con todo esto de la jardineria con un par de plantitas en macetas (vivo en departamento) y quiero felicitarte por tu pagina, he leido varios articulos tuyos que me ayudaron mucho gracias a tu claridad y a la simpleza con que redactas, realmente son muy esclarecedores y entretenidos tambien. muchas gracias!

  • Romi

    una duda respecto a los nutientes del agua, lei en otra pagina que usar un poco de sal marina diluida en el agua cada 2 semanas ayuda a las plantas a crecer mejor.. es cierto? no se dañan sus raices??

    • http://blogs.lanacion.com.ar/jardin Ines Pujana

      Hola Romi! Sinceramente no tengo registro de esto que comentás…